Núñez pide una solución «inmediata, urgente» a la crisis interna abierta…

Núñez pide una solución «inmediata, urgente» a la crisis interna abierta…


El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, cree que la crisis que se ha desatado en su partido debe tener una solución «inmediata, urgente», que será adoptada por todos los dirigentes de la formación, aunque sí tiene evitó pronunciarse sobre la necesidad de convocar un Congreso Extraordinario.

2022020509250519507

En una rueda de prensa ofrecida este lunes tras una reunión con el presidente de la Junta Comunitaria Emiliano García-Page para abordar las negociaciones sobre el futuro modelo de financiación autonómica, Núñez habló por primera vez de la crisis de su partido tras el enfrentamiento entre el presidente del PP, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Núñez, que ha revelado haber estado en conversaciones en los últimos días con Casado, de quien ha dicho que su lealtad es «con el partido» y con los líderes territoriales de su partido, ha admitido que la situación es «enormemente complicada». y se mostró confiado en que «entre todos» los responsables del partido encontrarán una «solución».

«Tengo mucha confianza en que podamos encontrar una solución para que el PP siga siendo lo que siempre fue y lo que es, un partido de gobierno que a veces tiene que gobernar y a veces no, y cuando no, es una clara alternativa al gobierno’, dijo Núñez.

«Ni España, ni Castilla-La Mancha, ni los españoles, ni los castellano-manchegos, se merecen lo que está pasando», admitió Núñez, quien indicó que en estos momentos de crisis estaba pensando en todos los españoles, «se vote o no se vote». .» . del PP, «pero sobre todo por los votantes del PP» y también por los alcaldes, concejales y todos aquellos que «dan la cara cada día para defender al PP».

Por ello, confía «completamente» en que todas las personas con responsabilidad en el partido encuentren una solución para que su partido «siga siendo una alternativa» al Gobierno central y castellano-manchego liderado por el PSOE.

Preguntado por quién debe dirigir el partido a nivel nacional o si debe dimitir el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha dicho que «no es momento de personalismos ni de hablar de personas».

«Supongamos que hay que buscar esos puntos de encuentro para que el PP siga siendo una alternativa», sugirió Núñez, quien subrayó que «para encontrar la mejor solución hay que hacerlo todo juntos y que así salga una verdadera alternativa.

FINANCIACIÓN AUTÓNOMA

Por otro lado, el PP de Castilla-La Mancha ha asegurado que su partido apoya las negociaciones iniciadas por el Gobierno regional para acordar una posición unificada respecto a la nueva financiación autonómica, aunque ha advertido que la condición es que «ni un euro se pierde» de los mil millones de euros anuales que la comunidad autónoma no genera con el sistema actual.

El presidente del PP de Castilla-La Mancha ha manifestado la posición de su partido tras la reunión que ha mantenido sobre el tema con el presidente del Consistorio Municipal, reunión en la que Núñez ha presentado su propuesta de relevo al presidente regional de Tributos en la autonómica comunidad.

Respecto al nuevo modelo de financiación autonómica, Núñez ha destacado que su compromiso «es sobre todo con Castilla-La Mancha» y por ello se ha comprometido a «defender cualquier negociación que se emprenda para llevar más recursos y más dinero a Castilla la Mancha para conseguir».

En este sentido, ha dicho que el camino emprendido por el Gobierno regional es «adecuado pero insuficiente» y ha pedido «más ambición en la lucha por más recursos económicos» en la Comunidad Autónoma.

Denuncia que con el actual modelo de financiación autonómica, la Comunidad Autónoma está perdiendo mil millones de euros al año y advierte que su partido «no cederá ni uno de esos mil millones de euros».

Además, agregó que «el Estado debe resarcir las pérdidas sufridas» y sugirió que esa compensación sea «en fondos corrientes o en inversiones».

No obstante, ha admitido que tiene «poca confianza, poca esperanza» de que cuando llegue el momento de «negociar» con el Gobierno central, la Junta de Comunidades «esté a la altura» para «negociar el sistema de financiación que Castilla-La Mancha se merece».

“Este país siempre ha estado a la altura, pero su gobierno no supo hacerlo”, concluyó Núñez.




Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.