Un museo que revive La Tomatina durante todo el año

Un museo que revive La Tomatina durante todo el año


Realidad virtual para disfrutar de la pelea del tomate. / lp

Buñol estudia para preguntar a los asistentes por PCR o para promocionar su fiesta al público europeo para celebrar la edición 2022

Buñol lleva dos años sin poder celebrar su fiesta más internacional. La Tomatina tuvo que ser suspendida por la pandemia, pero ahora se puede reactivar prácticamente todo el año. Esto se pretende con la reapertura del Museo Tomatina, que ha renovado por completo sus puertas y lo ha abierto a los visitantes con nuevas tecnologías.

La exposición se puede ver en el edificio Molino Galán de Buñol junto a la Oficina de Turismo. La ruta del museo comienza con una impresionante sala de 270 grados donde el visitante puede sentir el ambiente de la fiesta que se desarrolla en las calles de Buñol en agosto. Además del descanso, un concierto de las bandas de Buñol para unir los dos elementos más representativos de esta ciudad, la música y la tomatina.

El paseo por la historia de la famosa Guerra del Tomate continúa a través de fotografías que permiten ver la evolución de esta popular fiesta. Gracias a la reforma, realizada con subvenciones de Turismo y fondos del Consistorio de Buñol, el visitante acepta ahora este recorrido con una bandeja en la que Tico, la mascota de la Tomatina, cuenta la historia de forma entretenida, ampliándola con la ayuda de la realidad que el público más pequeño puede disfrutar de la exposición.

Uno de los elementos más esperados del nuevo museo es la posibilidad de entrar de lleno en la batalla roja con gafas de realidad virtual. Gracias a esta tecnología, la Tomatina se puede revivir cualquier día del año sin necesidad de teñirla con jugo de tomate.

El Covid-19 será la Tomatina de Buñol en 2021

La visita finaliza con la oportunidad de hacerse una foto en uno de los camiones (de cartón) que transportan toneladas de tomates para conmemorar la fiesta valenciana más internacional.

El Museo de la Tomatina se puede visitar los viernes, sábados y domingos de 10:30 a 13:30 h, y los pases se pueden adquirir los miércoles y jueves en la oficina de turismo del municipio.

“Comenzamos a renovar antes de la pandemia porque el museo estaba desactualizado. Con el cierre hemos conseguido acelerar los cambios y tenerlo todo listo con las nuevas tecnologías ”, explica el alcalde de Buñol, Juncal Carrascosa.

La oferta turística de la Tomatina se complementa con una ruta señalizada por las calles de Buñol, donde cada mes de agosto tiene lugar la batalla. Algunas calles que no han olido a tomate durante dos años debido a la pandemia.

“Tenemos una alianza única con Buñol que sin duda se fortalecerá aún más. La Tomatina se ha fusionado con el imaginario colectivo y es uno de los eventos más emblemáticos de la región, que más ha aportado a su imagen y marca turística internacional ”, destaca el secretario regional de Turismo, Francesc Colomer.

La fiesta en 2022

La ciudad quiere reactivar su fiesta, que es importante para el turismo, y por eso está estudiando medidas para que la locura de la Tomatina pueda volver en 2022. «Es una fiesta muy emblemática que nos pone en el mapa del mundo. También expresa el carácter de la gente de Buñol, muy acogedora, divertida e igualitaria», subraya el alcalde.

La Tomatina no se puede concebir sin contacto, por lo que se sugiere que los participantes obtengan un certificado PCR y Covid o que enfoquen la publicidad en un público europeo o nacional más cercano debido a las restricciones de viaje restantes. «Se están explorando formas de celebrarlo, pero tendremos que esperar a que se desarrolle la pandemia», concluye Carrascosa.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *