En Buñuel, comienzan las obras de reparación de urgencia de los parajes dañados por las inundaciones

En Buñuel, comienzan las obras de reparación de urgencia de los parajes dañados por las inundaciones


La ministra Gómez asistió al inicio de los trabajos coordinados entre la CHE y el Gobierno de Navarra

PAMPLONA, 25 de enero (EUROPA PRESS) –

En la ciudad de Buñuel se han iniciado los trabajos de reparación de emergencia de los parches dañados por las inundaciones, después de que las condiciones del suelo permitieran el uso de maquinaria tras las inundaciones de diciembre. La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Itziar Gómez, estuvo presente en el trabajo realizado en coordinación entre la Dirección General de Agricultura y la Unión Hidrográfica del Ebro (CHE).

Según informó el gobierno provincial en un comunicado de prensa, en la obra también se encontraba la alcaldesa de Buñuel, Mayte Espinosa; el director general de Agricultura y Ganadería, Ignacio Gil; el Jefe de Gestión Ambiental y Director Laboral de la CHE, Lorenzo Polanco; junto a Benjamín Martínez de Eulate, delegado de TRAGSA (Unidad Instrumental del Estado para la Reconversión Agraria) en Navarra.

Los trabajos previos al inicio de la rehabilitación, que comenzaron «inmediatamente después» de la riada de diciembre, se realizaron de forma coordinada entre la CHE y el departamento, que trabajaron conjuntamente para «acelerar al máximo el inicio de la rehabilitación». Obras de reparación de los daños causados ​​por las inundaciones, estimadas actualmente en unos 5 millones de euros, sólo para parches.

Estas primeras medidas se están llevando a cabo «de forma urgente y provisional» para reponer las infraestructuras defensivas en el cauce del río y evitar que una nueva riada alcance el núcleo de la ciudad. Posteriormente, y en cuanto el terreno lo permita, se realizarán las reparaciones definitivas.

MEDIDAS URGENTES

La evaluación preliminar de las condiciones y la priorización de las reparaciones de emergencia, que incluían las acciones necesarias para evitar nuevas inundaciones en los centros urbanos, fue delegada a la CHE por la Dirección General de Agricultura, que se encargó de la inspección, evaluación de daños y programación de emergencia. refacción.

Además, la necesidad de tomar medidas “inmediatas” para evitar daños en nudos de comunicación (como la autovía Ribaforada-Fustiñana o Castejón) y roturas que afecten a los suministros y servicios varios como el punto de la depuradora de Tudela del Canal de Tauste. Por otro lado, tal y como ha informado la CHE al departamento, los puntos que requieren algún tipo de intervención en Mota podrían rondar los 500 con diferentes condiciones.

LLAMAR POR AYUDA

Ante esta situación, y una vez comprobado el perjuicio económico que ha causado este viaje extraordinario, el Ministerio de Desarrollo Rural y Medio Ambiente lanzará diversos llamamientos de ayuda. En particular, una convocatoria para “minimizar o mitigar los daños causados ​​por inundaciones y en particular” tres líneas de ayuda para reparar los daños en infraestructuras de unidades locales, comunidades de regantes y explotaciones.

Además, habrá otra demanda por lucro cesante para las parcelas en las que sea «imposible» realizar cultivos de primavera y verano, sin olvidar que estas ayudas son complementarias y subsidiarias de las del Estado y que el Ministerio decretará en un real decreto para publicar sus medidas para compensar las pérdidas.

Asimismo, esta ayuda se complementará con la subvención de 3.500.000 euros que el Ministerio de Desarrollo Rural y Medio Ambiente destinará a la conclusión de las pólizas del Plan de Seguro Agrario Combinado de 2022 y «que contribuirá de manera decisiva a la estabilización de la renta de el sector». ante este tipo de imprevistos».


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.