Navarra invertirá 42 millones para renovar infraestructuras de abastecimiento de agua y tratamiento de residuos municipales

Navarra invertirá 42 millones para renovar infraestructuras de abastecimiento de agua y tratamiento de residuos municipales


La ministra Ciriza propone un paquete de 44 medidas a realizar en colaboración con asociaciones y municipios

PAMPLONA, 25 de enero (EUROPA PRESS) –

El Gobierno de Navarra, a través de la Dirección General de Administración Local y Despoblación, invertirá 42 millones de euros durante los próximos 4 años en la mejora y renovación de las infraestructuras de gestión de inundaciones y tratamiento de residuos urbanos. Esta inversión, que se prolongará hasta 2025, permite realizar un total de al menos 44 actuaciones en colaboración con las asociaciones y municipios correspondientes.

Según ha informado el Ejecutivo regional en nota de prensa, el consejero de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra, Bernardo Ciriza, impulsó este martes en rueda de prensa estas inversiones acompañado del director general de Administración Local y Despoblación, Jesús María Rodríguez.

Estas 44 medidas se enmarcan en el nuevo Plan de Inversiones Locales (PIL), cuyo proyecto de ley ha sido aprobado recientemente por el Gobierno de Navarra y elevado al Parlamento para su debate y aprobación. De estas 44 actuaciones para el periodo 2022-2025, 41 corresponden al Plan Director del Ciclo Integral del Agua para Usos Urbanos 2019-2030 y otras tres al Plan de Residuos de Navarra 2017-2027.

Normalmente, el 95% de estas inversiones son financiadas por el gobierno de Navarra. En el caso de inversiones que dan derecho al titular a deducir el IVA soportado, el porcentaje es del 80%.

LAS 44 FUNCIONES EN DETALLE

En primer lugar, cabe señalar que, en relación con el plan director del ciclo integral del agua para uso urbano, dado el alto nivel de abastecimiento de agua, el objetivo de este plan es asegurar la “gestión razonable del agua necesidades, suficientes en cantidad y calidad, para sustentar a la población a partir de fuentes de abastecimiento sólidas y diversificadas”.

El objetivo es abastecer al 100% de la población con agua cruda de manantial de alta calidad para 2030 y lograr el cumplimiento “pleno” de la Ordenanza de Agua Potable. Lograr dicho cumplimiento requerirá una inversión ‘significativa’ tanto por parte del Gobierno de Navarra como de las autoridades locales pertinentes.

Para el período 2022-2025 están previstas al menos las siguientes acciones. En Bidasoa, nuevo embalse en Ezkurra y captación del manantial de Errotazar al embalse de Doneztebe/Santesteban. En Urumea-Leitzarán-Araxes, mejoras de la ETAP, rehabilitación de la red en altura, conexión de manantiales y protección de las radas en Leitza.

En Larraun, Imoz, Basaburúa, Atez, Ulzama y Lanz, entregas a Leazkue; Depósito de Burutain; embalse de Guelbenzu; depósito superior en Arrarats; mejora de la cuenca de Aitzarreta para ETAP y pozo P3 de Iriba; Mejora del embalse de Etxaleku y renovación de la red de alta tensión en Iraitotz y urbanización Iraizotz. En Urdalur, instalación de un sistema de depuración en el embalse de Irañeta y ampliación de la arteria principal de Urdalur a Irurtzun.

En la comarca de Pamplona, ​​abastecimiento de Garrués, Usi, Zandio y Osacáin; Conexión de Ibargoti a la solución de Medinueta de la Mancomunidad de Izaga; yacimiento de Goñi; Mejora del abastecimiento de crecida del valle de Atez (oleoducto de Izarbil y embalse de Erice de Atez).

En el Pirineo Central, reforma de la cuenca hidrográfica de Orbaizeta-Orbara y conexión y renovación de la red de saneamiento en Garralda. En Irati, renovación de la red de abastecimiento alto en Bigüezal y Mendinueta Solución 8ª fase. control remoto y control remoto.

En Alto Aragón, balsa de regulación en Cáseda; Centrífuga de lodos y mejoras ETAP Mancomunidad de Sangüesa; Campamento de Javier y teledirigido y telemando de la Mancomunidad de Sangüesa. En Montejurra, envíos a Amillano, Lezáun-Riezu y Valle de Allín – fases 1 y 2; Telemando y actualización del telemando de la Mancomunidad de Montejurra y línea derivación Los Arcos-Viana.

En Riezu, telemando y actualización de telemandos de la Mancomunidad de Valdizarbe; Depósito de Muniain de Guesálaz y rehabilitación parcial de la red de altura de la Mancomunidad de Valdizarbe. En la zona media y Bajo Arga y Aragón ampliación de 100 l/s ETAP Olóriz; Ampliación de 100 l/s ETAP Pedrera; Bombas Carcastillo; y ramal Villafranca y derivaciones a Cadreita y Villafranca.

En Ribera, las mejoras de la ETAP de Valtierra Argueda; nuevo yacimiento de Virgen de la Cabeza (Tudela); y renovación parcial del oleoducto general a Corella.

En cuanto al Plan de Residuos de Navarra, cabe recordar que su finalidad es «prevenir la generación de residuos y mejorar su gestión en la Comunidad Autónoma», incluyendo, entre otros, la recogida selectiva y separación de residuos domésticos y comerciales, su reciclaje , reciclaje y eliminación.

El objetivo de este plan es “convertir a Navarra en una sociedad de referencia en cuanto al concepto de economía circular, que propone el uso responsable de las materias primas, el mejor aprovechamiento de los recursos y la aplicación de la regla de reducción, reutilización, reparación y reciclaje todo en un círculo continuo que imita el funcionamiento de la naturaleza”. Para ello, se destaca la prevención como “seña de identidad” de la comunidad foral, como referente en la gestión pública y como capacidad de creación de empleo de calidad.

El objetivo de reducción del 12% se alcanzará para 2027, lo que resultará en menos impactos ambientales y de salud y menos sustancias peligrosas y contaminantes. Además, está previsto que el 8% de los residuos voluminosos y el 2% de los RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) sean tratados para su reutilización, que todos los ciudadanos de Navarra dispongan de recogida selectiva de materia orgánica, de la que el 65% será selectiva recogido. de residuos domiciliarios y comerciales, entre otros.

En los próximos cuatro años, PIL tiene previsto ampliar el vertedero de Cárcar y dos nuevas plantas de compostaje para el tratamiento de biorresiduos en la zona centro (Tafalla) y en Santesteban. Estas acciones de residuos se completarán con inversiones del Fondo de Residuos e inversiones del Fondo de Recuperación y Resiliencia en los próximos años.

DOS LÍNEAS DE ACCIÓN MÁS

Cabe recordar que, además del programa de inversiones comentado anteriormente, el PIL incluye otras dos líneas de actuación. Por un lado, la programación local, que incluye las siguientes líneas de actuación: renovación de las redes locales de abastecimiento, saneamiento y pluviales; pavimentación de caminos con renovación de redes; pavimentación de caminos sin renovación de redes y caminos a lugares permanentemente habitados; urbanización de intersecciones; y fundaciones comunitarias y municipales. Las obras deberán ser solicitadas por las autoridades locales una vez aprobada la norma por el Parlamento de Navarra.

Por otro lado, el programa de libre elección: inversiones definidas por cada entidad local en el ejercicio de su autonomía, que la propia entidad local controla y ejecuta.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.