Se presenta la moción de revisión de la muerte de un guardia civil en Poio en 1990

Se presenta la moción de revisión de la muerte de un guardia civil en Poio en 1990


La voz de Galicia





La voz


Vigo

02/04/2021 05:00 h

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha traído un caso que ha solicitado reabrir 31 años después. Fue la muerte de un guardia civil, una muerte que se consideró un suicidio más que una muerte violenta. La víctima es Agustn Rodríguez Pérez, quien prestó el último servicio de su vida el 13 de agosto de 1990. Él y otros 39 agentes de la guardia civil, miembros de la Compañía Virgen del Camino de Len, viajaron ese año a Ras Baixas para reforzar la presencia policial en los puestos de control, registros o detenciones. Todo como parte de la Operación Ncora, que comenzó dos meses antes. Se alojaron en un hotel en Poio que también les servía de base.

Agustn, de 23 años, de Quintana del Castillo (Len), salió de su habitación esa mañana vestido de civil y con su pistola habitual para comenzar el turno de las 6 am. Desayunó en la cafetería del hotel y salió del edificio para tomar asiento a 200 metros. Allí estaban los coches oficiales de la guardia civil y su único trabajo era vigilarlos. El siguiente, a las 7:50 a.m., fue el hallazgo del cuerpo de Agustn en el asiento del conductor de un auto al que le dispararon en la sien, sujetando el arma con una mano y manchas de sangre dentro y fuera del auto oficial. Luego, la investigación fue iniciada por El Juzgado de Instrucción nº 3 de Pontevedra determinó que el hombre se había suicidado.

Los familiares de Agustn Rodríguez nunca habían visto con tanta claridad el suicidio del joven guardia civil. Niegan que haya un episodio depresivo detrás de este caso o que lo haya pasado mal. Por ello, hace unos meses pidieron que se reexaminara el caso, pues entendieron que podría haber sido una muerte violenta. Le pidieron a la corte que revisara el caso.

La reciente resolución judicial reconoce una falta de instrucción y subraya la especificidad de que el asunto ha sido tratado como un delito de terrorismo. Tras consultar este expediente en la audiencia de Pontevedra, la familia Len anunció que no podría recurrir ante el Tribunal Supremo.

Conozca toda nuestra gama de boletines

Hemos creado para ti una selección de contenido para que puedas recibirlo cómodamente en tu correo electrónico. Descubra nuestro nuevo servicio.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *