Fraude en la venta de entradas de fútbol falsificadas o usadas anteriormente

Fraude en la venta de entradas de fútbol falsificadas o usadas anteriormente


PAMPLONA, 23 de marzo. (PRENSA EUROPA) –

La Policía Nacional ha identificado a un joven que estafó a una veintena de personas a través de webs publicitarias de venta de entradas para partidos de fútbol del Athletic de Bilbao y otros espectáculos.

Una denuncia presentada en la Comisaría de Tudela informaba de que el agraviado no podía acceder al estadio tras abonar la tasa de localización.

Los investigadores identificaron a 22 víctimas, que pagaron montos variables y algunos habían recorrido largas distancias con sus boletos, y verificaron en la entrada del recinto que ya eran usados ​​o falsos. En la mayoría de los casos, las víctimas aún no habían presentado denuncia contra el individuo, quien resultó ser un joven que presuntamente operaba en un municipio de la provincia de León.

En similares circunstancias, otro joven riojano fue identificado tras estafar a otra persona que decía haber recibido una caja de galletas y un aparato obsoleto en lugar del producto que le prometió el autor y por el que le había entregado uno que le había facturado.

Estas son algunas de las más de 70 estafas que ha resuelto la Policía Nacional tras las denuncias recibidas en la Comisaría de Tudela a principios de este año. En diversas investigaciones ha identificado a once presuntos autores de delitos relacionados con diversos tipos de ciberdelincuencia.

Dos personas de Portugalete y Lloret de Mar han sido identificadas como destinatarias de fondos de dos estafas bancarias denunciadas en febrero. En el primer caso, la víctima apuntó en su declaración dos transferencias de Bizum que no había realizado, mientras que en el segundo caso el denunciante confirmó que su tarjeta de crédito había sido cargada en una importante operación de origen desconocido, indicó la Policía Nacional en una nota. .

En ambos casos, las víctimas recibieron previamente un correo electrónico y un mensaje de texto en el que los perpetradores, haciéndose pasar por su banco, los engañaron para que proporcionaran sus datos bancarios en línea y de tarjetas de crédito.

La policía ha recordado que en ningún caso se facilitarán este tipo de datos o fotos de documentos personales en respuesta a estos mensajes y que en ningún caso un banco solicitará tal información de esta forma, por lo que se deben ignorar sistemáticamente los mensajes de este tipo.

Por otro lado, en otros cinco casos en los que los solicitantes afirmaron haber sido víctimas de cargos fraudulentos en sus tarjetas de crédito, los investigadores pudieron probar que no se había cometido ningún delito. En estos casos, los ciudadanos no recordaban haberse suscrito a los llamados servicios “premium”, que muchas veces iban asociados a la publicidad oa la compra de otros productos.

En este sentido, para evitar este tipo de cargos, es necesario prestar especial atención cada vez que se solicita el número de tarjeta de crédito y leer atentamente las condiciones del servicio que lo solicita, con el fin de evitar futuros cargos, teniendo que el usuario no está de acuerdo y, si es necesario, los hace valer a través del banco y el centro de atención al consumidor.

SITIOS Y APLICACIONES DE VENTAS PERSONALES

La Policía Nacional ha explicado que los casos relacionados con vehículos, tanto en webs como en aplicaciones dedicadas a la compraventa entre particulares, son estafas con una larga tradición en el ámbito de la ciberdelincuencia y que en sus diversas formas tanto a compradores como a compradores pueden afectar a las personas. que ofrecen su vehículo en venta de esta manera.

Un vecino de Tudela vio un vehículo en venta en uno de estos sitios y, tras hablar con el vendedor, pagó un anticipo por un coche de tamaño medio sin poder recibir el coche más tarde ni volver a contactar con el anunciante. Las diligencias realizadas para esclarecer la denuncia permitieron identificar otras nueve víctimas que habían sido defraudadas por los mismos perpetradores en los últimos dos meses. Dos jóvenes de Alcalá de Henares han sido identificados como presuntos responsables de estos hechos, en una operación que no descarta nuevas detenciones.

PORTALES DE CRIPTOMONEDA FALSOS

Los anuncios en las redes sociales que ofrecen oportunidades para ganar mucho dinero rápidamente con una inversión mínima también son fuente recurrente de varias estafas. En este caso, una vecina de Tudela siguió las instrucciones de uno de estos anuncios y facilitó sus datos para que los autores pudieran contactar con ella.

Por teléfono, le ofrecieron suscribirse a un supuesto portal de criptomonedas, lo que le hizo creer que su inversión inicial de 250 euros le había devuelto más de 1.000 euros. Ante tales beneficios, persuadieron a la víctima para que aportara 4.500 euros adicionales, que transfirió a la cuenta bancaria que le dieron, sin volver a saber de ellos.

En este caso, una madrileña fue identificada como la presunta destinataria del dinero extorsionado a la víctima.

TIENDAS ONLINE: DEL SOFÁ A LAS ZAPATILLAS

En otro caso, dentro de las actuaciones realizadas por la Policía Judicial de Tudela tras una denuncia sobre la compra de un sofá se incluyeron hasta 29 denuncias presentadas en diferentes cuerpos policiales de España. Una vecina de Tudela denunció el pasado mes de enero que después de comprarlo en una tienda online hace unos meses, el vendedor no le había enviado el mueble y ya no respondía a sus demandas de ninguna manera.

Las investigaciones permitieron comprobar que había diferentes víctimas de un mismo bando en todo el territorio nacional, e incluso se puso en marcha una plataforma de afectados para unirse para tratar de recuperar el dinero que, en la mayoría de los casos, era una cantidad importante adeudada. al costo del producto. Una empresa con sede en Valencia y su administrador han sido identificados como presuntos responsables del lugar donde se adquirieron los muebles.

Al comprar productos en Internet, las compras de artículos que requieren menos esfuerzo son las que se quejan con más frecuencia. También se identificaron otras tres personas de Sevilla y Barcelona durante la investigación de dos denuncias sobre compras de zapatillas deportivas en diferentes webs y perfiles de redes sociales, donde los denunciantes nunca habían recibido el producto por el que habían pagado.

En ambos casos, se trata de sitios dedicados al “dropshipping”, un sistema de venta minorista donde la tienda aparente es solo un intermediario entre el consumidor y el vendedor real, generalmente un mayorista en un país asiático.

En determinados casos, debido a que se trabaja sin almacén y sin producto, este tipo de negocios online corren el riesgo de no poder tramitar los pedidos realizados, ya que no tienen control sobre aspectos clave como el transporte o distribución, de forma que toda incidencia sufrida por el proveedor frustre la operación. Sin embargo, dado que cobraron por adelantado el producto, estos problemas se transmiten automáticamente al comprador, quien luego descubre que no sabe a quién quejarse.

La policía recomienda comprar solo en sitios web confiables e investigar un poco en línea antes de comprar en un sitio, consultar foros y otros sitios para ver cuáles son las experiencias de los usuarios que han comprado en el mismo sitio.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *