UGT


Desde el Sindicato General de Trabajadores de Melilla hasta Sonia Rama, Responsable de la AGE de FeSP UGT, hasta Maite Molina, Ministra de Medicina del Trabajo, han pensado en el Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo. Asimismo, han indicado que si bien esa cifra ha aumentado a nivel nacional, Melilla ha visto un ligero descenso en las muertes por accidentes laborales. Además, destacaron que este hecho está asociado a enfermedades profesionales, que en la ciudad afectan principalmente a mujeres con lesiones musculoesqueléticas por movimientos repetitivos.

Sonia Rama, responsable de la AGE de FeSP UGT, y Maite Molina, ministra de Medicina del Trabajo, informaron este miércoles por la mañana sobre la situación de riesgo laboral a la que están expuestos los trabajadores en España y especialmente en Melilla. Así celebró UGT el 28 de abril, Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo, este año bajo el lema “Un derecho fundamental en el trabajo”.

En Melilla, el número de accidentes laborales disminuyó de marzo de 2020 a febrero de 2021 respecto a 2019, con una tasa de incidencia de 1.821 por cada 100.000 trabajadores. Los sectores más afectados son la construcción o el sector servicios, este último de forma más ocupacional. En particular, se trata de lesiones del sistema musculoesquelético, especialmente en mujeres, debido a movimientos repetidos o sobrecarga. “Las mujeres son las más afectadas, ya que estos sectores suelen estar más feminizados, como es el caso del sector de la limpieza o de las cajeras de los supermercados”.

En España, más de 700 trabajadores mueren cada año, lo que demuestra que la prevención de riesgos laborales es más formal que real. “En 2020, el número de accidentes mortales aumentó un 2% a pesar de la disminución de la actividad laboral provocada por la pandemia Covid-19. Esto demuestra que la seguridad y salud en el trabajo se mantiene en un segundo nivel como en cualquier momento de crisis y como sucedió en la crisis económica de 2008 cuando la prevención de riesgos laborales se redujo considerablemente ”, confirmaron desde UGT.

También han señalado que las enfermedades profesionales continúan ocurriendo y permanecen ocultas. “La Ley de Riesgos Laborales se aprobó hace 25 años, aunque el daño causado a los trabajadores sigue ahí. Aún estamos muy lejos de lograr el objetivo de internalizar la prevención en todos los aspectos del negocio ”, agregaron.
“Las reformas laborales marcaron un punto de inflexión en la ampliación de un marco de inseguridad laboral para las relaciones laborales, que hizo que la tasa de accidentes comenzara a aumentar en 2013. A partir de este año, 5.383 personas en la UE han perdido su trabajo ”. Con esto en mente, destacaron que el levantamiento de la reforma laboral en 2012 es el primer paso a tomar para garantizar la seguridad y la salud.
“Se ha hecho un gran reclamo de que COVID es una enfermedad ocupacional. Sin embargo, esto solo ocurre en los sectores sanitario y social ”, agregaron a la UGT.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *