El Consell se suma a los regadíos y pide al Gobierno que mantenga el trasvase del Tajo al Segura

El Consell se suma a los regadíos y pide al Gobierno que mantenga el trasvase del Tajo al Segura


Tuberías de trasvase Tajo-Segura que transportan agua a Alicante y Murcia. / LP

Los ayuntamientos valoran positivamente el contenido de las alegaciones sobre los planes hídricos presentados por la Generalitat

«Está claro para nosotros que las demandas que hacemos a los sistemas de riego son justas, y por eso las respaldamos de manera indispensable y siempre las defenderemos». Así de enérgico se mostró ayer el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras presentar a los representantes de algunas comunidades de regantes de la Comunidad las alegaciones del Consell contra los proyectos de los Planes Hidrológicos del Júcar, Segura y Tajo.

Las autoridades de regadíos están exigiendo que Puig en Madrid apriete el traspaso a Segura.  saltear

Puig dio a conocer las denuncias veinticuatro horas antes de la fecha límite para su presentación el 22 de diciembre. En el caso del trasvase Tajo-Segura, no es diferente, como ha asegurado, que “para conseguir que el río que llega por la tubería se mantenga para que los sistemas de riego tengan la misma agua y el mismo precio que hasta ahora. »

El Gobierno valenciano exige que se dote a la Albufera de una dotación medioambiental anual de 74 hectómetros cúbicos

Según el Consell, los cálculos utilizados para determinar el caudal ecológico del Tajo no cumplen los criterios «suficientemente estrictos» para los que se requieren los necesarios estudios actualizados. Sin embargo, mientras se realizan nuevos cálculos, el gobierno valenciano sugiere que el caudal ecológico no debería superar los 6,2 metros cúbicos por segundo durante los meses de verano.

En cuanto al Plan Júcar, los alegatos piden que el Parque Natural de la Albufera se dote con una dotación medioambiental de 74 hectáreas cúbicas anuales y como principio general que los regadíos tradicionales así como las modernizaciones se adapten a las necesidades del parque y que todos las inversiones planificadas se mantienen will.

Por su parte, el Plan Hidrológico del Segura exige una evaluación integral y medidas para garantizar la seguridad de los usuarios, como la disponibilidad de agua desalada o la evaluación del precio del agua resultante de la mezcla de agua de trasvase y agua desalada; Inversiones para ampliar la red de riego y drenaje y el abandono de nuevos corredores hidráulicos que modifiquen la actual red de riego.

Las comunidades de regantes valoraron «muy positivamente» las alegaciones del gobierno valenciano y la misma actitud de las autoridades de regantes y de la Generalitat hacia el agua.

“Hemos iniciado un trabajo conjunto que continuará durante los próximos seis meses para elaborar planes hidrológicos que serán la guía de política del agua durante los próximos seis años”, dijo Juan Valero de Palma, secretario general de Acequia Real del Júcar y la Federación de Comunidades Nacionales de Regantes (Fenacore), presente en el encuentro.

Señaló que si bien las alegaciones debían ser analizadas en detalle, en el caso del traslado de Tajo-Segura hubo «total satisfacción con el apoyo firme y decidido del Consell».

Convención de Alarcón

Por otro lado, la Unidad Sindical de Usuarios del Júcar (USUJ) también anunció la presentación de alegaciones contra el plan de esta cuenca, tal como se adelantó hace unos meses, y defendió la necesidad de reanudar el Acuerdo de Alarcón.

El presidente de la compañía, Antonio Costa, recordó que solo exigieron «el cumplimiento de los acuerdos firmados hace 20 años, el respeto de nuestras reservas de agua y la normativa económica especial pactada, y la finalización de las obras de modernización». Según la USUJ, los representantes del ministerio y la CHJ se han comprometido a aceptarlo.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *