Los agricultores, ganaderos y cazadores de Castilla-La Mancha claman por un remedio…

Los agricultores, ganaderos y cazadores de Castilla-La Mancha claman por un remedio…


Más de 20.000 agricultores, ganaderos y cazadores de Castilla-La Mancha se han congregado en Madrid para reivindicar un medio rural «justo y vivo» y participar en la gran manifestación del 20M Rural.

2022031808445557942

Convocatoria multitudinaria organizada por las principales asociaciones del sector agrícola, ganadero y cinegético del país para protestar contra las recientes decisiones gubernamentales en materia rural y exigir mejores y más justas condiciones para el medio rural español.

En esta protesta organizada por Asaja, UPA, COAG, Real Federación Española de Caza, Oficina Nacional de Caza, Alianza Rural, Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (FENACORE) y Cooperativas Agroalimentarias, la castellana -El sector rural manchego, que ha movido 200 autobuses desde distintos puntos de la comarca, ha sido muy activo en esta movilización que arrancó en la Plaza del Emperador Carlos V de Atocha y se extiende hasta las afueras del Ministerio de Transición Ecológica y la Cuenta Demográfica. Desafío, donde se leyó el manifiesto que recoge las 18 reivindicaciones más importantes del mundo rural español.

PRECARNIDAD DEL MUNDO RURAL

La precariedad del medio rural, la despoblación, la falta de servicios públicos y privados, una PAC insuficiente para resolver los principales problemas de la agricultura, el aumento de los precios de los combustibles y otros materiales, el aumento de los costes de producción, la falta de relevo generacional, una la ley de bienestar animal que amenaza con la caza, son algunas de las razones que impulsaron a estos colectivos a salir a la calle.

Consideran que es una legislación ambiental “exclusiva” y sin visión social la que ataca la línea de flotación de la caza, actividad que genera economías, genera empleo y alimenta a gran parte de la población rural, desconociendo los enormes factores sociales, culturales, económicos y… ambientales , fuertemente arraigadas en la cultura española, han llevado al sector rural a salir a la calle».

Por ello, abogó por «una necesaria convivencia y respeto por el mundo urbano y rural, donde», según ha subrayado, las políticas se adapten a las necesidades de todos los ciudadanos y no se confunda la conservación del medio ambiente y la naturaleza con el abandono y las prohibiciones, un reto demográfico con emigración o auxiliar y animales de granja con mascotas.

SERVICIOS SOCIALES

El sector rural ha pedido unos servicios sociales, sanitarios y educativos adecuados que permitan preservar la España rural, un plan de choque ante el aumento de los costes de producción, una PAC más justa, condiciones de los contratos de trabajo que permitan la temporalidad, reducciones de las tarifas eléctricas y los planes que fomentan la inclusión habilitan a los jóvenes agricultores.

No obstante, también han pedido la derogación de la iniciativa legislativa sobre la Ley de Protección y Derechos de los Animales, la aplicación de medidas de bienestar animal que no impidan el desarrollo de las actividades en el mundo rural, y la derogación del Real Decreto sobre zoológicos. núcleos celulares, así como la reforma del Código Penal, que pretende extender el maltrato animal a todos los vertebrados.

Recuperar la caza sostenible de especies migratorias, la fauna silvestre y la caza en los parques nacionales son otras de las demandas de estos colectivos, que también quieren que se desproteja al lobo y que se desarrollen planes de gestión sostenible de la especie.

Otras demandas que hizo fueron que se defendiera la caza frente a la política europea, que no se prohibiera el uso de munición de plomo sin una alternativa viable, o que se impidiera la caza de especies cinegéticas como perdices, codornices o zorzales.

SUFICIENTE POR AHORA

El presidente de Aproca Castilla-La Mancha, Luis Fernando Villanueva, ha señalado que esta manifestación «masiva» acaba en el Ministerio de Transición Ecológica porque el mundo rural quiere decir «basta».

“Estamos cansados, cansados, de que la sociedad tenga prejuicios contra actividades tradicionales tan importantes como la caza. Decisiones como la prohibición de la caza en los parques nacionales aumentan los problemas de despoblación y generan problemas ambientales”, defendió.

Villanueva ha asegurado que la prohibición de la caza del lobo, que supondrá el cierre de cientos de ganaderías en el norte de España; culpabilizar a la ganadería del cambio climático o el actual desarrollo de la ley de protección animal y los derechos de los animales son decisiones que tienen como denominador común ir “contra el mundo rural”.

Por su parte, el presidente de la Unión de Cazadores de Castilla-La Mancha, Agustín Rabadán, ha asegurado que las demandas del sector cinegético son muy claras. “Queremos que se derogue la ley de protección y derechos de los animales, que amenaza la actividad cinegética, y exigimos también que se derogue la reforma del código penal, que pretende criminalizar el sector”, defendió.

Para Rabadán, esta manifestación, “que fue un éxito rotundo”, debería impulsar al Gobierno a reconsiderar decisiones tan lesivas para el sector cinegético, como permitir la caza en los parques nacionales, permitir la caza de tórtolas o no prohibir la actividad del silvestrismo.




Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.