Afganistán, Ceuta y el precio de la electricidad están impulsando el inicio del rumbo político

Afganistán, Ceuta y el precio de la electricidad están impulsando el inicio del rumbo político


El curso político arranca esta semana con el ambiente ya creado por el papel del gobierno en la evacuación de los colaboradores españoles y afganos, el regreso de los menores que llegan a Ceuta a Marruecos y la histórica subida de los precios de la electricidad, problemas que han generado fricciones en la coalición. y sobre el que la oposición ha pedido explicaciones al Poder Ejecutivo en el Congreso.

2021080822004448835

Si la pausa estival no ha silenciado al Gobierno las acusaciones que han hecho los partidos de la oposición, mayoritariamente en Twitter, las críticas a Pedro Sánchez han subido decibelios la semana pasada, antes de que la reanudación de actividades y el gancho de la evacuación sean inminentes desde Afganistán por parte de españoles y afganos. colaboradores después de que los talibanes llegaran al poder.

No es la primera vez que el mayor partido de la oposición, el PP, se ha puesto feo de que el presidente de la junta, Pedro Sánchez, esté de vacaciones en lugar de «dar la cara» en el Congreso.

Y en esta ocasión, las críticas al «bronceado» de Sánchez llegaron incluso a consideraciones estéticas: si las «alpargatas» fueran suficientes con las que, según el portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, Sánchez tuvo una reunión sobre la evacuación de Afganistán .

“Su gobierno es una jaula llena de grillos que no pueden decidir nada, pero Sánchez todavía está de vacaciones. Debe presentarse en el Congreso como en otros países y el caos de los precios de la electricidad, la normativa anticovid, la crisis migratoria en Ceuta. organizar y salir de Afganistán «, preguntó el jefe del PP, Pablo Casado, en Twitter.

Tras la pausa estival, la crisis en Afganistán aceleró la «rentrée» del presidente, que, en su primer acto público, visitó el campamento improvisado de Torrejón (Madrid), donde España recibe a los afganos antes de ser trasladados a otros países europeos.

Lo hizo en compañía de los presidentes de la Comisión Europea y del Consejo Europeo, Ursula von der Leyen y Charles Michel, quienes elogiaron el papel de España, a la que calificaron como el «alma» de la Unión Europea, por la solidaridad demostrada. .

La crisis en Afganistán también provocó una conversación telefónica con el presidente estadounidense Joe Biden, quien también elogió el liderazgo de España.

Además, el rey marroquí Mohamed VI celebró una «etapa sin precedentes» en las relaciones con España, que el presidente del Gobierno ha calificado de «gran oportunidad».

Sánchez se encuentra este domingo visitando la zona de Ávila azotada por el incendio de Navalacruz, y el martes presidirá el Consejo de Ministros tras el cual deberá viajar a Egipto y Kenia, visita que ha cancelado para seguir de cerca la evacuación de los afganos vulnerables.

El miércoles, la Delegación Permanente del Congreso aprobará las dieciséis solicitudes del PP para que Sánchez, las vicepresidentas Nadia Calviño y Teresa Ribera y otros ocho ministros comparezcan en pleno o en comisión.

El PP pone sobre la mesa todos los temas candentes del verano: la crisis en Afganistán, la declaración de inconstitucionalidad de aspectos del decreto de estado de alarma en marzo, las actividades de Sánchez en su viaje a EEUU (EEUU), la Suspensión judicial de la entrega de 34 millones. Se pretende vacunar al 70% de los españoles en agosto.

Sin embargo, el electorado no pedirá explicaciones al Gobierno sobre el regreso a Marruecos de los menores que entraron en Ceuta el pasado mes de mayo y que fue aprobado por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que Sánchez no ha cambiado pese a las decisiones judiciales y criticó a su socio de gobierno. Unidos Podemos y aliado ejecutivo como Más País.

United We Can ha duplicado la presión sobre la política migratoria de su colega de gabinete Fernando Grande-Marlaska, trasladando esta divergencia al Congreso, que ha registrado una solicitud al Poder Ejecutivo para determinar el número de menores devueltos y los criterios para su regreso.

La formación, ahora encabezada por la ministra Ione Belarra, busca una nueva visibilidad tras unos meses de calma por la marcha de Pablo Iglesias. La premisa de la vicepresidenta Yolanda Díaz de no entrar en desacuerdo con el PSOE parece hacerse a un lado.

Además de la disputa con el PSOE por las menores de Ceuta, Podemos ha amenazado con salir a la calle para frenar la abusiva subida de los precios de la electricidad, se ha pronunciado en contra de la ampliación de El Prat y ya está calentando los motores de la negociación presupuestaria y la Vuelta a la discusión con sus socios para llegar a un acuerdo sobre la regulación del alquiler.

El nuevo rumbo también pondrá a prueba la efectividad de la reestructuración del gobierno: los nuevos ministros y los que cambiaron de cartera en la reestructuración del gobierno debutarán en el Congreso en los primeros días de septiembre para marcar las líneas y los planes que explican para sus respectivos departamentos. .

El ejecutivo, que descartó acudir al Congreso cuando fue reelegido en julio, aseguró que habría definido los «roadmaps» previstos para su gestión en sus nuevas oficinas de gobierno y que podría explicar en detalle sus prioridades a la cámara. por el verano.

Además, este nuevo curso en el Congreso necesita trabajar en más de cuarenta iniciativas, que van desde la Ley de Dependencia hasta proyectos de ley como seguridad civil, secretos oficiales o bebés robados que han estado paralizados durante más de un año al extender los plazos para las enmiendas.

Aunque sin duda, las leyes más anticipadas serán el Presupuesto 2022, la Ley de Recuerdo Democrático y la Ley de Vivienda Futura cuando los socios lleguen a un acuerdo.




Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *