Plaza de Toros celebra un año como centro de recepción improvisado sin signos de cierre inminente

Plaza de Toros celebra un año como centro de recepción improvisado sin signos de cierre inminente


ic enviaric imprimir
La Plaza de Toros se activó tras la inundación del campamento V Pino
La Plaza de Toros se activó tras la inundación del campamento V Pino

class = «centerdiv»>

Los nuevos inmigrantes siguen siendo bienvenidos en este centro, principalmente ex menores de 18 años.

Lunes 12 de abril de 2021, 02: 16h

La Plaza de Toros de Melilla cumple hoy un año desde que se puso en marcha como un improvisado centro de acogida de personas sin hogar de la ciudad. Si bien el Ayuntamiento en alguna ocasión ha manifestado el deseo de cerrarlo pronto para que deje de cumplir con esta función, las fuentes consultadas por este diario apuntan a que se seguirán generando nuevos ingresos en estas instalaciones.

Según estas fuentes, se trata fundamentalmente de menores extranjeros no acompañados que han sido protegidos por la Ciudad Autónoma y que, a partir de los 18 años, quedan excluidos de los centros de protección a la mayoría de edad.
Este fue el caso de tres chicos que tuvieron que salir del centro de La Purísima hace unos días y fueron ingresados ​​en la Plaza de Toros «tras la intervención de Mustafa Aberchán», según ha informado el responsable de la asociación Prodein, que se publicó en sus redes sociales, José Palazón. Con su publicación, Palazón quiso denunciar públicamente que esta excomunidad fue expulsada «sin documentación y sin cuidados alternativos» y fue rechazada no solo en La Purísima, sino también en el Centro Covid Altos del Real y en el CETI.
La acogida de menores en la Plaza de Toros contrasta con la versión ofrecida por la Diputación de hace poco más de un mes, que excluía la posibilidad de instalar módulos de recepción en la Plaza de Toros para ex estaciones de la Ciudad Autónoma porque Según dijo, la intención es que esta instalación pública deje de ser un centro de recepción temporal.
Lejos de ello, la Plaza de Toros sigue funcionando como centro de acogida por el momento y está generando nuevos ingresos.
Inicialmente, los marroquíes que habían quedado atrapados por el cierre de la frontera y que necesitaban una solución de emergencia después de que el campamento en el que estaban ubicados en V Pino se hubiera inundado después de las fuertes lluvias fueron particularmente bienvenidos en estas instalaciones.
El año pasado, la Plaza de Toros fue criticada por organizaciones no gubernamentales y el Consejo de Europa por las condiciones de acogida y las quejas de los vecinos por las molestias que sufren. También fueron varios los líderes políticos que visitaron las instalaciones, entre ellos la exministra de Relaciones Exteriores para las Migraciones, Hana Jalloul, quien dijo que se había ido «consternada» por la situación observada, a pesar de decir que era «excepcional». porque «se hizo en un momento extraordinario».
La Plaza de Toros tuvo que ser restringida por un brote de Covid. En ese punto, sufrió la fuga de parte de sus anfitriones en fuga y sirvió para acoger a inmigrantes que han accedido irregularmente a Melilla.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.