Marruecos investiga el origen de la broma en redes sociales y WhatsApp que hizo la travesía a Ceuta. promovido

Marruecos investiga el origen de la broma en redes sociales y WhatsApp que hizo la travesía a Ceuta.  promovido


Noticias similares

La policia de Marruecos Abrió este miércoles una investigación judicial para identificar y detener a los responsables de la incitación, difundida por Internet ese martes, que animó a cientos de jóvenes a entrar ilegalmente a la ciudad española. Ceuta.

La Dirección General de Seguridad Nacional (DGSN) dijo en un comunicado que está investigando los rumores difundidos en las redes sociales y aplicaciones de mensajería de que las autoridades marroquíes han suavizado «las medidas de control fronterizo» entre Marruecos y la ciudad autónoma.

Estas falsificaciones animaron a centenares de personas, en su mayoría menores de edad, a desplazarse desde diversas localidades hasta la localidad marroquí de Castillejos, que se encuentra a tres kilómetros de la frontera y desde donde se realizan normalmente los saltos a Ceuta.

Sin embargo, las fuerzas de seguridad impidieron que estas personas se acercaran a la frontera desplegando un gran dispositivo antidisturbios en Castillejos.

La peor crisis migratoria

La nota de la DGSN agrega que mientras se implementaron estas medidas de seguridad, algunos candidatos de inmigración ilegal arrojaron piedras a las fuerzas de seguridad y destruyeron dos vehículos privados que se encontraban cerca del lugar.

Durante el motín, las patrullas policiales detuvieron a cinco personas que presuntamente estuvieron involucradas en la puesta en marcha de estos hechos.

Por otro lado, los servicios de seguridad bloquearon las carreteras y prohibieron que los taxis llevaran a las personas de Tetuán y otras localidades cercanas a Castillejos, lo que les permitió controlar la situación.

El 18 de mayo, Ceuta vivió su peor crisis migratoria cuando cerca de 10.000 migrantes, entre ellos muchos menores, entraron de forma irregular en el enclave español en medio de la pasividad marroquí y las tensiones diplomáticas entre Rabat y Madrid.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *