efe nuevos horarios kE7D 984x468@Las Provincias


La semana empieza con un lunes gris en Valencia. El mar está embravecido, al igual que el viento, pero la lluvia da tregua esta mañana. suficiente para trabajar. En los bares y restaurantes del paseo Malvarrosa ya preparan menús de cena, pero eso sí, con vistas al cielo.

SOS Hostelería pide a Puig que posponga el toque de queda hasta las 22:30 horas.

“Parece que tenemos una maldición aquí. Cada vez que algo cambia, llueve”.dice José Miralles, dueño del restaurante Alegría de la Huerta y del salón Mercabanyal, ambos en la zona. Hoy, por primera vez en meses, se pueden abrir bares y tiendas hasta las 10 p.m., el toque de queda, aliviando las restricciones.

Sin embargo, el trabajo en uno de los sectores más afectados por las limitaciones sanitarias es lo primero. Cuatro semanas, Casi dos meses a las seis de la tarde, abierto a resistir, a aguantar, pero a perder en todos los sentidos. “Fue una pérdida en muchos niveles, no solo económica y profesionalmente, sino digna de confianza y ahora Tenemos que luchar contra todo el sector restaurarlo para que la gente pueda ver que estamos a salvo, que mantenemos buenos datos y, lo más importante, porque nuestro objetivo es salvar el verano ”, dice Miralles.

No es fácil a nivel logístico, pero asegura que recibirás la extensión del horario hasta las diez con “brazos abiertos”: “Puedes trabajar con eso, volveremos a la tarde para la merienda, tapas y Si el clima y la lluvia lo permiten, esperamos poder colgar el póster completo para el fin de semana.porque las llamadas con reservas no han parado desde que se anunció el cambio y nadie quiere quedarse sin mesa.

Alegría e incluso lágrimas de felicidad, esto es lo que lleva a la reserva de una mesa. Este fue el caso de Bar Congo en el Reino de Valencia: “La primera vez que llamamos para reservar una cena, casi nos echamos a llorar”.dice Pepa, dueña del lugar. Hoy es el primer día que se les permitió cerrar desde que comenzó la pandemia “y no por obligación”, responde. Aun así, están trabajando en la organización de la semana, los horarios y la operación que se llevará a cabo a partir de ahora.

La vacunación tiene lugar en la salud.

“El cambio es satisfactorio, estamos contentos porque pensamos que sería hasta las ocho. Pero es cierto que Empiezas a analizar y todavía hay algo dramático. Cuando piensa en la dotación de personal que necesita y lo que facturará más adelante, tiene que encontrar un equilibrio y es complicado. Vamos a sumar horas de empleados que ya están en nómina y vamos a incluir empleados, pero no hay tantas horas de nómina para ser relevados ”, explica.

Pepa no quiere dejar a un cliente fuera. “Hay espacio para todos, desde desayunos, aperitivos y comidas como café por la tarde o tarde y cena de tapas”, enfatiza. Pero decidió establecer una fórmula que le permitiera dar espacio a todos. «De jueves a sábado y domingo haremos Prioriza las reservas a partir de las 7 a.m. que comienzan con una cerveza y terminan con la cena.»Comenta. Y asegura que ya están recibiendo llamadas, que la gente está animada pero siempre pendiente del cielo.

«Llevamos casi tres semanas así Esperando el clima, llueva o no, y eso es lo que nos hemos estado perdiendo», Protesta Kiara, dueña de La Chingada, en Ruzafa. “Actualmente estamos organizando todo de nuevo. Lo que vamos a hacer es abrir en fila sin cerrar, pero seguimos perdiendo la cena; Es un poco caótico para nosotros, hay que organizarlo bien ”, dice.

Está agradecido por el cambio, pero admite que todavía tiene dudas porque no sabe cómo funcionará ni cómo reaccionará la gente. «La gente no puede sentarse hasta las diez en punto, porque hay toque de queda a las diez en punto.entonces realmente se cerrará antes.

Y el clima no ayuda, pero la gente llama mucho durante el fin de semana. Tienes que ver cómo será durante la semana. Me imagino que todo mejorará si vamos al buen tiempo, pero hay que trabajar más, que venga chicos, porque así no es rentable, solo hasta las seis no vale la pena, no se gana nada. .. este es un buen cambio, pero no es una panacea, pero bueno, al menos ganamos la tarde y comimos algo por la noche.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *