Pamplona instalará 30 cámaras de videovigilancia en el casco antiguo y la Vuelta del Castillo a finales de año

Pamplona instalará 30 cámaras de videovigilancia en el casco antiguo y la Vuelta del Castillo a finales de año


El Ayuntamiento invertirá 300.000 euros para crear entornos «más seguros» y prevenir posibles delitos

PAMPLONA, 13 de junio (PRENSA EUROPA) –

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado este lunes el contrato para el suministro e instalación de 30 cámaras de videovigilancia y sus correspondientes equipos de comunicación que se colocarán en el casco antiguo y en la Vuelta del Castillo.

Están destinados a “aumentar” la “seguridad ciudadana” en varias zonas específicas de la ciudad y prevenir delitos en la vía pública.

Las cámaras estarán conectadas al Centro de Coordinación Operativa de la Policía Municipal (CECOP), informó el Ayuntamiento de Pamplona en un comunicado de prensa. De los 30 previstos, 23 se instalarán en el centro histórico de Pamplona, ​​en zonas como Redín, alrededores del Ayuntamiento de Pamplona, ​​Plaza del Castillo, Labrit o Recoletas. Los otros 7 se colocarán en las pasarelas peatonales de la Vuelta del Castillo.

Las ubicaciones fueron designadas como cámaras disuasorias y cámaras de detección e identificación en un estudio de la Policía Metropolitana para «seguir creando entornos más seguros».

La implantación de estas cámaras supone también una ampliación de los actuales servidores de grabación y almacenamiento y obra civil. El plazo de ejecución es de cinco meses, por lo que probablemente las cámaras puedan instalarse a finales de año, con un coste de 302.000 euros.

fotonoticia 20220613093222 236

PLAN DE OCIO Y CONVIVENCIA

Esta medida se enmarca en un programa de ocio y convivencia con el que el Ayuntamiento quiere «frenar y prevenir» posibles delitos en determinados puntos de la ciudad. Se trata de infracciones penales como el robo con violencia, “con base en las zonas de ocio (discotecas, botellones) y lo son desde la segunda mitad del año pasado”.

Junto a la instalación de estas cámaras de videovigilancia, se llevan a cabo otra serie de medidas como: B. la mejora de la iluminación en la Vuelta del Castillo y otros puntos «probablemente utilizados para botellones», como Runa Park Yamaguchi Park o el barrio de Redín.

En febrero, el Ayuntamiento de Pamplona aprobó una modificación presupuestaria de 500.000 € para instalar iluminación y cámaras de videovigilancia para aumentar la seguridad en determinados barrios.

Después de gastar 300.000 euros en cámaras, los 200.000 euros restantes se destinan a mejoras selectivas en la iluminación.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.