Parlamento estatal aprueba por fin salvaguarda de más de 3.500 puestos de trabajo con cambios en beneficios

Parlamento estatal aprueba por fin salvaguarda de más de 3.500 puestos de trabajo con cambios en beneficios


PAMPLONA, 23 de junio (PRENSA EUROPA) –

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves el proyecto de ley autonómica para estabilizar 3.598 puestos del sector público en la Comunidad Autónoma. El texto aprobado, discutido después de que el Parlamento acordara tratar como proyecto de ley el decreto aprobado por el Gobierno, incluye modificaciones acordadas entre los socios de Gobierno y EH Bildu.

La ley, discutida en procedimiento de urgencia, se aprobó con el apoyo de PSN, Geroa Bai y Podemos y la abstención de EH Bildu, mientras que Navarra Suma e Izquierda-Ezkerra votaron en contra.

En concreto, durante el debate en el Pleno se discutieron 42 enmiendas, de las que se aprobaron 11, todas ellas presentadas conjuntamente por PSN, Geroa Bai, EH Bildu y Podemos. También se aceptaron (por unanimidad) tres enmiendas presentadas por Navarra Suma y se derrotaron otras trece de esa coalición. Por otro lado, las 15 propuestas presentadas por Izquierda-Ezkerra fueron rechazadas.

Entre los cambios realizados a petición de EH Bildu y de los grupos de apoyo al Gobierno de Navarra, se encuentran dos encaminados a la priorización de méritos, una convocatoria de admisión a la administración y sus órganos autónomos sin plaza aprobada en el entendido de que «se reconoce la calificaciones» de aquellos solicitantes que «por razones ajenas al mérito y la capacidad» no pudieron obtener un lugar en la propiedad.

A tal efecto, en la valoración de los méritos profesionales se duplicará la puntuación prevista en el concurso de contradicciones (del 1,6 del decreto al 3,2 de la ley) y en el concurso de méritos (del 14 al 28). Las personas con una discapacidad del 33% o más reciben un punto y medio (factor de corrección) porque la inclusión de un turno específico no es posible debido a la falta de prueba de asistencia.

Por otro lado, el plazo se extenderá a 90 días antes del 31 de diciembre de 2015 para contratar a empleados de larga duración que hayan sido excluidos del proceso de selección por desempeño por tiempo limitado.

A cambio, se acuerda realizar una OPE extraordinaria en 2025 que incluiría las plazas permanentes que queden vacantes una vez concluido el proceso de estabilización, en caso de que obtengan otra plaza permanente en el sector inmobiliario.

En cuanto al euskera, Euskarabidea tiene encomendada la realización de una prueba de un solo paso para acreditar su conocimiento de los procesos de estabilización de las entidades locales.

Por último, se amplía el impacto de la OPE en las empresas públicas, se refuerza la importancia del cumplimiento de las nuevas normas sobre la naturaleza y duración de los contratos y se subraya el objetivo de reducir la temporalidad al 8% (está en el 43%). a finales de 2024. Todo ello sin perjuicio de la “adaptación de los procesos de estabilización a la normativa específica” de cada administración u organismo que integre el sector público institucional de la provincia.

En cuanto a las tres modificaciones de Navarra Suma, dos de ellas estipulan que las vinculaciones por méritos profesionales se decidirán tanto en los procedimientos de selección como únicamente en los procedimientos de selección a favor de quienes tuvieran recurso aprobado sin lugar. La otra modificación establece que el Servicio de Empleo de Navarra pondrá en marcha, durante los próximos cuatro años, políticas activas específicas de orientación, formación y empleo para las personas mayores de 50 años que hayan desempeñado un puesto de trabajo en el ámbito de esta ley foral durante, al menos, los tres últimos años. años a que se refiere esta ley no hayan superado el procedimiento de selección previsto.

El Consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha señalado que el Gobierno ha emitido una opinión política positiva sobre las enmiendas presentadas por los grupos políticos, que “cumplen las tres premisas que se han repetidos desde el inicio del proceso de gestión: que sean de nuestro ámbito de competencia, que respeten los plazos que marca la normativa y que sirvan para favorecer la reducción de la temporalidad”.


“Con la aprobación de este proyecto, tenemos una herramienta fundamental para impulsar la reducción drástica del trabajo temporal, lo que redundará en la motivación de los empleados públicos y la calidad de los servicios públicos”, dijo el Consejo Asesor.

Frente al proyecto de ley, la diputada navarra Suma Marta Álvarez ha reiterado que el decreto del Gobierno «debe haber vuelto a la redacción porque no contó con el consenso necesario de los sindicatos, ni de los trabajadores, ni de los partidos políticos». «El señor Remírez no negoció con nosotros, ni con Izquierda-Ezkerra, y con EH Bildu sí, entre bastidores», criticó.

Álvarez ha reiterado que esta ley es «un pilar más para satisfacer los intereses personales y políticos de Chivite, Sánchez, Barkos, quien esté al frente de Podemos, y Otegi». “Los cambios son un paripé que no resuelve en absoluto los problemas que ha traído el decreto”, aseguró. Criticó el contenido de la política lingüística, afirmando que «en una escala donde solo se valora la experiencia y los idiomas, los vascos se benefician».

La diputada del PSN, Inma Jurío, ha valorado que esta ley promueve un «procedimiento extraordinario y único para conseguir la estabilización de la alta temporalidad en la función pública». “Este proceso de estabilización es el resultado de una demanda europea, por eso se llevó a cabo con tanta prisa. Nos rendimos y llegamos a acuerdos que se han reflejado en las enmiendas y son las que permitirán estabilizar más de 3.500 puestos en las administraciones de Navarra”, ha explicado.

La parlamentaria de Geroa Bai Blanca Regúlez ha afirmado que «somos conscientes de la necesidad de estabilizar el máximo número de plazas posible», pero ha criticado la gestión del Gobierno, ha cuestionado «las formas» y que «no hizo las debidas reflexiones». donde había margen de maniobra para ejercer el autogobierno, eso no se hizo como se podía en la materia”, explicó al concluir los cambios que se habían hecho a la tarifa.

El diputado de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha afirmado que Navarra Suma quiere «dar un vuelco al proceso de estabilización» y ha señalado que aunque la ley «no soluciona el problema», finalmente EH Bildu se ha decidido a facilitar su aprobación. «¿Qué deberíamos haber hecho? ¿Votar no como Navarra Suma? ¿Ha solucionado eso el problema de la estabilización? ¿Dónde habríamos puesto a las miles de personas que esperaban el proceso de estabilización? Una derrota le hubiera venido muy bien a Navarra Suma». gobierno», dijo Araiz, quien agradeció los cambios en la ley que se están introduciendo.

En representación de Podemos, Ainhoa ​​Aznárez ha explicado que esta ley puede que no satisfaga a «mucha gente», pero ha juzgado que «nos trae cambios que afectarán a casi 3.600 personas, que finalmente verán que su situación es temporal. Los abusos serán se resolverá en gran medida y se estabilizarán los puestos, y la propia administración también se verá beneficiada porque quedará la experiencia, el mérito y la capacidad que los trabajadores han venido demostrando durante tantos años».

La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, criticó el proyecto de ley y señaló que «este proceso estabilizará el 10% de las vacantes y todavía hay un 90% que es absolutamente necesario atender». “Este proceso debe ir acompañado de un plan global para lograr que el empleo se estabilice en los próximos cuatro años y solo el 8% permanezca temporalmente”, dijo.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *