salud oposición | Trabajadores de la salud están llevando al ministerio ante el juez para permitir cargos designados políticamente como un tribunal de oposición

salud oposición |  Trabajadores de la salud están llevando al ministerio ante el juez para permitir cargos designados políticamente como un tribunal de oposición


El nuevo ministro de Sanidad, Miguel Mínguez. / lp

El sindicato CSIF acusa a la Dirección General de Recursos Humanos de «abandonar funciones» al incumplir la orden de creación de tribunales de apelación

director general

El sindicato CSIF ha interpuesto recurso contencioso administrativo contra el Ministerio de Sanidad después de que la denuncia, en la que advertía contra la designación de personas para cargos de designación política en tribunales de oposición, fuera desestimada por silencio administrativo. La central sindical advierte que esta situación viola la orden del ministerio, que regula los procedimientos de selección.

El Centro Independiente de Sindicatos y Funcionarios (CSIF) explica que recurrió al ministerio en julio de 2021 advirtiendo que “en el listado de personas inscritas por categoría y, en su caso, por especialidad, se anotaba que las personas con figura en el Colegio para la Selección y Provisión de Puestos de Personal Estatutario del Sistema Valenciano de Salud».

La central sindical señaló en el mismo escrito que “esta circunstancia es flagrantemente contraria a lo dispuesto en el artículo 3 de la Norma 5/2018, de 20 de agosto, del Ministerio de Sanidad General y Salud Pública, por la que se determina y se constituye la Comisión Consultiva de Selección y Disposición Medidas de puesta en funcionamiento del Colegio para la selección y provisión de plazas de personal estatutario.

Salud cambia la fecha de una apelación completa después de un llamamiento adventista

CSIF señala que este artículo establece expresamente que “No podrá pertenecer a estos órganos colegiados el personal electo o designado políticamente, el personal temporal y cualquier personal”. Esta circunstancia se contrasta con la idea de candidatura y apuesta por la integración de estos cargos de cargos de designación política, por ejemplo por personas que actualmente ostentan directores económicos o de enfermería o subdirectores.

La federación subraya que «el artículo 3 de la Norma 5/2018 es contundente en el sentido de que prohíbe que el personal de elección o nombramiento político forme parte del colegio para la selección y provisión de puestos de personal estatutario». Por tanto, como señala el sindicato, “carece de la titulación necesaria para formar parte del colegio”.

El gremio considera que “la Dirección General de Recursos Humanos pudo haber surgido por el abandono de sus funciones, ya que debió identificar y subsanar las falencias descritas en las solicitudes de registro como paso previo a la realización de los sorteos para designar a los miembros técnicos de los órganos”. de selección y suministro».

Ante la falta de una “subsanación de deficiencias” y la falta de respuesta a su denuncia original ante la Conselleria, CSIF ha interpuesto una controvertida denuncia administrativa ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Autónoma de Valencia contra la denegatoria” por silencio administrativo» de su solicitud.

La central sindical recuerda que el ministerio está violando su propia orden judicial al permitir que los miembros ocupen cargos políticos. También espera que esta circunstancia pueda dar lugar a impugnaciones de las pruebas e incluso a una suspensión cautelar de los procedimientos de selección, lo que perjudicaría a numerosos opositores.

El gremio señala que en estos momentos se están realizando varios procesos de selección hasta el 15 de julio, que continuarán con convocatorias a partir de septiembre, en los que participan un gran número de participantes como enfermeros, TCAE, celadores o auxiliares administrativos.

En este sentido, CSIF señala que “la falta de transparencia por parte del Ministerio y la vulneración de su propia normativa crea inseguridad jurídica para miles de personas, ya que pueden sufrir la impugnación o la paralización cautelar de sus actuaciones si un interviniente apela. ante la Situación creada por la propia administración.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.