Parte de la multitud arrojó botellas y otros artículos a los vehículos policiales.

PAMPLONA, 7 de julio (EUROPA PRESS) –

Policía Municipal, Policía Nacional y Policía Forestal intervinieron esta noche en una fiesta cerca del Puente Vergel donde se reunieron más de 600 personas, “cantando, bailando y haciendo enojar al barrio” luego de que llegaran varias llamadas desde la zona de vecinos del pueblo en el centro de coordinación.

Las patrullas lograron detener el acoso y dispersar a la mayoría del grupo de personas. Se identificaron 60 personas y el organizador, que fue sugerido por una denuncia de 60.000 euros por una sanción muy severa, por el OF 9/2020.

Además, una persona fue arrestada por resistencia y se confiscó un estéreo. La policía de la ciudad dijo que algunos de los reunidos arrojaron botellas y otros artículos en vehículos policiales.

Por otro lado, por la tarde y la noche de ayer, en el interior de la unidad, con motivo de las celebraciones suspendidas de San Fermín, las calles de Calderería, Comedias, San Nicolás, San Gregorio, Espoz y Mina, así como las calles de la parte alta de la calle Estafeta, ya que había mucha gente reunida y “no estaban garantizadas las medidas mínimas de seguridad”.

Debido a la multitud de personas en diferentes puntos de la ciudad, bailando y sin una distancia de seguridad o máscara, fue necesario actuar varias veces.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *