94e720d4 fb05 417f a976 0565bad24448 16 9 aspect ratio default 0


Puig sostiene que esto es vital para la economía valenciana. 40.000 familias conectadas económicamente y más de 23.000 empresas utilizan la instalación para exportar sus productos, especialmente productos agroalimentarios, cerámicos y automotrices. Sin embargo, además de la cuestión económica, Puig admite que el territorio valenciano es el punto cero de la emergencia climática. Por tanto, es necesario conciliar el empleo y el crecimiento con la sostenibilidad.

Defendió que deberían ser los técnicos y no los políticos quienes tomen decisiones basadas en el rigor y la transparencia. Y anunció un plan extraordinario para proteger el litoral de 50 millones, 15 de los cuales fueron financiados por la Autoridad Portuaria, al tiempo que destacó que la política verde del Botànic había trascendido el modelo “depredador” heredado del PP. Todos los partidos de derecha están a favor de la ampliación.

Puig pidió un diálogo libre de tensiones por el enfrentamiento de ideas, y el portavoz de Comprom, Fran Ferri, que citó al profesor Joan Romero o al diputado del PP Esteban González Pons, se opuso a la ampliación, señalando que fue una decisión trascendental que marcará la futuro de los valencianos, como el Jardín del Turia o la Devesa del Saler en su día.

Por eso defiende el debate público y la participación ciudadana en la decisión sobre el puerto, que no solo se puede tomar en las oficinas. “Queremos una Valencia sana y por eso tenemos que frenar la ampliación”, ha dicho, defendiendo que el dinero previsto para esta instalación debe destinarse al corredor mediterráneo. La fideicomisaria de Unides Podem, Pilar Lima, aseguró que la sociedad ha cambiado y está más comprometida con la defensa del medio ambiente y estar en medio de una emergencia climática. Posicionarse en contra de la ampliación está en el lado bueno de la historia.

Lima afirma que la ampliación no significará más puestos de trabajo sino más robotización y que es injustificable utilizar la legislación de 1986 para decidir.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *