playas mascarilla kBjF


Sanidad definitivamente está enterrando su controvertido proyecto para lograrlo Utilice la máscara en cualquier momento en playas, piscinas, ríos, lagos, pantanos, embalses y entornos «asimilados»Incluso si se pudiera mantener una distancia segura de otras personas. Una semana después de que se publicaran en el BOE las polémicas normativas sin el consentimiento de las autonomías, el departamento que encabeza Carolina Darias ha optado por no hacer cumplir la voluntad de los municipios y se encuentra hoy en el Consejo Interterritorial del nuevo anteproyecto del Sistema Nacional de Salud que permite que se presente no usar la máscara en estos espacios públicos mientras esté en los “momentos de calma” (la frase) “Broncearse”, pero está implícito, por lo que los técnicos) y siempre que se pueda mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros con otros grupos de personas “no convivientes”.

El texto, que con toda probabilidad ahora será aprobado por las comunidades, no obstante mantiene la obligación de usar protección nasal y bucal cuando la gente está fuera de casa. En otras palabras -explican desde Salud- la máscara seguirá existiendo Obligatorio en “paseos por la playa” y “otros ambientes acuáticos” independientemente de cuán concurrida o no esté la zona.

En particular, el texto indica que la máscara se utilizará durante la Acceso a las zonas arenosas o cuando se viaja a la orilla.así como en todos los “entornos naturales” en estas áreas, p. ej. B. dunas. Los ciudadanos tampoco podrán descubrir su boca en los vestuarios de piscinas o salas de ocio similares, ya sean públicas o comunitarias. Solo se puede renunciar a la protección en los vestuarios del cuarto de ducha..

La forma en que el departamento de Darias se enteró de “disculparse” con los bañistas enmascarados todo el tiempo es establecer una Lista de «excepciones» a la regla general Llevando siempre la prenda teniendo en cuenta que su uso es “incompatible” con la situación en sí. ¿Cómo son “la hora del baño”; la práctica del deporte en el agua “ya sea natural o artificial” y sobre todo la gran puerta trasera para pasar gran parte del tiempo en estas salas sin la odiada máscara: “Tiempo de descanso antes o después del baño o ejercicio en el medio acuático, en su entorno”.

La práctica deportiva en estas aguas, como en otros lugares, seguirá descartando el uso de máscara durante la actividad física, ni en el preámbulo ni posteriormente. También está prohibido llevar la máscara a las personas que realicen actividades en estos lugares. “Salvavidas o Rescate” pero solo si necesitan “acceso al medio acuático” para realizar su labor de socorro.

Por supuesto, puede prescindir temporalmente de la máscara al comer o beber. Eso sí, en las instalaciones de restauración de estas zonas de ocio veraniego así como en el resto de la hostelería, sigue vigente la estricta obligación de llevar la máscara en todo momento, excepto en el momento del consumo.

Las nuevas pautas cambian el artículo 6.2 de la Ley de Prevención del Coronavirus. Borrador y aprobación en los primeros días de la pandemia y el encierro y que estableció el uso de la máscara en todos los casos en los espacios públicos. La decisión de Salud de retocar esta normativa, que se aplicará este verano, sin que, sin embargo, atenúe las condiciones en lugares con presencia turística destacada, había abrazado a un gran segmento de las comunidades, incluidos varios gobiernos socialistas. Temían que una normativa tan estricta pudiera entorpecer la llegada de visitantes en el próximo mes.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *