El TSJC deja a Borràs a un paso del juicio por presunto fraude contractual de ILC

El TSJC deja a Borràs a un paso del juicio por presunto fraude contractual de ILC


El entrenador cree tener un acuerdo con Isaías H. de que le pedirá «un contrato anual oculto» para contratos menores

BARCELONA, 29 (PRENSA EUROPA)

El Tribunal Supremo de Cataluña (TSJC) ha procesado por segunda vez a la presidenta del Parlament Laura Borràs por presunto fraude en 18 contratos menores cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC), que se mantiene a un paso del proceso hasta el Se reciben los alegatos de las partes.

En un auto consultado por Europa Press, el juzgado concluye la instrucción del caso, procesando a Borràs y a otros tres sospechosos por presunto subterfugio, estafa, falsedad documental y malversación continuada.

El instructor ya les había procesado en marzo, pero Borràs recurrió la decisión, que alegaba que se había vulnerado su derecho a la defensa: el juzgado admitió el recurso y reabrió la investigación, que ahora, según nuevos interrogatorios, se repondrá.

En esta nueva fase de investigación, el juez recogió unos audios en los que Borràs, tras conocer que el caso estaba bajo investigación, pedía a un responsable de ILC que le avisara «inmediatamente» si los Mossos d’Esquadra volvían a preguntar por los contratos investigados.

Con las pesquisas hasta el momento, el entrenador ve indicios de que Borràs y su amigo Isaías H., que ya se conocían, acordaron que a través de contratos menores recibiría «un contrato anual oculto» en el ILC, en palabras que él mismo utiliza como se lo explicó a otro acusado en el caso porque supuestamente lo ayudó.

Además de Borràs e Isaías H., están procesados ​​Andreu P., quien estaría implicado en la elaboración de los presupuestos y facturas a presentar a la ILC, y el técnico de la institución, Roger E., por presunta simplificación el procedimiento.

En el caso, hay varios mensajes y llamadas que revelan cómo supuestamente Borràs e Isaías H. acordaron dividir los pedidos más grandes en pequeños contratos, y otros instándolo a ponerse varios presupuestos a diferentes nombres para establecer el procedimiento del contrato.

«Mentiroso» varias personas

En uno de los correos que intercambiaron, le dijo a Borràs: «Me parece extraño y complicado tener que hacer este ‘trapi’… Ya sé lo que es, pero ponte en mi lugar». meterse con varios para facturarme más de siete libras!», y ella le respondió que debían aparecer en la casa como si fueran autónomos con facturas que no superen los 18.000 € más IVA.

fotonoticia 20220628155041 236 v2

«Cuando ven una orden completa dividida en varias, piensan que hay una violación. La cuestión entonces es compartir cada uno de los conceptos para que quede claro que son como piezas que hay que montar”, ha argumentado Borràs, y ha añadido que también deberían repartir las facturas en distintos años.

330,00 EUROS EN 18 CONTRATOS

La juez recordó que, como directora, Borràs tenía entre sus funciones la gestión de los fondos de la institución, la aprobación de gastos, la ordenación de pagos y la firma de contratos, señalando que intervino en estos 18 contratos menores por ella propuesta, adjudicados ellos, aprobó el gasto y aprobó el pago.

En este caso se trata de un total de 330.442,65 euros de contratos ILC, adjudicados en 18 contratos menores, seis de ellos directamente a Isaías H. por un total de 112.503,50 euros, uno a Andreu P. y el resto a varias empresas – Isaías H. era un socio de dos–.

Según la orden dada a Andreu P., Isaías H. se quejó más tarde de las facturas disponibles a medias y le pidió en un e-mail que no hiciera caso de los precios, ya que ni siquiera son valores orientativos, sino facturas «veladas». contrato anual en la ILC, dijo el juez.

«FACTURO ALGUNOS ‘TRAPIS'»

En una conversación intervenida con Isaías H. en noviembre de 2017, expresó su preocupación de que una intervención de la Generalitat, al amparo del artículo 155 de la Constitución, pudiera descubrir «puntos marrones» que tenía en relación con la contratación de los servicios que prestaba a la ILC tenía .

En la misma conversación, explicó que tuvo que hacer dos presupuestos buenos y cuatro malos para ILC: «Porque salgo cuentas con Borràs, con el patrón, con la cooperativa, salgo cuentas con unos ‘trapis’ por ahí».

Buscando en la computadora de Isaías H., la policía encontró todos los presupuestos y facturas que habían sido presentados en estos 18 archivos de contratos menores, algunos de ellos en una carpeta llamada «Presupuestos-LAURA».

Asimismo, el entrenador encontró un correo electrónico donde le enviaba los presupuestos de parte de las empresas que recibían pedidos y de un amigo freelance suyo con las notas «no ok» y «ok».


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.