Perfil: Elías Bendodo, político racial y buen negociador

Perfil: Elías Bendodo, político racial y buen negociador


El licenciado en derecho, al que le gusta huir en las rutas con su moto, es de mente abierta y se le considera un buen gestor

A finales de julio de 2000, Elías Bendodo Benasayag (Málaga, 1974) asumió como Concejal del Ayuntamiento de Málaga, en sustitución de José María Martín Carpena, asesinado por ETA unos días antes. Este fue su primer cargo público, iniciando una carrera política a nivel institucional que había comenzado unos años antes cuando se incorporó a las Nuevas Generaciones de Málaga, donde llegó a ser Secretario General y Presidente Provincial.

Con experiencia en la política local, donde ocupó diversas responsabilidades en el equipo de gobierno del alcalde Francisco de la Torre, tras ser incluido en la lista encabezada por Celia Villalobos, fue nombrado secretario general del PP de Málaga en 2007 y presidente un año luego eligió al partido en la provincia, cargo que reafirmó en 2021 por cuarto año consecutivo.

Elías Bendodo se convierte en el número tres de la dirección nacional del PP

En 2011, este hijo de una familia sefardí de gran arraigo malagueño, casado y padre de dos hijos (Marcos y Jacobo), fue elegido Presidente de la Diputación Provincial de Málaga, desde donde impulsó grandes proyectos como el Caminito del Rey, que se convirtió en el emblema de su mandato. Estrecho colaborador de Juanma Moreno, ya que ambos militaban en Nuevas Generaciones de Málaga, cuando éste fue elegido Presidente de la Junta de Andalucía, lo incluyó en su equipo como Consejero de Presidencia y portavoz, donde desarrolló sus habilidades con la prensa. demostrado en negociaciones con otras partes. No sólo se ha convertido en pieza fundamental del cogobierno con Ciudadanos, sino que su aportación fue fundamental para lograr el pacto por el que Vox apoyó la investidura de Moreno y cada una de sus negociaciones en un Parlamento andaluz de geometría compleja.

Elías Bendodo, al que le gusta escaparse por las vías en su Harley Davidson, hace deporte y disfruta de un buen plato de huevos fritos con patatas al ajo con sus amigos de toda la vida, es un político de pura cepa con gran capacidad negociadora y fama de buen gerente. Quienes le conocen destacan que es listo e inteligente, que le gusta aprender constantemente de sus equipos «e incluso de otros partidos» y «como buenos organizadores en el fútbol, ​​tiene una gran visión del juego político».


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.