Maya envía una carta a Chivite para crear una comisión de transferencia conjunta «inmediatamente».

Maya envía una carta a Chivite para crear una comisión de transferencia conjunta «inmediatamente».


El objetivo es acordar cómo el gobierno estatal se hará cargo de los servicios que el ayuntamiento no puede prestar por falta de recursos económicos

PAMPLONA, 21 de enero (PRENSA EUROPA) –

El alcalde de Pamplona, ​​Enrique Maya, ha enviado una carta a la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, para reclamar la constitución “inmediata” de una comisión conjunta de traslados.

Tal y como ha señalado el Ayuntamiento de Pamplona en nota de prensa, esta comisión «deberá acordar los términos en los que el Gobierno de Navarra realizará la gran mayoría de los servicios, junto con el personal que actualmente les está dedicando el Ayuntamiento», y la Pamplona «ya no puede ofertar por falta de financiación» tras la próxima aprobación de la nueva Ley de Financiación Municipal, que suprime la carta capital.

Este viernes, en sesión extraordinaria, el Gobierno de Navarra aprobó los tres proyectos de ley que regularán la nueva financiación municipal. Es el proyecto de Ley Foral de Modificación de la Ley Foral 2/1995, de 10 de marzo, del Ministerio de Hacienda local; el proyecto de Ley Foral, que establece la distribución y distribución del fondo de participación de las entidades locales en los impuestos de Navarra a través de transferencias corrientes; y el Proyecto de Ley Foral, que regula el plan de inversiones locales.

Como consecuencia de estos proyectos legislativos provinciales y según la carta del alcalde, “el Ayuntamiento de Pamplona reducirá en más de 6 millones de euros anuales sus ingresos corrientes, que hasta ahora había cubierto los gastos adicionales que esta ciudad debe ser capital de la comunidad foral y en la justificación de la Ley Foral 16/1997”.

El escrito recuerda que “según el borrador de proyecciones, esta reducción de ingresos se configura como definitiva y en todo caso aumentará gradualmente, pintando un escenario futuro de ahogo financiero para la capital”. La carta concluye con el deseo de «encontrar una solución a este problema».

Tal y como ha anunciado este miércoles el Ayuntamiento de Pamplona, ​​esta comisión de traslados analizará las competencias indebidas y delegadas que el consistorio «ya no ha podido tener en cuenta con la reducción de ingresos de la nueva financiación» aprobada este viernes por el Gobierno de Navarra y que ahora irá al Parlamento.

El Ayuntamiento de Pamplona “pondrá una cifra al coste real de todos estos servicios y prestaciones que viene prestando desde hace 25 años y que la administración competente debería volver a ejercer con estos 6 millones de euros menos, dada la falta de financiación que es la Gobierno de Navarra”.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.