servicios basicos | Médicos generales advierten de riesgos en el diagnóstico por saturación de pacientes

servicios basicos |  Médicos generales advierten de riesgos en el diagnóstico por saturación de pacientes


Representantes del Foro de Médicos Generales de la Comunidad durante su comparecencia de este martes. / signo de jesus

Los médicos atienden cada día a una veintena de pacientes más de los recomendados y denuncian la falta de nuevas plazas, sobre todo en pediatría

«El público no es consciente de esto
Tratar a 50 o 60 pacientes en una mañana es peligroso Podemos cometer errores, tanto por el paciente como por nuestra salud mental, y eso es lo que más nos preocupa». Raquel Navarro es miembro de atención primaria del Colegio de Médicos de Alicante, resumiendo la situación a la que se enfrentan los médicos generales y pediatras en los centros de salud valencianos. Con motivo del Día Mundial de la Atención Primaria, celebrado este martes, el Foro Médico, que quiso realizar un acto conmemorativo a este importante nivel sanitario de la comunidad, puerta de entrada de los pacientes a la red pública, y a la vez vengativa, quiso desde el papel de estos profesionales.

En este sentido, la portavoz del Foro y presidenta de la Sociedad Valenciana de Pediatría, Eva Suárez, ha señalado que, en promedio, estos profesionales
Atiende a 46 pacientes diariamente, tanto presencial como telefónica (excluida la atención domiciliaria), frente a las recomendaciones de las sociedades científicas de no superar los 28 pacientes por médico de familia en un día (25 en el caso de los pediatras), atendiendo así a 20 pacientes más de lo recomendado. Ante esta situación, estos especialistas han mostrado su malestar por las poco más de 300 nuevas plazas de médicos de cabecera que el Ministerio de Sanidad ha puesto a disposición para este año, sólo cinco para pediatras, de un total que supera los 5.000 en esta primera fase, pero eso será después de que el verano se expanda por miles más.

Médicos y paramédicos salen a la calle por la baja de 6.000 refuerzos y el

Suárez, que tuvo unas palabras de recuerdo para los compañeros fallecidos a causa de la pandemia, reclamó la necesidad de «ampliar la plantilla con contratos de calidad, no precarios» y «restringir agendas y cupos a números y recomendaciones razonables». ‘, así como ‘planes antiburocráticos’ y medidas para proteger a los médicos del número cada vez mayor de ataques a los que están siendo sometidos por parte de los profesionales. “Los servicios básicos ya no existían antes de la pandemia, llevamos demasiados años sin la debida inversión, haciendo más y menos con menos y los médicos llevándose el estrés y tratando de que los ciudadanos no sufran las consecuencias”, lamentó la vocera.

María Ángeles Medina, presidenta de la Sociedad Valenciana de Medicina de Familia y Comunitaria, ha presentado el informe elaborado por la entidad sobre la situación de la atención primaria en la comunidad, pero lamenta no poder hacer entrega de una copia a la ministra de Sanidad, Ana Barceló, que no asistirá al evento podría. “Nuestra esperanza es que se convierta en una herramienta útil para el colectivo, proporcione un acercamiento al problema real y estimule la revisión del sistema de salud”, agregó este especialista. El resumen del informe destaca el descenso de la natalidad y el progresivo envejecimiento de la población, por lo que cada vez hay más pacientes en consulta, pacientes que necesitan cada vez más tiempo.

Este primer avance en la exploración de la sociedad refleja la “baja valoración” que la dirección hace de los profesionales e incluso de los pacientes incluso después de los problemas provocados por la pandemia (cierre de centros sanitarios, atención telefónica…); las condiciones laborales de los profesionales, con contratos precarios, la sobrecarga de las consultas, el exceso de tareas burocráticas, etc.

María José Gimeno, representante del Sindicato Médico CESM-CV, ha criticado el refuerzo previsto por Sanidad para Atención Primaria (unos 300 médicos generales y 5 pediatras), por lo que, dada la situación actual, ha puesto sobre la mesa la posibilidad de llamando a una huelga. «Depende de cuánto sigan tirando de la cuerda porque estamos muy cansados. Las cifras sobrantes son una pena, sobre todo en pediatría. No podemos explicarlo a menos que piensen en trocearlos».

Ignacio Domingo, de la Asociación de Pediatría AVALPAP, tampoco lo explica. «La figura del pediatra se ha olvidado por completo, pero nuestra labor es fundamental, no solo de diagnóstico y terapéutica, sino también de prevención».


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.