Más de 180 municipios participan en la “Resto-Copa”, que premia a quienes generan la menor cantidad de residuos a partir de la fracción residual

Más de 180 municipios participan en la “Resto-Copa”, que premia a quienes generan la menor cantidad de residuos a partir de la fracción residual


PAMPLONA, 2 de julio (EUROPA PRESS) –

Este sábado finaliza la segunda edición de la “Resto-Copa”, el concurso que premia a los municipios de Navarra que menos residuos generan a partir de la fracción residual por habitante. Más de 180 ciudades han participado en esta iniciativa impulsada por la Diputación Foral y el Consorcio de Residuos de Navarra.

El objetivo de la campaña es reducir la cantidad de residuos que se vierten en la fracción residual, “que en gran parte acaba en vertedero y por tanto tiene el impacto más grave sobre el medio ambiente”. Solo en Navarra se recogieron 150.000 toneladas de esta fracción de residuos en 2021.

“Al reducir la fracción residual, se logra un aumento del reciclaje en las demás fracciones, de modo que se promueve la recuperación de materiales valiosos para su reutilización, p. B. Plásticos, papel, envases de vidrio o materia orgánica”, ha destacado el ejecutivo navarro en un comunicado.

El concurso, que se desarrollará del 2 de mayo al 2 de julio, premiará a las entidades locales de cada municipio que consigan la menor media de residuos por habitante. Estos lugares reciben premios en forma de mobiliario urbano elaborado con residuos reciclados o material para promover eventos sostenibles, completando así el proceso de economía circular.

Los municipios participantes se dividen en 14 entidades encargadas de la gestión de residuos en sus respectivos territorios: las Mancomunidades de Alto Araxes, Bidausi, Bortziriak, Esca Salazar, Irati, Mairaga, Malerreka, Mendialdea, Montejurra, Ribera, Ribera Alta, Comarca de Sangüesa y Valdizarbe , y el Ayuntamiento de Baztan. Con el objetivo de ampliar el abanico de actividades, los colegios Toki Ona de Bera, Almandozko Eskola y Elizondoko Eskola se suman a la campaña.

fotonoticia 20220630092523 236

¿QUÉ DEBE TENERSE EN LA PAPELERA?

En 2021, Navarra produjo 150.000 toneladas de fracción residual, es decir, más de 225 kilos de residuos de difícil reciclaje por habitante. “Se trata de residuos mixtos, muchos de los cuales no se pueden aprovechar y se entierran en un vertedero, produciendo líquidos lixiviados y gas metano, el factor más importante en la generación del efecto invernadero”, ha indicado el Gobierno regional.

Por tanto, en los contenedores de fracción residual, que suelen ser de color verde o gris según la Mancomunidad, sólo deben depositarse los residuos que sean “no o con dificultad reciclables”: residuos de celulosa (curitas, pañales, desmaquillantes, etc.) , productos de limpieza (paños, bastoncillos, cuchillas o cepillos de dientes), residuos de medicamentos domésticos (gasas, vendas, esparadrapo y otros), material de protección contra el COVID (mascarillas, antígenos o guantes), restos de basura, excrementos de animales, platos, vasos, vasos de cristal o cerámica o colillas de tabaco.

Se recuerda que la Ley Foral de Residuos, con el objetivo de minimizar los residuos no reciclados, actualmente sanciona los residuos que acaban en vertederos con una tasa de 20 euros por tonelada y que la recientemente aprobada Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular se elevan a 40 euros por tonelada.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.