Diario24horas | La actualidad diária de todas las comunidades de España

Mantente actualizado con las noticias de tu zona al instante

0d4d2f3f 4d6f 45df a576 a47a73f674d3 16 9 aspect ratio default 0
C. Valenciana

Un juez de Castelló pone bajo control la mentira del Bar España: ocho son acusados ​​de bromas


Fachada del Palacio de Justicia de Castelló, donde se juzgará a los imputados.  |  PRENSA EUROPEA

Fachada del Palacio de Justicia de Castelló, donde se juzgará a los imputados. | PRENSA EUROPEA

El forense número 5 de Castelló, que dirige la investigación de los delitos de integridad moral contra quienes han publicado engaños contra políticos por falsos casos de pedofilia en el contexto del llamado caso Bar España -una broma basada en mentiras e invenciones- que ha ha estado publicitando durante dos décadas anidado en el anonimato de Internet – ha acordado enjuiciar a ocho de las personas examinadas.

Entre los perjudicados por la difusión de estas bromas se encuentran el expresidente de la Diputación de Castelló, Carlos Fabra; el “presidente” de la Generalitat Francisco Camps; la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra; o la ministra de Justicia Gabriela Bravo, quien se declaró lesionada en los dos últimos tras ser acusada de no hacer nada para derribar la red equivocada. Este caso judicial se basa precisamente en las denuncias presentadas en 2019 por una veintena de lesionados.

Según una orden publicada ayer por el TSJCV, los presuntos delitos contra la integridad moral, contra la administración de justicia, contra el honor y los delitos cometidos en relación con el ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas garantizadas se atribuyen a los imputados en la Constitución después de haberlos cometido. publicaron el chiste en diversos medios digitales, lo aceptaron como bueno o se ofrecieron a entrevistas en medios públicos en las que defendieron la veracidad de los hechos.

De hecho, según el investigador, los imputados son responsables de años de difundir “información falsa continua que ha aparecido en varios sitios, blogs y otros medios” alegando una supuesta “organización de corrupción política, mafiosa legal” y pedofilia “según estos chistes. , podría haber causado cientos de violaciones de menores.

“Durante años, los internautas se han especializado en la difusión de engaños y la difusión de teorías de la conspiración, la historia difundida y publicada y mantenida en diversos foros”, dice el juez.

Agrega que “ninguno de ellos ha asumido la tarea de cotejar y verificar sus fuentes y lo publicado, abogando deliberadamente por el retiro de los menores en su momento – presuntos denunciantes – y la condena de los autores de tales bromas por falta de conocimiento. la seguridad mantuvo en silencio las denuncias ».

El asunto surge de una averiguación previa por difamación y difamación y contra la administración judicial, aunque posteriormente se registró una prórroga de la denuncia de la Fiscalía y el titular de la Instrucción No. 5 de Castellón acordó sumar dos diligencias más a esta investigación por hechos similares en los juzgados de Vinaròs y Madrid.

Este caso, que inicialmente investigó a 20 y lesionó a 17, está provocando el daño causado por una serie de engaños sobre sospecha de pedofilia atribuidos a políticos y funcionarios que llevan más de 20 años en Internet. , más allá del nombre de la barra.

Ya en 2002, los familiares de tres de los menores denunciados y que habían sido influenciados por ellos fueron condenados por ser víctimas de esta inexistente red pedófila luego de que se descubriese que habían mentido y fabricado todos los hechos.

La fábula asociada a las mentiras del caso Alcàsser

.

El Bar España Hoax nació en 1997, al mismo tiempo que el padre de una de las niñas y el criminólogo del programa Tonight We Crossed the Mississippi difundía mentiras sobre el caso Alcàsser en los meses previos al juicio de Alcàsser por los triples delitos. comenzó el 12 de mayo de este año. En ambos casos, inventaron que “una poderosa red” usaba menores para violarlos y ocasionalmente matarlos. No es el único paralelo. El origen del caso Bar España radica en la denuncia que el padre de dos niñas interpuso ante la Guardia Civil de Castelló en abril de 1997, alegando que habían sido agredidas sexualmente por un empresario italiano, precisamente la nueva pareja de su exmujer cuya separación nunca aceptado. Pronto se le unió un presunto criminólogo que había sido expulsado de una ONG y prometió ayudarlo a exponer una secta satánica que nunca existió. Los abogados también lo visitaron y se ofrecieron a ayudarlo, e incluso hubo una fundación. El padre fue condenado a 15 meses de prisión por difamación y acusaciones falsas. En definitiva, el caso Bar España nunca existió. TD Valencia


DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *