Pamplona completará la vía ciclista del sur de la ciudad con un recorrido de 1,7 km alrededor de la UPNA

Pamplona completará la vía ciclista del sur de la ciudad con un recorrido de 1,7 km alrededor de la UPNA


PAMPLONA, 7 de abril. (PRENSA EUROPA) –

Pamplona ampliará su red ciclista al sur de la ciudad, uniendo con carriles bici lugares de gran tráfico de viajeros como la Universidad Pública de Navarra, el Estadio El Sadar y el Navarra Arena.

En los próximos meses, el Ayuntamiento de Pamplona tomará las medidas necesarias para ampliar 1,7 kilómetros de la red de vías ciclistas con un nuevo tramo de vía ciclista que discurrirá por la calle Tajonar desde la rotonda con la Avenida de Cataluña hasta El Sario siguiendo la calle Sadar y Avenida de Cataluña hasta la rotonda con Calle Pablo Antoñana y Calle Fernando Remacha.

En la Comisión de Movilidad de este miércoles también se dieron a conocer los detalles de la segunda fase de las obras de mejora de la movilidad peatonal y ciclista en la calle Julián Gayarre. Estas obras completarán las actuaciones iniciadas en 2021 en esta calle hasta su conexión con la Avenida de Zaragoza.

Ambos proyectos en torno a la UPNA y Julián Gayarre están financiados por la Unión Europea bajo el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) a través de los fondos de la UE de próxima generación. El Ayuntamiento de Pamplona ha recibido 421.000 euros por estas medidas, que tendrán que pasar por el trámite de aprobación esta tarde en el pleno como parte de una propuesta de modificación de los presupuestos de 2022.

En concreto, los carriles bici de la calle Tajonar y la calle Sadar tienen un presupuesto de 150.000 euros cada uno, mientras que la obra de la calle Julián Gayarre asciende a 121.000 euros.

El concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, ha comentado en rueda de prensa que estas obras se licitarán en los próximos días a través del convenio marco para la selección de empresas para la realización de obras de urbanismo táctico. Estas medidas, que se enmarcan en la estrategia municipal de transición energética y protección del clima «Go Green Pamplona», está previsto que comiencen en mayo y finalicen a lo largo del verano.

La ampliación de la red ciclista hacia el sur, con el nuevo tramo de 1,7 kilómetros que rodea el campus de la UPNA, discurrirá por las calles Tajonar, Sadar y Cataluña. El carril bici de la calle Tajonar desde la rotonda con la Avenida Catalunya hasta El Sario discurre por el margen derecho hacia el centro de la ciudad. Tendrá 3 metros de ancho más la cinta protectora.

Al inicio del tramo, en la rotonda de la Avenida de Cataluña, se mejorará el paso de bicicletas, se pavimentarán y ensancharán las aceras y se creará un nuevo carril bici, que conectará con los carriles bici existentes. A la altura de la entrada al aparcamiento del rectorado se habilitará un camino peatonal y ciclovía para un mejor acceso. En la rotonda de El Sario se estrechará la calzada y se creará una vía peatonal y ciclista para permitir la conexión con el tramo de la calle Sadar y se conectará otra ciclovía con la ciclovía que se creará después de Mutilva.

En la calle Sadar, el carril bici discurre hacia el oeste por la Margen Derecha. Está construido sobre la banda del parque, con una dimensión de 2,50 más banda de guardia. Se construirán cinco paradas ampliadas para los Villavesas, tanto en paradas existentes como las que se activan en días de partido o conciertos. Se reducirán las rotondas de esta vía y se creará una nueva vía ciclista a la altura del Navarra Arena y el Estadio El Sadar.

En el tramo contiguo a la Avenida de Cataluña, la vía ciclista discurrirá hacia el norte por el margen derecho y se construirá también sobre el actual aparcamiento, de las mismas dimensiones que el de la calle Sadar. Se creará un gran apeadero de 25 metros para las líneas de transporte urbano comarcal y también de carril bici para conectar el carril bici con otras vías existentes, como la que viene de la calle Pablo Antoñana.

FIN DE LAS ACTUACIONES EN LA CALLE JULIÁN GAYARRE

El Ayuntamiento de Pamplona también ejecutará la segunda fase de las obras de mejora de la movilidad en la calle Julián Gayarre, en el barrio de la Milagrosa. El año pasado se realizó la primera fase entre los cruces con las calles Blas de la Serna y Guelbenzu. Este 2022 la actuación se completará hasta la conexión con la Avenida Zaragoza. Además de las mejoras en la movilidad de los peatones, las condiciones del tráfico regional de la ciudad y la pacificación del tráfico, habrá 410 metros adicionales de ciclovía acondicionada.

A lo largo del recorrido se retirarán los actuales delimitadores no conformes y se instalarán otros delimitadores de goma y bolardos. La ciclovía, que estará totalmente asfaltada, tendrá una anchura de 2,50 metros con una franja protectora de 0,50 metros. En el tramo final, cerca del cruce con la Avenida de Zaragoza, se habilitará el carril de estacionamiento del margen derecho, actualmente alimentado por baterías.

En el cruce de las calles Julián Gayarre y Guelbenzu se renovará la acera del margen izquierdo, eliminando escaleras y mejorando la accesibilidad. En el cruce con la calle Sangüesa se ampliará la acera, se creará un nuevo carril bici y se mejorarán los pasos de peatones existentes. Se llevan dos grupos de contenedores al parking de la calle Sangüesa. Finalmente, en la misma calle Sangüesa, se construirá una estación de metro de Villavesas para mejorar la accesibilidad de los usuarios del servicio y aumentar la velocidad comercial del transporte público.

Además de estos tramos de vías ciclistas, existen otras actuaciones de movilidad financiadas en Pamplona por los fondos Next Generation EU, entre las que se encuentran otros proyectos de fomento de la movilidad activa y verde que ya están en marcha, como el eje sostenible de Labrit o han finalizado con anterioridad , como la transformación de la avenida Barañáin o la calle Bernardino Tirapu, así como medidas de mejora peatonal, el Elevador de Trinitarios y estacionamientos disuasorios, que contribuyen a cambiar el modelo de movilidad y energía transicional en nuestra ciudad.

También se financiarán las medidas necesarias para la gestión de una futura zona medioambiental en Pamplona. Se instalarán sensores y dispositivos para medir parámetros de calidad del aire y capacidades de tráfico en diferentes puntos de la ciudad para luego analizar y proponer el alcance y criterios de aplicación en esta futura zona ambiental. Esta solución se implantará en Pamplona de acuerdo con la obligación legal que la ley de cambio climático y transición energética establece para todas las ciudades españolas de más de 50.000 habitantes y con los criterios derivados del análisis.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.