El resurgimiento del movimiento Leonístico

El resurgimiento del movimiento Leonístico

De las 17 autonomías que correspondían a la constitución de 1978, solo hay una cuyo nombre lleva una “y”. Esta conexión se basa en una idea que la región ha perseguido durante 30 años: ‘Castilla es Castilla y León es León‘. El «Leonismo» es un movimiento con tres décadas de historia que tiene su máximo representante político en la Unión del Pueblo Leonés (UPL), partido que considera que la construcción de Castilla y León es una «aberración histórica, administrativa y democrática». . . Aunque el leonismo estuvo latente durante mucho tiempo, reapareció con la aprobación de una moción en el pleno del Ayuntamiento de León pidiendo la separación de León, Zamora y Salamanca de la actual Castilla y León para formar la región leonesa. en una especie de derecho a la autodeterminación.

Es la máxima movida institucional del movimiento Leonístico y sacó los votos del PSOE – a la cabeza del gobierno de la ciudad – la UPL y el Ayuntamiento de Podemos, mientras que el PP y Ciudadanos votaron en contra. La moción en la ciudad de León fue seguida por otras mociones similares en otros municipios, y si bien el debate no es nuevo, la determinación del alcalde socialista de realizar una consulta bajo la constitución amenaza con darle a Ferraz más que un dolor de cabeza. En primer lugar, la dirección socialista tuvo que enviar a sus concejales de la provincia una carta pidiéndoles que no apoyaran «claramente» estas propuestas por sus propuestas. inconstitucional y contrario al modelo territorial que defiende el PSOE«.

No es la primera vez. Solicitudes similares se aprobaron en 1995 en el concejo y en los municipios con el apoyo de concejales del PP y del PSOE o en 2006 también en la misma dirección. “Lo que ha pasado ahora es una situación un tanto extraña. Las mociones coinciden con las negociaciones a nivel nacional del gobierno con los partidos territoriales y hay un efecto de altavoz”, explica a EL PERIÓDICO. Luis Mariano Santos, Secretario General de la UPL.

Una cuestión económica

“Las autonomías surgen por el interés de descentralizar y acabar con el centralismo. Aquí estamos cambiando el centralismo de Madrid por el de Valladolid. Todas las instituciones están centralizadas, lo que lleva a profundos desequilibrios territoriales”, dice Santos. «Te saltaste la constitución. Debería crear una región muy grande para frenar el nacionalismo», enfatizó. El «chico malo» de esta historia es Villa Rodolfo Martín, Ministro de UCD que anunció a la prensa local en 1980 lo que vendría: «Con el corazón en la mano, hubiéramos preferido votar solo por León, pero las razones estatales han prevalecido». Tres años más tarde, se estableció una comunidad autónoma de nueve provincias. «Sabemos que no podemos realizar un referéndum porque no tiene requisitos legales y la única forma de pedirlo a la gente es hacerlo a través de sus representantes locales», explica Santos.

“Las autonomías surgen con el interés de descentralizar y acabar con el centralismo. Aquí estamos cambiando el centralismo de Madrid por el de Valladolid”.

Luis Mariano Santos

Secretario General de la UPL

Esperan que sus mociones reciban el apoyo suficiente para «obligar al PSOE y al PP a sentarse a negociar». ¿Negociar qué? Se trata de identidad, pero también de dinero.. «Es obvio que no podríamos mantener vivo este sentido de identidad si hubiera habido una separación económica lógica en la que todos hubiéramos crecido al mismo ritmo», admite el líder de la UPL. “Es la única comunidad que tiene una base sobre la cual crear un sentido de pertenencia que no existe, adoctrinado”, dice, refiriéndose a la Fundación Villalar, cuya misión es “promover los valores esenciales de la comunidad”. .

«Aunque sea miseria, quiero lidiar con mi propia miseria. Peor de lo que nos ha pasado en esta comunidad autónoma, no se va a ir», recalcó el político. «La única forma en que puedes dejarnos es salir».

El precedente del PP

El líder del PP, Pablo CasadoAseguró que actuará «enérgicamente» contra los consejos populares, que apoyaron las mociones, y aprovechó para condenar el «deplorable éxodo» del PSOE por reclamar la «autonomía leonesa». Pero no hace mucho el PP contaba con los mayores defensores del movimiento Leonístico en sus filas.

El cargo del actual alcalde socialista de León parece estar en el cargo. Al inicio del movimiento hay otro alcalde, Alianza Popular, que en los 80 el pueblo en contra «el monstruo llamado Castilla y LeónJuan Morano fue también el líder de la llamada plataforma leonesa. Hubo momentos de manifestaciones en las calles contra la constitución de la nueva autonomía. La mayor reunió hasta 90.000 leoneses. En 1984 varios senadores populares apelaron ante la Corte Constitucional y la decisión de que León no se separará del Castilla, Morano aseguró que seguirá luchando por la separación dentro de «la más estricta legalidad».

Tú podrías estar interesado

Esta legalidad busca incentivar, en el marco de la constitución: el proceso de autonomía, pero su posible vía legal es dudosa. Cuando el Tribunal Constitucional decidió apelar a los diputados del pueblo, no se quedó atrás en cuanto a si León podía o no separarse de Castilla o cómo podía hacerlo. A lo único que se refería era a confirmar que los concejales y concejales pueden iniciar el proceso pero no terminarlo: tendrían que pasar a la siguiente fase.

Y aquí es donde surgen las dudas. Los expertos consultados insisten en que el Estatuto de Autonomía de la Región contiene requisitos para la separación de una zona de Castilla y León para «incorporarse a otra comunidad autónoma» pero no se menciona para crear una nueva. Es otra de las cuestiones que surge del Modelo Territorial.

Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *