La ciudadela se convierte en un gran espacio expositivo sobre los Sanfermines con piezas, carteles y proyecciones


PAMPLONA, 2 de julio (EUROPA PRESS) –

Este verano, la Ciudadela se convertirá en un gran espacio expositivo de Sanfermines con cuatro exposiciones que mostrarán obras de la colección de arte contemporáneo del Ayuntamiento de Pamplona de 27 autores, obras creadas expresamente por 57 artistas locales, 44 carteles de diseñadores navarros para algunas fiestas que no pueden se celebrará y tres proyecciones audiovisuales. Además, del 6 al 14 de julio, las figuras de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos estarán en la planta baja de la Sala de Armas.

Del 2 de julio al 12 de septiembre se podrán ver los ‘Sanfermines imaginados’ en el Pabellón Mixto y Los años que no bailamos en el Polvorín 2020-2021. Carteles para una fiesta que no podía estar en el horno con ‘miradas … sensaciones … emociones …’ y terminando con una ‘guerra de tristeza’ en el primer piso de la armería. Recuerdos de una fiesta como ninguna otra ‘.

Una propuesta para un año en el que la prudencia y la responsabilidad sanitaria han llevado a suspender la celebración. Está en el programa ‘¡Viva Pamplona viva!’ Organizado por el ayuntamiento y ofrece más de 400 actividades culturales con propuestas para todos los días de verano.

El horario de visita a las exposiciones es de martes a sábado de 11.30 a 13.30 horas y de 18.30 a 20.30 horas y domingos y festivos de 11.30 a 13.30 horas. Además, las salas abrirán el lunes 12 de julio.

En la presentación de las exposiciones, la concejala delegada de Cultura e Igualdad, María García Barberena; el coordinador de “Sanfermines imaginados” y presidente del Ateneo Navarro Pedro Salaberri; el coordinador de ‘2020 2021. Los años que no bailamos. Carteles para una fiesta que no pudo ser ‘Luis Garbayo, y el comisario de’ Guerra a la tristeza. Recuerdos de una fiesta única ‘, Javier Manzanos.

En particular la exposición “Guerra a la tristeza. Recuerdos de una fiesta única ‘salva piezas significativas del legado artístico de San Fermín, que se conserva en el patrimonio urbano en la colección de arte contemporáneo. Son souvenirs que recuerdan a una fiesta que, sin perder su verdadera identidad, no para de evolucionar. Ofrece un sugerente viaje en el tiempo a través de esta fiesta inédita que va desde el cartel de Basiano de 1929 pasando por los Sanfermines de la década de 1950 hasta la actualidad y finaliza con la Zapi gorria de Julio Pardo, este pañuelo rojo que te hace soñar y navegar en una plaza distópica. invita del Castillo.

En total, hay fotografías, pinturas y esculturas de 27 autores de distintas épocas y orígenes que detienen el tiempo y brindan la oportunidad de “reflexionar sobre las celebraciones que tuvimos, que anhelamos y que queremos seguir siendo”.

La exposición conjunta “Sanfermines imaginados”, organizada en colaboración con el Ateneo Navarro, tiene como objetivo fomentar la reflexión sobre las fiestas. Para ello, el Ayuntamiento de Pamplona invitó a más de 50 artistas a realizar una obra concreta con texto. Puedes ver el trabajo de 57 de ellos, todos de nueva creación.

El catálogo de la exposición recuerda que el ayuntamiento presentó ya en 1995 la exposición “Pintando los Sanfermines”, en la que 18 artistas recrearon una idea o un sentimiento que aludía a las celebraciones y lo hacían desde entendimientos muy distintos. Señala que “los sanfermines en las artes plásticas, a excepción de la fotografía, no hicieron demasiados aportes estéticos, mientras que tuvieron una presencia constante en la literatura o el diseño de carteles”.

A diferencia de entonces, “esta vez no se trata de hablar de ellos como entonces, ahora tenemos que crearlos desde su memoria, a partir de lo que han significado de una forma u otra para cada participante, y sigue siendo una buena oportunidad para ellos, aparecen los formas muy diferentes en las que tenemos que vivirlas ”.

La exposición ‘2020 2021 The Years We Don’t Dance’ se basa en una idea similar de invitar a personas creativas a realizar un trabajo exprofeso. Carteles para una fiesta que no pudo ser / Ezin izan zen festa baterako kartelak ‘representados junto a la Asociación Navarra de Empresas de Comunicación y Publicidad. La idea era encargar el diseño de un cartel imaginario de San Fermín para unas fiestas que no se celebran para “paliar esos dos años consecutivos sin San Fermín”. Se invitó a diseñadores, artistas y estudios de diseño de Navarra.

El catálogo de la exposición hace un recorrido por la historia de los carteles de festivales y sus autores. El más antiguo que se conserva data de 1846. Como los demás carteles del siglo XIX, tiene un estricto carácter taurino, aunque en pocos años se cuela la imagen de Pablo Sarasate o elementos musicales. En el siglo XX, los motivos se amplían y el estilo de las revistas ilustradas se copia y traslada a la fotografía.

La propuesta en el horno, que también se podrá ver del 2 de julio al 12 de septiembre, es completamente diferente, ya que se trata de proyecciones audiovisuales. En cuanto al espacio, el ayuntamiento apostó por una instalación audiovisual con tres proyecciones en diferentes momentos de San Fermín. La edición e instalación fue producida por Arena Comunicación Audiovisual y es obra de Acrónica Producciones.

Dos de las proyecciones ofrecen diferentes momentos (‘momenticos y momentazos’) de las fiestas de San Fermín con una duración de aproximadamente 10 minutos cada una. El tercero es una proyección en el suelo que ofrece dos mosaicos con la fusión de imágenes, sensaciones y emociones que tienen lugar en Pamplona.

COMPARACIÓN DE GIGANTES Y CABEZUDOS

Finalmente, del 6 al 14, la planta baja de la Sala de Armas acogerá una exposición de figuras de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Pamplona. Dado que las tropas no podrán visitar la ciudad en sus fechas habituales del 6 al 14 de julio, quisieron instalarlas de tal manera que puedan ser visitadas en estas fechas.

Esto abre la posibilidad de que todos los que quieran ser fotografiados junto a Braulia, Toko-toko, Esther Arata y los otros gigantes, así como con una representación de los Kilikis, Zaldikos y cabezudos, formen parte de la Comparsa con el dimensiones de distancia y capacidad.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *