fotonoticia 20210622172559 1024


PAMPLONA, 22 de junio (EUROPE PRESS) –

50 personas con discapacidad intelectual están participando en el proyecto piloto “Forest Bathing”, que está siendo desarrollado por la Granja Escuela Gure Sustraiak en el Valle de Ollo. Las concejalas de Derechos Sociales, Mari Carmen Maeztu, y Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, han conocido esta tarde este proyecto piloto denominado “BiBos 6.0, Bienestar y Bosques”.

Como afirmaron los partidarios de esta iniciativa, “siempre se ha reconocido el poder restaurador del contacto con la naturaleza, pero no fue hasta la década de 1980 que comenzaron los primeros estudios científicos sobre los beneficios prácticos de esta práctica en Japón”. El término “baños del bosque” proviene del término japonés shinrin-yoku, que describe la inmersión en el bosque con los cinco sentidos.

Por parte de la Consejería de Derechos Sociales también participaron Inés Francés y Olga Sala de la Agencia de Autonomía y Desarrollo del Pueblo de Navarra, mientras que desde la Consejería de Desarrollo Rural y Medio Ambiente Fermín, Directora del Servicio Forestal y Cazador, Olabe parte.

El proyecto se desarrollará entre 2020 y 2022 en el Valle de Ollo, con cuatro grupos de personas con discapacidad intelectual que viven en los pisos funcionales y asisten al centro vocacional Gure Sustraiak, y dos grupos de educadores técnicos de esta instalación y la escuela Isterria.

Un total de 46 personas participan en cada uno de los 11 días de nado en el bosque, que se desarrollan durante un período de 3 meses.

El consorcio BiBos 6.0 está formado por las unidades FORESNA, Basartea, Gure Sustraiak y la Universidad de Navarra, un equipo multidisciplinar que tiene como objetivo evaluar la eficacia y aplicabilidad de los baños forestales a partir de los datos recibidos con el fin de replicar para facilitar posteriormente en otros áreas de Navarra y con otros grupos destinatarios.

El gobierno de Navarra está aportando 20.000 euros de los 100.000 euros que necesita para financiar el proyecto. El programa de desarrollo de proyectos de innovación social de Obra Social la Caixa y Fundación Caja Navarra aporta 51.000 euros, los 30.000 restantes serán financiados por las instituciones del consorcio BiBos 6.0.

Esta iniciativa nació paralelamente a la pandemia y “demuestra que el contacto consciente y responsable con la naturaleza mejora el bienestar, mejora el sistema inmunológico, reduce el estrés y finalmente lo hace” más resiliente “. Además, la actividad complementa otras acciones que ya se han realizado lleva a cabo y “le permite disfrutar del patrimonio natural de Navarra de una forma diferente”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *