El trabajo inicia un plan de choque contra el fraude de contratación en el sector agrícola

El trabajo inicia un plan de choque contra el fraude de contratación en el sector agrícola

Cuatro tipos de notificaciones. La Inspección de Trabajo ha identificado fraudes en la contratación temporal de trabajadores en explotaciones agrícolas extremeñas e informa a los propietarios al respecto.

Estas comunicaciones forman parte de un plan de emergencia puesto en marcha por el Ministerio de Trabajo contra el fraude en la contratación temporal. Explican el motivo de las irregularidades cometidas: la concatenación de contratos de duración determinada.

Por esta razón, se aconseja a los empleadores que conviertan a los trabajadores que hayan excedido el período temporal máximo establecido por la ley en empleados permanentes o discontinuos. Al mismo tiempo, advierte de las repercusiones de no hacerlo. “Se informa a las empresas que los contratos no transformados serán objeto de la inspección correspondiente transcurrido un mes desde la recepción de esta comunicación”, se lee en los avisos.

«La cifra fija discontinuada ya existe y el costo para el empleador es el mismo»

«Un contrato indefinido es mejor para los trabajadores agrícolas»

Los contratos en fraude a la ley son aquellos que mantienen a los trabajadores contratados mediante el uso de diversas modalidades de contratación interina por un período de más de dos años en los últimos cuatro y con un ratio superior al 65%. “La temporalidad máxima en un plazo de 18 meses sería de 12 meses y en un plazo de 30 meses, de 24 meses”, explica Antonio Vazquiánez, director del departamento laboral de Justo Gallardo.

En estos tres casos, los trabajadores que hayan mantenido una posible relación con la empresa «procederían a la transformación por tiempo indefinido», según informa.

«Trabajamos con unas 250 empresas y unas 50 o 60 han recibido notificaciones»

antonio vazquiánez

Consultor laboral en Justo Gallardo

Asimismo, existen casos en los que se requiere la conversión de contratos de duración determinada en contratos de duración determinada discontinuos. Son los de aquellos trabajadores que durante al menos tres campañas consecutivas han sido contratados por un mínimo de dos meses. “Esto ya se hizo”, dice Maxi Alcón, de la organización agraria UPA-UCE, quien agrega que es bueno que las fincas puedan tener los mismos temporeros en todo el campo, aunque no sea fácil. «El coste para el empresario sería el mismo», añade Alcón.

Los propietarios de granjas deben enfrentar una indemnización por despido cuando quieran prescindir de un trabajador a tiempo completo o permanente que haya dejado de trabajar y que haya acumulado más de un año de trabajo en la empresa.

Alto porcentaje

Las comunicaciones referentes al ratio de más del 65% en un período de cuatro años y las de la línea fija discontinuada son las menos habituales, precisa el asesor de Justo Gallardo. “Trabajamos con alrededor de 250 empresas del sector agrícola y entre 50 o 60 de ellas han recibido alguna de estas notificaciones”, dice Vazquiánez.

Una de las comunicaciones recibidas de fincas.

Se trata de un porcentaje elevado, que refleja el gran número de irregularidades que el Ministerio de Trabajo detecta en el sector agrario extremeño. «Este es un intento de luchar contra el trabajo ilegal», entiende Vazquiánez.

Los trabajadores eventuales del campo necesitan 30 jornaleros – jornadas laborales – al año para poder acceder a una subvención de 400 euros mensuales durante seis meses, el llamado paro agrícola. Una práctica común en la industria es fusionar este préstamo


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *