Una manifestación en Pamplona reivindica que «la migración es un derecho» y que la admisión es «obligación de las instituciones».

Una manifestación en Pamplona reivindica que «la migración es un derecho» y que la admisión es «obligación de las instituciones».


PAMPLONA, 18 de diciembre (EUROPA PRESS) –

Una manifestación este sábado en Pamplona afirmó que «la migración es un derecho» y que la admisión es «obligación de las instituciones».

La movilización, convocada por la Coordinación Antirracista de Navarra con motivo del Día Mundial del Migrante, arrancó pasadas las doce del mediodía desde la plaza de las Merindades, seguida de una pancarta con el lema «La migración es un derecho» en varios idiomas. Los manifestantes portaban pancartas con mensajes como «Nadie es ilegal», banderas con mantas térmicas y antorchas «como se hacía en los barcos perdidos que pudieran llegar a la costa».

La manifestación continuó por la Avenida Carlos III y finalizó en la Plaza del Ayuntamiento, donde se leyó un comunicado en el que se afirma que «La migración es un derecho, el derecho a una vida digna y a elegir cómo, en igualdad de condiciones, queremos» vivir «. Lamentaron: “Gracias a la necropolítica migratoria, la migración se ha convertido en un acto de resistencia y desobediencia al injusto orden mundial”. Por otro lado, los convocantes enfatizaron, “La admisión es un deber, no es negociable” y criticaron el hecho de que las instituciones «están lejos de garantizarlos y proteger derechos, siguen condicionando, lastimando o mirando para otro lado, disculpándose»., por ejemplo en la falta de competencias «.

La marcha hizo varias paradas para llamar la atención sobre las instituciones «a las que consideramos responsables y cómplices». Por un lado en la delegación del gobierno, “como el cabecilla del racismo institucional plasmado en una política migratoria que ha transformado las fronteras en espacios sin justicia y sin muerte”. Con esto en mente, la Coordinadora Antirracista pidió «políticas de defensa de los derechos fundamentales» y destacó que «no toleraremos más muertes en la frontera».

La siguiente parada fue en el Gobierno de Navarra, que reclama una «política de admisión real y efectiva» recordándoles que «la bienvenida es su deber y que tienen muchas más competencias de las que reconocen o aceptan en esta materia».

Finalmente, en la Plaza Consistorial, los ayuntamientos hicieron un llamado a “garantizar los mismos derechos a todas las personas que viven en sus ciudades y distritos” y enfatizaron que “garantizar el registro de todas las personas que viven aquí es una obligación comunal”.

Los organizadores también criticaron al Gobierno vasco por «su responsabilidad por la negligencia en las muertes que presenciamos en la frontera de Irún».

«Estamos cansados ​​de escuchar que no tienen competencias», dijeron desde la Coordinadora Antirracista de Navarra, quien destacó que «si queremos ser un país de acogida, tenemos esta constante violación de los derechos de los migrantes en su territorio». «


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *