Los equipos de riego irán a Madrid para empujar contra la reducción de traslados

Los equipos de riego irán a Madrid para empujar contra la reducción de traslados


Los equipos de riego de transferencia Tajo-Segura anunciaron ayer que se movilizarán en Madrid y aunque hoy, debido a la pandemia, «es impensable desplazar a unas 35.000 personas», se las verá, «alimentarán su imaginación» y estarán presentes en las delegaciones gubernamentales de Murcia, Almería y Alicante, informó Europa Press.

Las protestas tendrán lugar este mes y principios de mayo. El presidente de Scrats, Lucas Jiménez, lamentó que todo esto «No es una transición ecológica, es un duro golpe para la forma de vida del sureste«.

Entre otras cosas Están debatiendo una reunión del Círculo por el Agua en Madrid que termina en una especie de mitin frente al ministerio. También pedirán una reunión con los presidentes de Murcia, Andalucía y Valencia, así como con el director general Pedro Sánchez.

El equipo de riego, por tanto, está presionando contra la propuesta del gobierno de reducir el trasvase Tajo-Segura y que amenaza con la destrucción de 40.000 puestos de trabajo rurales y la industria alimentaria en Alicante. Esto surge de un informe de la Unión Central de Regantes (Scrats) sobre esta infraestructura de agua.

A finales de marzo, el Consejo Nacional del Agua, con el apoyo de la Consejería de Cambio Ecológico y la Junta de Castilla-La Mancha, aprobó un cambio de régimen que implicaba este una disminución en las contribuciones de alrededor de 87 hectáreas cúbicas por año.

A esta disminución de aportes se suma el aumento del caudal ecológico en la cabecera del Tajo en 70 hectómetros cúbicos, lo que dificulta aún más el trasvase. Todas estas medidas se tomaron sin consenso con los equipos de riego. La reducción amenaza el suministro de agua tanto a los equipos de riego como a la población, según denuncian los usuarios.

Como señaló José Antonio Andújar, vicepresidente de la Federación de Empresas Comunitarias de Regantes (Fecoreva), no se les da ninguna alternativa. “Nos dicen que usemos agua desalada”, dijo, pero la desaladora de Torrevieja, que entró en funcionamiento en 2004, aún carece de las tuberías para llevar el agua a los cultivos. «La obra puede llevar siete u ocho años», dijo Andújar, quien aseguró la propuesta del ejecutivo. Supone una amenaza para «el jardín de Europa y la industria agroalimentaria del sur de la región»..

Como agravante, Andújar recordó la sugerencia: triplicará el precio del agua y eso afectará a los bolsillos de los ciudadanos.

Las fuerzas políticas y sociales también se han movilizado para intentar detener el cambio. presidente Ximo Puig Aseguró que estaba listo para ir a la corte. De la Diputación de Alicante, su presidente, Carlos Mazón, ofreció a la Generalitat los servicios jurídicos de la institución y animó a Puig a actuar: “No se trata de estudiar un recurso. Tienes que presentarlo ».

De la misma forma habló ayer en la Comunidad el presidente del PP: Isabel Bonigquien pidió «fuerza» en defensa del traspaso.

Mientras tanto es PSOE Valencianos y murcianos firmaron ayer un manifiesto en defensa del traspaso y las dotaciones actuales para dotar de seguridad y abastecimiento de agua.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *