UGT Navarra propone garantizar el poder adquisitivo y reducir la jornada laboral al negociar el acuerdo del metal

UGT Navarra propone garantizar el poder adquisitivo y reducir la jornada laboral al negociar el acuerdo del metal


Entre otras cosas, también se barajan medidas de digitalización, igualdad de derechos o un plan para estabilizar el empleo comercial.

PAMPLONA, 14 de marzo. (PRENSA EUROPA) –

El secretario general de la Confederación de Industria, Construcción y Agricultura (FICA) de UGT de Navarra, Lorenzo Ríos, ha presentado la plataforma sindical para el Acuerdo sobre la Siderurgia negociado en la Comunidad Autónoma, plataforma que incluye propuestas como la compra garantía de energía, reducción de jornada y plan de estabilización del empleo industrial.

«La propuesta de FICA-UGT para el convenio del metal consiste en una filosofía: más salario, menos jornada y más empleo», ha dicho este lunes Lorenzo Ríos en una rueda de prensa en la que ha comparecido junto al responsable de la Asociación de Técnicos y Cuadros ( ATC ), Loli Herrera, y la secretaria del Sindicato de Igualdad Ayala Puente para dar a conocer estas medidas.

Ríos ha destacado la «importancia» para Navarra del convenio a negociar, ya que afecta a 36.000 trabajadores, es decir. Pymes (más del 98%).

Como se ha mencionado anteriormente, la plataforma del Acuerdo de la Industria Siderúrgica y Metalúrgica de Navarra elaborada por FICA se presentará a la mesa de negociación en el marco del “tradicional acuerdo de unidad de acción” con CCOO, que “ya impulsó a ambas organizaciones sindicales a hacerlo para firmar los anteriores acuerdos del metal vigentes en Navarra”. Según ha explicado, la próxima mesa de negociación tendrá lugar el 16 de marzo, ya se ha celebrado una ronda de asambleas autonómicas, y ya se han enviado los ejes principales de la plataforma al presidente de la mesa de negociaciones.

En cuanto a las propuestas concretas de la federación de industria, construcción y agricultura, el secretario general señaló que apuntan a firmar un acuerdo de 4 años en el que “se utilizarán fórmulas salariales que garanticen la preservación del poder adquisitivo de los trabajadores”.

De esta forma, “tomando como referencia el IPC histórico y teniendo en cuenta el contexto hiperinflacionario en el que nos encontramos”, propone un incremento salarial igual al IPC cuando la inflación sea superior al 6%, un incremento del IPC más 0,75 punto cuando la inflación está entre el 1% y el 3%, y un aumento del IPC más medio punto cuando la inflación está entre el 3% y el 6%. Al mismo tiempo, FICA propone reducir la jornada anual de 1.695 horas a 24 horas.

En materia de empleo, la Confederación de la Industria, la Construcción y la Agricultura propone la creación de un grupo de estudio para facilitar la implantación de la jornada de 32 horas en el sector metalúrgico.

Esta comisión se encargaría de «identificar los problemas coyunturales y estructurales del empleo del sector», reclamar la activación de los nuevos ERTES RED creados al amparo de la reciente reforma laboral e impulsar la creación de un fondo de transición para el empleo, «que proporcionaría una Transformación justa al nuevo modelo de producción industrial».

Asimismo, y con el objetivo de «rejuvenecer el sector», se propone reducir un 20% la jornada laboral de los mayores de 55 años, sin rebajar el salario. “Por cada 5 personas que reducen un 20% su jornada laboral, creamos un empleo”, dijo Ríos.

Este capítulo también propone la creación de planes específicos de conservación y empleo, con especial atención a las mujeres, los jóvenes y los mayores de 45 años. En concreto, ha destacado la importancia de un pool industrial de empleados fijos para que “se formen en momentos de escasez o inactividad”. “Necesitamos saber qué nuevas tecnologías vienen y qué cambios traerán estas nuevas tecnologías para capacitar a estos trabajadores”, reflexionó.

Estos planes se enmarcan en el plan de estabilización del empleo industrial que FlCA pretende impulsar para asegurar una “transformación justa” de la industria, con “especial atención a las empresas en riesgo de crisis ya los subsectores con problemas de sobrecapacidad productiva”.

Por otro lado, la plataforma de la Confederación de Industria, Construcción y Agraria de UGT de Navarra incluye “mejoras sociales” como renovación de licencias y permisos pagados.

“Defenderemos más salarios ligados al IPC, menos jornadas y el pacto por el empleo. Necesitamos incluir temas en torno al teletrabajo y todo lo relacionado con el proceso de transición industrial porque queremos una transición industrial justa, poniendo en el centro a las personas y logrando asegurar el nivel de empleabilidad actual que tenemos en la industria”, resumió.

DIGITALIZACIÓN E IGUALDAD

Por su parte, Herrera se ha referido a temas relacionados con el teletrabajo. “La digitalización es Industria 4.0, algo que parecía muy lejano en el tiempo y que ya tenemos aquí”, ha apuntado, tras considerar que este fenómeno “trae más producción” pero también “pérdida de empleo en la industria manufacturera”. “Debemos tratar de minimizar estos riesgos y la única forma es involucrar a las empresas en el desarrollo de planes de capacitación adecuados que permitan a los trabajadores actuales adquirir nuevas habilidades digitales”, dijo.

Es por ello que ha optado por regular las condiciones del teletrabajo y fomentar la desconexión digital, ya que “hay una gran necesidad de regular medidas y buenas prácticas que ayuden a trabajadores y empresas a evitar el mal uso de las TIC y su utilidad”.

Por otro lado, Puente ha hecho hincapié en el tema de la igualdad, incluyendo un protocolo de acoso «bien elaborado y estructurado». “Entendemos que el convenio de los metales es uno de los más importantes de Navarra y podemos ser un referente para otros convenios más pequeños, incluso a nivel nacional”, dijo.

CONSECUENCIAS DE LA GUERRA EN UCRANIA

En respuesta a los periodistas, ha confirmado que la guerra de Ucrania está teniendo consecuencias para la industria navarra y que «está por ver hasta dónde pueden llegar las implicaciones de esta situación». Ríos ha explicado que ya se están produciendo ERTE por la escasez de materia prima, aunque las empresas afectadas por esta escasez de suministro están «buscando proveedores alternativos».

“Hay que ver cómo resuelven estos problemas. Si encuentran proveedores alternativos, esto no tiene por qué afectar a la falta de suministro”, añadió, tras reflexionar que “Europa debe tener una estrategia” y “debe reaccionar”.

“Veremos cómo afectará esta situación al sector industrial. No sabemos hasta dónde pueden llegar las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania”, repitió.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.