Sánchez convoca a Feijóo a su primera reunión como líder del PP la próxima semana

Sánchez convoca a Feijóo a su primera reunión como líder del PP la próxima semana
  • El presidente ofrece al nuevo líder del PP reunirse en Moncloa el martes 5 o jueves 7 de abrilantes de las vacaciones de semana santa

  • Del ejecutivo esperan «unidad» para enfrentar las consecuencias de la guerra y una renovación inmediata del CGPJpendiente desde 2018

Alberto Núñez Feijóo regresará a Moncloa en los próximos días. Esta vez como nuevo líder del Partido Popular y ya no como presidente de la Xunta de Galicia. Pedro Sánchez le llamó para ver esto la próxima semanalos Martes 5 o jueves 7 de abril. Así que antes de Semana Santa. Será el primer contacto entre ambos después del XX. Congreso del PP, que marcará en buena medida el rumbo de las relaciones entre el Ejecutivo y el PP tras el periodo de alta tensión con Pablo Casado.

Nuevamente la liturgia va como un reloj, la ceremonia de recepción del líder de la oposición por parte del presidente distrital. Ocurrió allá por julio de 2014, cuando Sánchez ascendió a la dirección del PSOE y se reunió con Mariano Rajoy, y volvió a ocurrir en agosto de 2018, cuando Casado asumió la dirección del PP. En aquella ocasión, Sánchez ya había anunciado su intención de reunirse con Feijóo en cuanto se cumpliera el trámite de su elección como nuevo líder conservador en el Cónclave Extraordinario de Sevilla. Y ese paso se dio este sábado cuando los dirigentes gallegos fueron nominados por su equipo para el ascenso 98,35% de los votos válidos de los delegados, ante lo cual el dirigente socialista ya le felicitó públicamente a través de twitter. “En estos tiempos complejos, trabajar con unidad y responsabilidad por el bien común de los ciudadanos debe ser una prioridad para todos”, escribió.

El propio Feijóo había dicho a los periodistas tras el cónclave que convocaría al consejero delegado a una reunión y que entendía que tenía que ceñirse a la agenda del presidente socialista. Pero el gobierno esperaba contacto. En Moncloa ese sábado por la tarde indicaron que se habían puesto en contacto con Feijóo para que pueda ser Reunión con el Presidente «la semana que viene», y que se le ofreció «martes o jueves» por cuestiones de horario. Ahora el líder gallego tiene que elegir entre uno de estos dos días. Sánchez presidirá el Consejo de Ministros en la mañana del día 5 y estará presente en el Congreso a las 16.00 horas para intervenir vía videoconferencia con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski. Regresará a la Cámara de los Comunes para la sesión de escrutinio del miércoles y se espera que haga su viaje a Rabat la próxima semana para visualizar la «nueva fase» de las relaciones entre los dos países. Es probable que sea invitado al ‘iftar’ por el rey Mohamed VI para romper el ayuno al atardecer del Ramadán.

Para la próxima semana, el presidente tiene previsto básicamente un viaje a Rabat para reunirse con Mohamed VI. marcará el inicio de una «nueva etapa» en las relaciones con Marruecos

Las expectativas de este primer encuentro entre Sánchez y el nuevo líder del PP son máximas. Anteriormente se habían despachado lógicamente con Feijóo como presidente de la Xunta y habían coincidido en actos institucionales. En la carpeta de asuntos pendientes entre los dos líderes hay la renovación del Consejo General del Poder Judicial, cuyo mandato expiró en diciembre de 2018. El Gobierno y Casado estuvieron cerca del acuerdo en tres ocasiones, pero nunca se llevó a cabo. La última demanda de Génova fue la reforma de la Ley Orgánica para que en el futuro los miembros del poder judicial del CGPJ fueran elegidos por sus pares, que fue rechazada por el Ejecutivo, que exigió el cumplimiento de la Constitución y la Norma.

Relación difícil con Casado

Pero el presidente también hace un llamado a la «unidad» para enfrentar la crisis desatada por la crisis en Ucrania. Pese al difícil diálogo que mantuvo con Casado, incluso durante la pandemia -el PP se abstuvo en la cuarta prórroga del estado de alarma y votó en contra de la quinta y la sexta-, la comunicación fluyó más con la agresión de Rusia a Kievy pidió su apoyo. La pregunta ahora es qué hará la ciudadanía con el plan de choque, dadas las consecuencias de la competencia: el pasado miércoles no expresaron su oposición, lo que podría resultar en el apoyo o la abstención del real decreto ley cuando se tramite su convalidación por la cámara baja .

“La moderación no es tibia, el diálogo no es sumisión, no nos van a presionar con descalificaciones ni propaganda”, advierte Feijóo al término del congreso, que lo declara presidente con el 98,5% de los votos

El perfil moderado que Feijóo y sus palabras de este sábado de finales del XX. acompañando al Congreso Extraordinario del PP apuntan a una relación diferente con el gobierno de coalición. El líder gallego planteó una oposición seria y constructiva desde el Estado y aseguró al Ejecutivo en determinados momentos su apoyo. «La moderación no es tibia“El diálogo no es sumisión, no nos van a presionar con descalificaciones o propaganda, ni van a decir en ningún momento lo que tenemos que hacer, pensar o decidir”, advirtió. “En el sentido del Estado, nos van a ubicar, es muy sencillo, de ahí no nos van a sacar”, dijo. Y repetía una frase que había escuchado en las últimas semanas como gesto de ruptura con Casado: «No vengo a insultar al presidente distrital».

«Un PP digno al frente de la oposición»

Sin embargo, los socialistas no confían simplemente. Es un paso para no «insultar» a Sánchez, admiten, pero eso solo no es suficiente. El Gobierno espera que el PP acceda al cierre del CGPJ y firme pactos de Estado. El primero, el Plan Nacional de Respuesta a la Guerra. Pero en Ferraz insisten si Feijóo quiere distancia debe alejarse de la etapa anterior voz -y ya lo ha confirmado la decisión de un gobierno conjunto en Castilla y León- y luchar decididamente contra la corrupción. Pero también pesa sobre el PSOE, como reconocen algunos dirigentes, la campaña electoral más dura que ofrece Feijóo. Es decir, su previsible participación, que confirmaría sus cuatro mayorías absolutas consecutivas en Galicia.

El PSOE insta al nuevo PP a romper con Vox y tomar medidas firmes contra la corrupción, pero desconfía de las intenciones del gallego

Noticias similares

«Una cosa es la renovación y otra regeneración«, ha advertido este sábado la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en el XIV Congreso del PSPV-PSOE en la ciudad de Valencia. Lo que quiere ver el partido es «una Digno PP al frente de la oposición«. «Puedes cambiar las caras, pero la música sigue sonando igual: son los mismos. No es un partido nuevo, ni se ha renovado ni regenerado. Son conocidos en Valencia”, dijo el número dos del partido.

Lo correcto para Lastra”nunca inclinó el hombro«y siempre tiene» la misma respuesta a todo: a la pandemia, que dimite Sánchez; por la guerra de Putin que dimita Sánchez». Desde la llegada de Feijóo, el PP ha tomado dos decisiones, dijo: «Una, encubrir los presuntos casos de corrupción [Isabel Díaz] Ayuso, su familia, sus amigos del pueblo y Andalucía tienen que explicar más de 21.000 contratos sospechosos; otro para abrir la puerta a la extrema derecha de las instituciones». En definitiva, concluyó, «un PP que dice renovarse y regenerarse ha retrocedido más de 50 años«.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.