La ley de la vid y el vino facilita nuevas variedades y se adapta a las…

La ley de la vid y el vino facilita nuevas variedades y se adapta a las…


El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes el anteproyecto de Ley de la Viña y el Vino de Castilla-La Mancha, que simplificará y flexibilizará los trámites de autorización, por ejemplo de nuevas variedades de uva, para que el sector se adapte a lo que piden los consumidores , mientras que los «vinos de finca» se introducen como un nuevo concepto en la Comunidad Autónoma.

2022032912275294361

En rueda de prensa, el ministro de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado que se trata de una ley «que el sector vitivinícola de la región estaba esperando desde hace tiempo» ya que, lamentó, el Gobierno del PP la derogó en 2013. .

Asimismo, ha explicado que el Gobierno de Emiliano García-Page ha querido mantener el nombre de la anterior ley porque era «muy representativa» de lo que supone este sector en Castilla-La Mancha, «la región con mayor superficie de viñedo del mundo y donde se produce más vino, mosto, alcohol delicioso y más subproductos”, recuerda Martínez Arroyo.

Castilla-La Mancha produjo el año pasado 22,8 millones de hectolitros de vino y mosto, «una cifra relativamente modesta para lo habitual dado que fue un año de mala cosecha», pero aun así Castilla-La Mancha es la región en la que mundo con mayor producción de vino. “Somos la bodega del mundo”, asumió el consultor.

Aparte de eso, señaló que Castilla-La Mancha ahora representa el 55 por ciento de las exportaciones de vino de España cada año. Hace casi 20 años todavía era del 25 por ciento, enfatizó. “No solo somos una potencia, somos una potencia que ha venido creciendo imparable en los últimos años”, dijo.

Martínez Arroyo, que espera que la ley pueda aprobarse «si todo va bien» en esta sesión previa al verano, ha explicado que esta ley es una ley «moderna» y hará más fácil y ágil aprobar trámites, por ejemplo, más nuevos Variedades de uva para que el sector se adapte a las demandas de los consumidores. “Las variedades que piden los consumidores son las que queremos en Castilla-La Mancha”, ha subrayado el Ayuntamiento.

También se incorporará flexibilidad a todos los procesos enológicos, es decir, se simplificará el proceso de tramitación de las indicaciones geográficas.

Esta ley también apuesta por la calidad, según el consultor, quien ha dicho que en Castilla-La Mancha es imprescindible para los conocedores de la calidad del sector contar con un órgano de gobierno previamente reconocido por el ministerio.

Además, se han incluido una serie de opciones voluntarias en el etiquetado que son novedosas, como que entidades geográficas más pequeñas como municipios, agrupaciones de municipios o lugares pueden incluirse en las denominaciones de origen y en la indicación geográfica protegida. el consultor.

VINOS DE LA PROPIEDAD, UN NUEVO CONCEPTO EN CLM

La ley introduce un nuevo concepto en Castilla-La Mancha, el de los vinos de finca. Serían, explicó Martínez Arroyo, lugares dentro de una denominación de origen que, en torno a la bodega, puedan abastecerse de uva y elaborar el vino sin tener que renunciar a la denominación de origen en la que se engloban, añadiéndole una denominación adicional. sería el Gutswein, algo absolutamente «nuevo» en la región y en el país.

Según la ministra, son muchas las bodegas que quieren mantener las denominaciones de origen o la indicación geográfica protegida de Castilla-La Mancha, pero al mismo tiempo quieren diferenciar su producto porque se produce en un lugar concreto, en un lugar concreto altitud o en un municipio concreto. Toda esta información puede hacer justicia al concepto del vino de finca.

La normativa también apuesta por el viñedo de regadío en la copa, es decir, “por mantener una viticultura más tradicional y más social”. Por ello, se decidió implantar una medida agroambiental específica que entrará en vigor en 2023. “Es una medida agroambiental de la nueva PAC para viñedos de secano en Glas”, ha subrayado el concejal, que informa de que a esta línea se destinarán 26 millones de euros para proteger este tipo de viñedos, por 50.000 hectáreas con cinco compromisos anuales para proteger a los viticultores.

La ley también comprometía que todas las ayudas que se pongan en marcha con fondos públicos se destinarán al vino embotellado y vinculado a alguna de las denominaciones de origen -hay 9- o a la indicación geográfica protegida, es decir, a las indicaciones de calidad de Castilla-La Mancha, la “cuatro- generan hasta cinco veces más ingresos que el vino de barrica”, recordó el responsable de agricultura.

En concreto, la ley también incluye la garantía de la trazabilidad “absoluta” en el vino para todos los eslabones de la cadena vitivinícola. “Seremos la comunidad autónoma que garantizará la mayor trazabilidad posible de los productos vitivinícolas y digitalizaremos todos los registros”.

De hecho, ya se está trabajando en la digitalización de los libros de bodega y también se trabaja en que el consumidor pueda contactar con el bodeguero a través de un código QR. “Con esto podemos revolucionar el sector del vino”.

El texto de la ley establece que el sector se autorregula, diversifica la producción y realiza convenios de campaña. “Debemos garantizar una mayor competitividad y una mejor adaptación del sector al mercado”, ha subrayado Martínez Arroyo.

La ley permite que funcione un colegio profesional regional y la consultora se ha comprometido con el compromiso del Gobierno estatal en ese sentido porque «es necesaria esta autorregulación del sector».

Para tratar todos los asuntos relacionados con el vino y otros productos vitivinícolas, esta ley crea un comité regional del vino, que será el foro de diálogo entre el sector y la administración. Y de forma transversal, la ley impulsará la integración comercial de las cooperativas, la visibilidad de la mujer en las empresas y las ayudas públicas, y el relevo generacional.




Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.