Última hora del incendio de Venta del Moro hoy

Última hora del incendio de Venta del Moro hoy


trabajo de extinción de incendios. / irene marsilla

La operación se centra en evitar que el fuego llegue al parque natural de las Hoces del Cabriel

La lluvia caída en la tarde de este martes en la zona afectada por el incendio en Venta del Moro (Valencia) ha supuesto «una tregua» entre los distintos efectivos que trabajan en el control del incendio, que se desarrolló «favorablemente» procurado anoche al no arder ninguna llama. Los medios terrestres han estado trabajando durante toda la noche y también se están realizando revisiones con drones para controlar todo el perímetro y detectar puntos críticos.

A media tarde, las tormentas obligaron a los recursos aéreos y terrestres que aún funcionaban en el área a retirarse hasta que paró la lluvia, lo que provocó que los niveles de humedad aumentaran con picos de hasta el 80 por ciento.

La ministra de Justicia, Gabriela Bravo, en declaraciones a los medios de comunicación luego de la reunión de coordinación en el Puesto de Comando Avanzado (PMA), informó que el fuego no tenía llama luego de las tormentas que azotaron la zona a las 18:30 horas.

Bravo, aseguró que no tenía conocimiento de que el fuego hubiera afectado al Parque Natural de las Hoces del Cabriel, y señaló que el fuego «no ha avanzado más» por lo que la extensión «sigue siendo la misma»: 1.300 hectáreas. «Las lluvias han fomentado una mayor humedad y han ayudado a extinguir las llamas», dijo.

A última hora de la tarde intensificaron los trabajos en el margen izquierdo del perímetro, la parte que bordea el parque natural, donde “se intensifica aún más el trabajo con potentes máquinas para reforzar los cortafuegos”.

Tras las tormentas, los medios terrestres han retomado sus labores, pero no así los medios aéreos, que están a la espera de ver si hay necesidad de «reforzar» los puntos conflictivos, cuestión que se decidirá en la reunión que se celebrará próximamente este miércoles. mañana, cuando se haga una primera valoración de la situación.

El incendio que afecta a Venta del Moro ya ha arrasado más de 1.300 hectáreas de bosque y algunas tierras de cultivo.

Gabriela Bravo agregó que durante toda la noche se operarían vuelos de drones para revisar todo el perímetro para “detectar puntos calientes”. El titular de justicia destacó el trabajo nocturno “importante”, que permitirá “incluso con altas temperaturas saber dónde tenemos las zonas más vulnerables y actuar con rapidez”.

En cualquier caso, el Ayuntamiento apeló a la prudencia: «Tenemos que tener mucho cuidado y seguir trabajando en la exploración del lugar y en el seguimiento de los focos de fuego. Tenemos un parque natural delante», ha subrayado.

Más concretamente, señaló que la zona presentaba una masa forestal «inmensa» y una orografía «muy complicada». Y por ello, advirtió que «en caso de reactivación del fuego» las quebradas «impedirían los movimientos de tierra».

Sin embargo, señaló que «las noticias son más alentadoras» y los responsables de emergencias son «más optimistas» principalmente por los fenómenos meteorológicos.

La operación se centra en evitar que el fuego llegue al Parque Natural de las Hoces del Cabriel ya que, según el director de la Agencia Valenciana de Seguridad y Atención de Emergencias, José María Ángel, se encuentra “en el umbral que podría afectar al Parque de las Hoces del Cabriel y todas las operaciones están enfocadas a prevenirlo».

Hasta un total de 500 bomberos están en operaciones de incendio, entre ellos 300 bomberos del Consorcio Provincial y la Generalitat, con el apoyo de personal de Castilla-La Mancha, otros 237 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, además de 30 medios aéreos, entre otros, el castellano de La Mancha y los proporcionados por el Estado.

La operación se centra en construir grandes cortafuegos con máquinas para evitar que el fuego, que ya afecta a 1.300 hectáreas, llegue a la zona de las Hoces del Cabriel.

noche dura

La noche del lunes fue complicada para los efectivos que trabajaban en la contención del incendio en la Venta del Moro. El fuego se propagó a la zona del pie de la montaña, tomó el tirón de la quebrada frente a ella y se extendió hacia arriba desde allí. El viento de poniente levantó hasta seis pozos reproductores que se extinguieron rápidamente, pero posteriormente se produjo un descenso muy grande de la presión atmosférica que mantuvo la humedad relativa en un 12%, más el viento de poniente que encendió el fuego con gran violencia. que ni la lucha contra el fuego químico que realizaron durante toda la mañana ni los medios con los que actuaron fueron suficientes para detenerlo.

Bomberos combaten el incendio en el incendio de Venta del Moro

En tierra, durante la noche trabajaron 4 unidades de bomberos forestales y anfibios, dos dotaciones y 4 brigadas del consorcio de la Provincia de Valencia, así como tres comandos y bomberos voluntarios. A partir de las 7.00 horas se reanudan los medios aéreos con dos aviones más y dos helicópteros más, a los que se suman otros dos aviones y dos helicópteros con una brigada de helicópteros, según los informes de emergencias de la Generalitat.




Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *