La plataforma navarra contra las Macrogranjas levanta denuncias sobre el nuevo proyecto en Caparroso

La plataforma navarra contra las Macrogranjas levanta denuncias sobre el nuevo proyecto en Caparroso


Creen que es un «truco» para «hacer que la basura que se tira en los campos de Navarra parezca limpia».

PAMPLONA, 16 de mayo. (PRENSA EUROPA) –

La plataforma navarra contra las macrogranjas presentó este lunes ante la Consejería de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra diversas alegaciones contra el nuevo proyecto de la macrogranja Valle de Odieta de Caparroso, que quieren que se denomine «Triquiñuela que hace referencia a que las tierras vertidas en los campos de Navarra parecen limpias”.

Según informa la plataforma en un comunicado, la macrogranja Caparroso “a día de hoy genera graves problemas ambientales y sociales” y “como solución a algunos de estos problemas” las empresas proponen instalar una planta de tratamiento para transformar los residuos líquidos que se producidos en grandes cantidades se producen en el agua de riego.

“Después de un análisis detallado de la propuesta, creemos que la planta de tratamiento no funcionará como se especifica en el proyecto. Todas las personas que consultamos con experiencia en el tema llegan a la conclusión de que una planta como la que se está proyectando no es capaz de reducir los niveles de contaminación de los fertilizantes contenidos en el digestato”, advierten.

De hecho, advirtieron que “la planta así diseñada tendrá serios problemas operativos y altos costos económicos”. «Nos preocupa mucho que su instalación suponga una especie de ‘tapa de expediente’ o ‘hagamos lo que hagamos’ para que el Gobierno de Navarra autorice el riego de campos con residuos con alto contenido de nitrógeno, que probablemente sea Si lo hace, seguirá provocando graves problemas ambientales en suelos, acuíferos y cursos de agua”, recalcó.

Por todo ello, los argumentos esgrimidos acaban con una petición al Gobierno de Navarra «para que analice en profundidad el documento, que sea consciente de los problemas de este nuevo truco y que no lo autorice».


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.