Los avicultores, almaceneros y ganaderos exigen seguridad en…

Los avicultores, almaceneros y ganaderos exigen seguridad en…


Diversos colectivos preocupados han lamentado la «inacción» del Ministerio del Interior, que no garantiza la seguridad en el transporte e impide que el grano procedente de los puertos de Tarragona, Cartagena y Algeciras llegue a Castilla-La Mancha.

2022031808445557942

“Lo más urgente y práctico es garantizar la seguridad de las vías. Los animales de las ganaderías castellano-manchegas corren el riesgo de morir en los próximos días si esta situación continúa. Esto no solo provocará la ruina del sector, sino que también creará serios problemas de salud pública y bienestar animal”, advierten.

El primer sector en cerrar es el lácteo, pero el resto de los sectores agrícola, ganadero y alimentario le seguirán en la cadena, lo que puede crear cuellos de botella importantes en las cadenas de distribución minorista de alimentos.

A pesar de los temores a los piquetes, varias empresas del sector logran sortear actos de vandalismo para recoger la mercancía, incluso cambiando sus puertos de entrega.

La Asociación de Avicultores de CLM (AVICAM), La Asociación de Fabricantes de Piensos, Asaja, La Asociación de Almaceneros de Cereales, La Asociación de Industrias Lácteas, La Asociación de Criadores de Ganado Vacuno de CLM (ASOPROVAC), La Asociación de Ganadería Porcina, La Asociación el elaborador de productos cárnicos y Fedeto sostuvieron un encuentro con el viceministro de Agricultura Agapito Portillo.

“La violencia de los piquetes y la falta de servicios mínimos dejan a las fábricas de piensos sin materia prima para la alimentación animal. Como resultado, los ganaderos carecen de forraje para alimentar a sus animales”, critican.

El encuentro dejó claro que no se entiende que el Ministerio del Interior «mire para otro lado a la hora de defender productos vitales».

También expresaron su malestar por los enfrentamientos que se libran en diferentes zonas de la región «con extrema violencia en muchos casos por parte de los piquetes».

Sectores propusieron organizar un sistema de protección de vías de transporte y apertura de puertos. En concreto, se exige al Ministerio del Interior que garantice estas rutas de transporte y libere los puertos bloqueados por los piquetes.

Según el viceministro, la subdelegación del Gobierno se propone organizar un convoy a estos puertos, algo que los empresarios quisieran estudiar pero que «plantea serios problemas de coordinación en un momento en el que no hay tiempo que perder».

SOLICITUD DE EMPRESARIOS CLM

Por su parte, el grupo de empresarios de Castilla-La Mancha, a través de la patronal CECAM, pidió este jueves al Gobierno español medidas «urgentes y eficaces» para garantizar el derecho al trabajo de las empresas de transporte que no apoyen la huelga en el sector.

“Ante la violencia y los enfrentamientos que se han producido en las últimas horas por parte de quienes han optado por apoyar el paro del sector transporte, el CECAM hace un llamado al gobierno a tomar medidas urgentes y efectivas para garantizar el derecho al trabajo de quienes han optado por no sumarse a las protestas», dijo la patronal en un comunicado, en alusión a las «serias preocupaciones» que existen en el sector ganadero (granjas y fábricas de piensos), alimentario (leche y frutas) y siderúrgico, entre otros.

Además, el CECAM también pide tomar medidas «inmediatas» para reducir los precios y mejorar la situación de las empresas de transporte, para lo que ofrece a la administración contribuir y aportar, «sabiendo que lo factible es desarrollar soluciones con consenso, diálogo, trabajo». y sacrificio cada uno es parte.

Medidas contra los piquetes

Por su parte, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) ha pedido al Gobierno «coordinación y represión» contra los piquetes que están actuando «de forma violenta e ilegal» a raíz de la huelga del transporte.

“Estas actuaciones descontroladas provocan graves perjuicios en diferentes puntos de España, impiden el normal funcionamiento de la cadena alimentaria y provocan problemas de abastecimiento, tanto de materias primas como de otros materiales auxiliares necesarios para la producción”, subrayan los empresarios de la industria alimentaria.

La industria de alimentos y bebidas en particular ha reportado numerosos incidentes y acciones violentas contra camiones y contra centros logísticos y de producción, amenazando la integridad y seguridad de conductores y demás trabajadores, según FIAB.

Por ello, han exigido que las fuerzas y órganos de seguridad actúen para garantizar el derecho al trabajo de quienes no apoyan la huelga, y así asegurar el abastecimiento de bienes en toda la zona.

“No podemos permitir que una minoría violenta se apodere de los derechos de una mayoría que quiere trabajar. Respetamos el derecho de huelga y de manifestación, pero en democracia la seguridad, la libre circulación de vehículos y la defensa de la legalidad son fundamentales para todos los que quieran ir a trabajar libremente y evitar la coacción y la violencia, que tienen graves consecuencias para la población. toda la cadena alimentaria y, por tanto, también para el consumidor», afirmó el director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo.

MOVILIZACIÓN DE 15.000 AGENTES

La ministra de Transportes, Movilidad y Urbanismo, Raquel Sánchez, ha señalado que la huelga «minoritaria» de las empresas de transporte que comenzó el pasado lunes responde a «un grupo de ultras que intentan chantajear a este país y la palabra para sustituir a palos, clavos». y piedras».

La ministra lo ha dicho poco después de reunirse con todos los representantes de todos los sectores del ámbito de competencia de su departamento, incluidos sindicatos, responsables del ministerio y empresas públicas dependientes, tras reunirse este miércoles también con la mayoría de los empresarios de las empresas de transporte.

Según la ministra, estos grupos «están apoyados en muchos casos por la extrema derecha» -entre los partidos políticos que Vox apoyó la huelga- e «impedirían a la mayoría de las empresas de transporte ejercer su derecho al trabajo».

“No podemos permitir que sometan a este país a un pulso que no vamos a tolerar. Trabajando con el Ministerio del Interior, hemos movilizado a más de 15.000 agentes para sofocar estas acciones violentas que no representan al sector. Somos sensibles pero no cederemos a este chantaje, sabotaje y boicot”, agregó.

En este sentido, la cadena de suministro ya está afectada y todo el sector ha pedido a la administración que actúe con urgencia para asegurar el abastecimiento, ya que los productos no llegan a las fábricas y otros centros de producción.

A pesar de que la huelga fue convocada por una organización con poca representatividad y ninguna de las organizaciones mayoritarias la apoyó, los piquetes de la gran patronal, a los que se ha sumado la propia CEOE, están empleando «la fuerza» para frenar a los camioneros y es las propias empresas de transporte que han decidido parar «por la seguridad de sus trabajadores».

Los trabajadores no están llamados a huelga ya que no es una huelga convocada por sus representantes (los sindicatos), pero muchos no pueden continuar con su trabajo debido a acciones como «pinchazos» según asociaciones empresariales.




Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.