Los conductores se preguntan cómo viajar por el tramo más peligroso de la línea de alta velocidad.

Los conductores se preguntan cómo viajar por el tramo más peligroso de la línea de alta velocidad.


El primer AVE en salir de Galicia llega más que puntual: dos horas y 13 minutos entre Ourense y Madrid

pablo gonzlez

Los rostros adormilados aparecen en el vestíbulo de la estación de tren de Ourense antes de las seis de la mañana. Los primeros viajeros están sentados en la sala de espera o haciendo fila para pasar por los controles antes de ingresar a las plataformas. El vestíbulo de la estación está a oscuras, la terminal todavía se está preparando para los madrugadores que llegan a Madrid a las 8.45 a.m. el primer AVE en servicio comercial que sale de Galicia lo hace a tiempo, a las 6.30 horasdespués de pasar por el control de equipaje. Diez minutos después pasa Taboadela, muy cerca de la instalación de cambio de ancho por la que tiene que pasar el Alvia. A partir de ese momento, el tren comienza a aumentar su velocidad a más de 200 por hora. Se puede ver la estela del primer túnel. La velocidad máxima solo se alcanza a los siete y ocho minutos de la mañana, con Zamora ya muy cerca del límite. Se queda en 299 por hora, pero poco después supera fácilmente los 300, posiblemente debido a la inercia en una zona con una ligera pendiente. El sistema ERTMS, que controla la velocidad en todo momento, evita que superes este récord, aunque podría llegar a las 330 por hora, una velocidad que actualmente no está permitida en las rutas españolas.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.