«Ella pensó que venía a cuidar a los ancianos, no a ser una prostituta»

«Ella pensó que venía a cuidar a los ancianos, no a ser una prostituta»

El imputado junto con el segundo imputado, acusado de haber simulado una relación para regularizar su situación. / ARNLAS JV

La policía confirma que la joven colombiana que se fugó de un apartamento en Pardaleras denunció que la mujer que la llevó a España la había traicionado.

Evaristo Fdez.  De Vega

La Audiencia Provincial de Badajoz acogió este miércoles la segunda sesión del juicio que sienta en el banquillo a una mujer de nacionalidad colombiana acusada de haber obligado a su compatriota a la prostitución que se habría ido a España pensando en trabajar en el cuidado de personas mayores.

En la audiencia celebrada el martes en la audiencia de Badajoz, la presunta víctima negó la existencia de este delito. Dijo vía videoconferencia desde su país de origen que cuando cruzó el océano sabía que tendría que realizar servicios sexuales para devolver el monto del boleto, versión que coincide con lo dicho por el imputado.

Pero lo que dijeron estas dos mujeres no se parece a lo que dijo la niña el día que salió huyendo de la ciudad de Badajoz con la colaboración de un cliente que la ayudó a viajar en autobús a Madrid, donde pidió la ayuda de la Policía Nacional para reportar haber sido víctima de trata de mujeres.

De lo que le contó a Barajas, el policía que tomó su declaración en Madrid ya ha declarado. Según explicó, la niña se encontraba en una situación económica difícil, tenía 22 años y era madre soltera de dos, cuando pidió ayuda a una mujer que le ofreció un trabajo en España.

La denuncia forma parte del informe policial que dio lugar a la investigación que condujo a la detención de la mujer que pagó el pasaje y viajó con ella desde Colombia hasta el apartamento de Badajoz donde trabajó solo un día como prostituta.

Una de las personas que ayudó a esa joven es una técnica del Proyecto Solidaridad, una iniciativa impulsada por las Hermanas Adoradores hace más de 20 años para apoyar a las mujeres que forman parte de las redes dedicadas a la trata con fines de explotación sexual. “Se puso en contacto con una mujer en Facebook que le dijo que tenía un amigo en España que podía ayudarla. Su idea era pasar tres meses en España trabajando como empleada doméstica o cuidando a personas mayores. Pagó el pasaje, viajó en el mismo avión, le dijo cómo debía comportarse en los controles policiales y le dio 1.000 euros para que fingiera que venía de turista ”, dijo este técnico.

Ella conocía todos esos detalles porque fue ella quien la asistió mientras denunciaba los hechos a la policía. “Cuando llegó a Badajoz, la metieron en un piso con otras dos mujeres. El día 26 la dejaron descansar pero el día 27 le dijo que tendría que trabajar de prostituta hasta que se pagara la deuda, que no podía salir del apartamento hasta que estuviera pagada.

En ese comunicado la policía también dijo que el acusado le tomó algunas fotos con ropa escasa para publicar en una página de citas donde se ofrecían sus servicios sexuales bajo el apodo de ‘Luna’. terror, nunca olvidaré su expresión ”, ha dicho al tribunal el inspector que encabeza uno de los grupos de la Policía Exterior de Badajoz y la Brigada Fronteriza.

En su denuncia también se indica que la imputada le explicó que tenía que prestarse a felaciones o prácticas sexuales de las que no tenía conocimiento, consumiendo también drogas si un cliente lo solicitaba. «En todo momento ha declarado que ha sido objeto de engaños, coacciones, amenazas, servidumbre por deudas … Se cumplen todos los requisitos para la trata de personas», resumió el técnico del Proyecto Esperanza.

Para el fiscal, es fundamental que al dictar la sentencia el tribunal tenga en cuenta que en este tipo de delitos es muy difícil que los denunciantes ratifiquen las denuncias por la presión a la que están sometidos. «Cuando presentó una denuncia, pidió aprovechar el programa de protección de testigos, tenía miedo de sufrir represalias», recuerda el oficial que tomó su testimonio.

Ahora le toca al tribunal valorar lo sucedido en un juicio que también aclara si el principal imputado ha fingido relación con otra mujer para regularizar su situación en España.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *