Alrededor de 8.500 vehículos circulan sin seguro por las carreteras de Extremadura

Alrededor de 8.500 vehículos circulan sin seguro por las carreteras de Extremadura

En Extremadura hay alrededor de 8.500 vehículos no asegurados, la mayoría de ellos turismos. El episodio interpretado el pasado domingo por el concejal de Tráfico de Cáceres, Andrés Licerán, no es un hecho aislado, pero lo ocurrido es algo más excepcional que en el resto de España.

Extremadura es una de las cuatro comunidades donde esta ilegalidad es menos común, ya que hay menos del uno por ciento de vehículos sin seguro, según las estadísticas elaboradas por la aseguradora Línea Directa. Su estudio sitúa el índice medio de vehículos en esta situación ilegal en España en el 7,7% del parque automovilístico.

Las tasas más elevadas, superiores al 10%, se registran en Canarias, Baleares y Cataluña, Cantabria y Murcia, especialmente en zonas turísticas con muchas segundas residencias y donde abundan los ciclomotores.

Todos estos datos han sido obtenidos por Línea Directa cruzando el archivo oficial de flota de vehículos de la Dirección General de Tráfico con el Archivo de Información del Vehículo Asegurado (FIVA).

«Vehículos zombis»

La aseguradora llama ‘vehículos zombies’ a los que no tienen seguro obligatorio, incluidos los que están abandonados y no en circulación, y recuerda que las consecuencias de tener un coche sin seguro son una multa de 601 a 3.000 euros. El monto final del monto depende de varios factores: el daño ocurrido, la circulación o no, el tiempo que el vehículo estuvo sin seguro y la reincidencia.

Además, todos los daños materiales y personales causados ​​en un accidente de tráfico, que en ocasiones pueden costar decenas de miles de euros, deben ser indemnizados.

Además, los accidentes que involucran a un vehículo «zombie» son una fuente de problemas para quienes han tenido un accidente con él. Incluso si está protegido por el Consorcio de indemnización de seguros, las reclamaciones son más complejas de hacer, las resoluciones se vuelven más lentas, existe el doble de posibilidades de lesiones y, a menudo, cuestan más.

Por tipología, los coches encabezan la clasificación de «vehículos zombies» (1,8 millones en toda España), seguidos de los camiones, furgonetas y motos.

El estudio también indica que las principales razones por las que los vehículos no están asegurados son el desconocimiento del carácter obligatorio del seguro, especialmente en los vehículos que se utilizan poco; o no borrarlos en Tráfico cuando los dueños los liberen y la crisis económica.

En el caso del concejal de Cáceres que fue sorprendido sin seguro en una revisión de rutina, conducía su automóvil habitual, un Opel Astra que ni siquiera tenía el BTI colocado. Su vehículo no estuvo asegurado durante un año. El seguro de dicho vehículo, teniendo en cuenta la edad de su conductor habitual, cuesta entre 300 y 500 euros al año.

El alcalde inicialmente argumentó que su banco devolvió el recibo y todo fue motivado por un reciente cambio de residencia. Además, no mostró voluntad de dimitir como solicitó la oposición. Según informó, el jueves, sin embargo, presentó su renuncia como asesor de tránsito, policía local y portavoz del Ayuntamiento de Cáceres, aunque seguirá siendo asesor en las áreas de desarrollo, personal y servicios públicos.

El fiscal de tráfico de la Audiencia Provincial de Badajoz, Diego Yebra. / HOY DIA

«El problema es que muchos están huyendo»

El fiscal de tráfico de la Audiencia Provincial de Badajoz, Diego Yebra, explica que pocos casos llegan a su mesa de vehículos sin seguro, pero existen y complican mucho las cosas.

Lo primero que aclara es que existe un Consorcio Nacional de Compensación para proteger a la víctima de un accidente frente a una persona no asegurada. Pero este último no está exento de responsabilidad. Este consorcio cuenta con abogados altamente cualificados que discuten muy bien las circunstancias y van tras esa persona sin seguro, que se puede quedar sin coche, sin casa … ”.

En cualquier caso, prosigue, “un conflicto en el que alguien no tiene seguro se retrasa y el trámite es mucho más engorroso para la víctima”.

Pero si hay algo que complica la labor de la investigación de la fiscalía es encontrar al responsable del accidente. “El problema de los no asegurados es que muchos huyen”, dice Yebra, que por su parte apunta a vehículos que pasan prácticamente todo el año en paro y que los mueven uno o dos días como candidatos a protagonizar un episodio de graves consecuencias. “A veces sucede que vehículos como camiones, remolques o tractores que se utilizan en desfiles de reyes o carnavales se paran todo el año y solo se retiran ese día y luego no tienen seguro porque las empresas no lo aseguran por un tiempo. mientras. día o dos Y puede haber un problema grave si un niño se lastima o alguien atropella, «advierte».


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *