4ae26140 9848 4bcf 9863 ce29e31a8251 16 9 aspect ratio default 0


Un enredo que la UCO ha desentrañado junto a la Fiscalía Anticorrupción y el Juzgado de Instrucción 8 de València desde la apertura del proceso en 2015. En el centro de esta maraña de comerciantes creados para ocultar tinta de calamar se encuentra la empresa Costera del Glorio SL, ubicada en una calle peatonal del centro histórico de Benidorm, fundada en 1997 y de la que Joaquín Barceló «Pachano» es administrador, la infancia amigo y socio de la exministra en Benidorm, Peña Picarol, que es la protagonista de todo el proyecto.

La UCO también ha recibido indicios de que Zaplana mantendría “a través de una serie de cartas de confianza (un pacto opaco basado en la confianza entre personas), una propiedad encubierta del 50% de las acciones de Costera del Glorio SL”.

La operación inmobiliaria de La Finca, que se llevó a cabo cuando Eduardo Zaplana aún era diputado y portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, se llevó a cabo a través de la empresa Costera del Glorio, según informó Levante-EMV.

Contrato privado

La venta del inmueble de La Finca se inició con un contrato privado entre Costera del Glorio SL -representada por Joaquín Barceló- y Urbanizadora Somosaguas SAU para la venta de un inmueble con edificación por 2,1 millones de euros, que se abonaba en siete plazos: los primeros 192.924,88 euros y el resto 320.539,90 euros.

Es uno de esos pagos que la Guardia Civil ha podido demostrar que procedía de los presuntos sobornos que pagó la familia Cotino a cambio de los premios ITV y Windplan.

“En la investigación, la mercantil Costera del Glorio SL tiene una especial relevancia”, afirman los agentes de la UCO de la Guardia Civil en el informe remitido al asunto. Señalan que “una empresa recibió parte de los fondos transferidos originalmente a Imison International [por parte de los Cotino] y ha tenido una especial relevancia en la estructura corporativa que parece haber sido creada para permitir que parte de estos fondos sean devueltos y puestos a disposición o bajo el control de los destinatarios finales, quienes, según la investigación realizada, incluirían principalmente Eduardo Zaplana ».

De los 2,1 millones en los que se valoró el inmueble de La Finca adquirido por el ex testaferro del ministro Joaquín Barceló, el segundo pago de 329.563,10 euros se realizó el 4 de enero de 2006 desde una cuenta en la Costera del Glorio. Provienen de otra cuenta a nombre de la empresa Medlevante (fundada por Costera del Glorio en 2005), a Imison International, donde Sedesa (la empresa familiar Cotino) pagó 1,4 millones el 1 de diciembre de 2005.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *