La Guardia Civil, a la que atropelló el conductor, quedó inconsciente en la calle

La Guardia Civil, a la que atropelló el conductor, quedó inconsciente en la calle


Guardia Civil durante un control de alcohol y drogas. Martina Geizhals

El agente de 51 años tiene que ser operado por una grave fractura en la pierna, aunque ya está fuera de peligro

14 de diciembre de 2021 . Actualizado a las 5:00 a.m.

La policía de tránsito será atropellada en la madrugada del domingo. Está fuera de peligro por un conductor que lo atropelló y se dio a la fuga, pero debe ser operado debido a una grave fractura de rodilla. El conductor fugitivo fue localizado poco después y Dio positivo para alcohol, a una tasa muy alta (0,53) y para cocaína. El agente JAB, de 51 años, fue atropellado después de detener el automóvil, un Ford Fusin. Después de las investigaciones preliminares, el conductor del automóvil redujo la velocidad y trató de detenerse, pero acelerar repentinamente a medida que se acercaba la Guardia Civil. El golpe fue muy fuerte, el colega golpeó el parabrisas del coche y salió arrojado hasta quedar inconsciente en la calle, explica Hctor Teixeira, guardia civil del sector de transportes gallegos y uno de los patrulleros habituales del agente un coche.

Asegura que su pareja esté dentro de la gravedad y que no recuerda nada de lo que pasó. Estaba con otros tres compañeros con los que formaron dos patrullas y realizaron un servicio de control de alcohol y drogas bajo el Viaducto del Espíritu Santo frente a la estación de ITV en el límite entre las parroquias de Sada y Bergondo. Antes de que el agente sea atropellado, había detenido a otros dos conductores y ambos dieron positivo en alcoholpor lo que esperaron la segunda prueba funcional. En ese momento se acercaba el Ford Fusin, conducido por un hombre de mediana edad, y la Guardia Civil lo detuvo. Es una zona bien iluminada que tiene una especie de rotonda para que los vehículos tengan que circular a baja velocidad.

52 positivos esta mañana

Tenemos que buscar zonas seguras y tomar muchas precauciones, explica Teixeira, quien recuerda que el colega lleva muchos años en la carretera y es un experto en este tipo de dispositivos. configurado para mantener a los conductores ebrios fuera de la carretera. Pero siempre corremos riesgos porque estamos en zonas de peligro donde sabemos que hay conductores con exceso de alcohol o drogas, apunta el agente del sector de transportes gallego. De hecho, a primera hora de la mañana del cruce y solo en las calles aledañas a A Corúa, la Policía de Tráfico encontró 52 conductores que dieron positivo en alcohol. Es abrumador, dice Teixeira, ver cómo todavía hay docenas de aspectos positivos todos los díasA pesar de las campañas preventivas, la información de los medios y se sabe que realizamos controles en todas las calles.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *