Die Pascual de Rojas y Cárdenas Dasí y Merle | Muere en Valencia el marqués de Dos Aguas y Algorfa

Die Pascual de Rojas y Cárdenas Dasí y Merle |  Muere en Valencia el marqués de Dos Aguas y Algorfa


Pascual de Rojas con sus dos hijos en Dénia. / LP

OBITUARIO

Pascual de Rojas y Cárdenas Dasí y Merle | Su linaje, uno de los más importantes de Valencia, se remonta al siglo XV y construyó el bello palacio que lleva su nombre

costa

El marqués de Dos Aguas y Algorfa, Pascual de Rojas y Cárdenas Dasí y Merle, falleció en Valencia el 13 de junio a la edad de 77 años. El Marquesado de Dos Aguas era una de las líneas más importantes de Valencia. La familia se remonta al siglo XV, aunque no fue hasta finales del siglo XVII cuando Carlos II les concedió el título de Marqueses.

La célebre figura de Pascual de Rojas deja un gran número de reconocimientos pues, además de Marqués de Dos Aguas y Algorfa, también fue Caballero de la Real Maestranza de Caballería de Valencia y Granada, la Real Hermandad del Santo Cáliz, Caballero de Honor y Devoción de la Soberana Orden de Malta y Caballeros de la Orden de Alcántara. Casado con Berta Zabala Rodríguez-Fornos (Marquesa de Dos Aguas y Algorfa), era también hermano de los Vizcondes de Bétera. Siempre llevó su legado familiar “con mucho orgullo, pero también con sencillez y humildad. Era un hombre muy accesible y sin pretensiones”, dice la familia. Otra faceta suya fue su compromiso totalmente desinteresado con la Fundación Patrimonio Benéfico Marqués de Dos Aguas, especialmente en los últimos años, institución que presidió con orgullo durante mucho tiempo y por la que trabajó y luchó con ahínco. «La finalidad de la fundación era realizar una obra social. Se volcó de lleno en su trabajo y le dedicó buena parte de su vida. Este trabajo le permitió colaborar con asociaciones como Cáritas, entre otras».

Dénia, además de Valencia, fue su segunda casa, donde pasaba largas temporadas con su familia y donde pasaba días muy felices en compañía de su familia. “Siempre ha tenido una conexión muy especial con la ciudad, pasaba los mejores momentos allí, le tenía un cariño muy especial”. También era “un hombre de campo, de naranjos, amante de los animales y de la naturaleza. Lo disfruté mucho. «Su carácter cercano siempre le permitía estar en el camino», les decía a todos. Si había algo que regar o hacer, él siempre era el primero».

La literatura fue otra de sus grandes pasiones, «tenía especial predilección por la historia, especialmente la de Valencia, y la genealogía». Como hombre de carácter, se caracterizó sobre todo por “la generosidad y el buen humor. Hemos recibido tantos mensajes de cariño de tanta gente que nos ha conmovido”, dijo la familia. Es un «superabuelo» que siempre ha transmitido su «profunda sencillez y humildad» a sus hijos y nietos. Nos enseñó a ser agradecidos ya vivir el presente».

El hermoso palacio que lleva el nombre del margrave muestra el legado de su linaje. Hacia 1740 Giner Rabassa de Perellós, III. Marqués de Dos Aguas para remodelar su casa y encarga a Ignacio Vergara la construcción del portal principal de alabastro. Hoy es una de las postales más importantes de Valencia. Declarado Monumento Histórico-Artístico en 1941, el palacio pronto fue adquirido por el Ministerio de Educación para albergar la importante colección de cerámica de Manuel González Martí y Amelia Cuñat y Monleón.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.