Casi 4.000 personas defienden la transición entre Tajo y Segura en Alicante

Casi 4.000 personas defienden la transición entre Tajo y Segura en Alicante


Los tractores entran en concentración. / Pablo Selles

Varios líderes políticos asistieron a la reunión, convocada por Asaja-Alicante ante la subdelegación del Gobierno

Cerca de 4.000 personas se concentraron en la mañana de este martes frente a la subdelegación del Gobierno en Alicante para protestar por la reducción prevista por el Gobierno en el trasvase Tajo-Segura en una concentración organizada por Asaja-Alicante. Varios líderes políticos se han unido para defender los intereses de los agricultores del sur de la comunidad, en Murcia y Almería, y han llamado al diálogo con una misma voz.

El nuevo plan de la cuenca del Tajo, que prevé una reducción del trasvase que actualmente reciben estas zonas en unos 105 hectómetros cúbicos al año y que, según la portavoz del Grupo Socialista en Les Corts, Ana Barceló, es «imprescindible». «Los defenderemos con uñas y dientes», dijo, mostrando el apoyo «unánime e incondicional» del PSPV y de todos los partidos del Botánico.

La consejera de Agricultura, Mireia Mollá, tampoco dejó de hacer esta cita en defensa del traspaso «muy importante para el futuro de la Comunitat Valenciana». Mollá defiende los caudales ecológicos, pero pide que se replanteen y «tengan en cuenta esos 6 metros cúbicos por segundo, que también garantiza la masa del Tajo, pero que necesitamos para nuestro jardín».

Para el líder popular Carlos Mazón, “hay agua para todos y defenderemos lo que es nuestro”. “Es una guerra que solo se resuelve con el diálogo y la solidaridad”, agregó, “porque hay agua para todos y hay no hay que oponerse a las empresas de regantes de Castilla-La Mancha». Mazón también pidió a Ximo Puig que «pierda el miedo y haga entrar en razón a Sánchez».

Diferentes momentos de concentración. / Pablo Selles

Para el presidente de Asaja Alicante, José Vicente Andreu, “asistimos a la muerte del traspaso aplazado, que es fundamental para nuestro futuro” y ha pedido la unidad de toda la sociedad ante este problema.

Lucas Jiménez, presidente de la Unión Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, ha enviado un mensaje al Gobierno para que regule las aguas del país «según criterios estatales». «Es inaceptable que los ríos del país no se hayan movido ni un ápice y solo haya movimientos ascendentes del Tajo afectando al trasvase Tajo-Segura», ha advertido, recordando que «desde hace 43 años somos religiosos por las infraestructuras del Tajo ”.

Se calcula que cortar el traspaso podría crear más de 8.000 puestos de trabajo directos y miles de indirectos y destruir 12.000 hectáreas de cultivo en Murcia, Alicante y Almería. Además, hay una pérdida de producción de unos 122 millones de euros al año.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.