Según el estudio, la transmisión del virus es significativamente menor después de la vacunación.

Según el estudio, la transmisión del virus es significativamente menor después de la vacunación.


La vacunación contra COVID-19 reduce la transmisión del virus de una persona a otra, según un estudio del Instituto Nacional Holandés de Salud Pública y Medio Ambiente publicado en la revista Eurosurveillance.

La vacuna protege contra la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, pero algunas personas siguen infectadas con el coronavirus incluso después de la vacunación. Todavía no estaba claro en qué medida las personas vacunadas podían transmitir el virus.

Los estudios previos generalmente han demostrado esta asociación a través de evidencia indirecta. Este nuevo estudio ahora ha demostrado que la transmisión del virus después de la vacunación es significativamente menor a través de datos de rastreo de contactos y fuentes directas.

El estudio encontró que las personas que vivían en el mismo hogar con personas completamente vacunadas tenían un 71 por ciento menos de riesgo de infección que los miembros del hogar de personas no vacunadas.

Las personas que se infectaron después de recibir una vacuna (al menos dos semanas después de la primera inyección de la vacuna Pfizer, AstraZeneca o Moderna) tenían un 21 por ciento menos de miembros del hogar infectados que los miembros del hogar de aquellos que no fueron vacunados.

La investigación también mostró que si alguien en el hogar dio positivo, los miembros del hogar completamente vacunados de esa persona infectada tenían un 75 por ciento menos de probabilidades de infectarse que los miembros del hogar no vacunados.

Este número es ligeramente más bajo que la protección posterior a la vacunación en estudios de población amplia, probablemente porque los miembros del hogar de las personas infectadas están expuestos a altos niveles de partículas de virus.

Por lo tanto, el estudio muestra que la vacunación no solo protege a quienes están vacunados, sino que también ayuda a proteger a quienes los rodean. “En este contexto, es muy importante completar el calendario de vacunación. Si se infecta incluso después de una vacunación completa, es importante aislarse a sí mismo para proteger a quienes lo rodean ”, explican los investigadores.

El estudio se realizó con datos desde febrero hasta finales de mayo de 2021, cuando la variante predominante del coronavirus que circulaba en Holanda era la variante alfa. En los próximos meses, este centro de investigación analizará si las vacunas también ofrecen protección frente a la transmisión de la variante Delta.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *