Induráin reconoce ‘problemas objetivos’ en listas de espera y NA+ dice que gestión es un ‘fracaso’

Induráin reconoce ‘problemas objetivos’ en listas de espera y NA+ dice que gestión es un ‘fracaso’


El asesor anuncia un volante de aplicación que “recoge todas las características de cada referido que facilitan la priorización”

PAMPLONA, 19 de mayo. (PRENSA EUROPA) –

El consejero de Sanidad del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha afirmado este jueves en el pleno del Parlamento Foral: «Al igual que con la pandemia y la escuela primaria, es evidente que hay problemas objetivos, déficits y enormes retos pendientes» sobre la lista de los retos por delante, pero ha asegurado que «estos problemas no se pueden abordar desde la dinámica cíclica y partidista de una guerra continua de números y grandes titulares».

Por su parte, Navarra Suma ha reiterado que la gestión de las listas de espera por parte del Gobierno regional es «un auténtico fracaso», al señalar que 18.612 ciudadanos están esperando la primera consulta, más que al inicio de la legislatura.

En respuesta a una pregunta de Navarra Suma en el Pleno de las Cortes Forales, Santos Induráin afirmó que «hay que hablar de una situación ambivalente con al menos dos caras» en las listas de espera, explicando que «la realidad es muy sencilla que Navarra es una evolución aceptable y situación comparable en cuanto a listas de espera para intervenciones quirúrgicas y un panorama más preocupante en cuanto a listas y tiempos de espera en primeras consultas”. «Son dos caras de una misma moneda», ha explicado, y ha señalado que todo esto es «un fenómeno definitorio como la pandemia, y en un contexto de envejecimiento de la población y aumento de la demanda, tampoco se puede ignorar, como la falta de profesionales en diferentes campos, algunos de los cuales esperan con una importante concentración de personas».

El consejero explicó que del 31 de diciembre de 2021 al 31 de marzo de 2022, el número de personas en espera de una consulta inicial disminuyó en un promedio de 1,000 por mes. “Sin embargo, es cierto que en abril, por el impacto de la Semana Santa, el número de personas en lista de espera aumentó en 1.413”, ha señalado.

En cualquier caso, la ministra ha apuntado que «en este momento hay 2.324 personas menos en espera que el 31 de diciembre (casi un 4% menos) y los datos de principios de mayo -hay que esperar a las dos segundas semanas- apuntan a que la tendencia a la baja continúa». con una velocidad similar a la de los meses restantes». “El porcentaje de camareros con cita también ha mejorado desde diciembre, pasando del 23% al 35% en abril. El tiempo medio de espera de los camareros (110 días en diciembre) es de 92 días a finales de abril, mientras que el ‘promedio esperado la demora’ se reduce de 76 a 72 días», evaluó.

Induráin ha asegurado que “actualmente tenemos todas las máquinas de Osasunbidea a pleno rendimiento en actividad normal y extraordinaria”. “Efectivamente, a este comienzo de año no solo se ha recuperado el volumen de actividad de asesoramiento prepandemia, sino que el volumen acumulado de enero a abril es de 107.187 frente a los 97.606 de 2019 y los 105.702 de 2018 en el mismo cuatrimestre. «, él explicó.

La consultora enfatizó que “estamos en una fase en la que estamos aprovechando nuestros propios recursos públicos para trabajar estos listados paciente por paciente, consulta por consulta, intervención por intervención”.

En este sentido, explicó que ANDIA trabaja en el desarrollo informático del gestor de peticiones y resultados del formulario de solicitud de consultas externas, que “recoge todas las características de cada remisión que facilitan una correcta priorización y, sobre todo, conducen a la mayor adecuado”. Este trabajo consiste en definir, para cada servicio especializado, los motivos de derivación más habituales y los circuitos más ágiles para cada uno de ellos.

El mismo folleto que se define para las revisiones permite la solicitud simultánea de las pruebas habituales y la revisión en el tiempo establecido, asegurando que la cita de revisión se produzca en la modalidad establecida por el servicio tras la realización de la revisión así como la posterior solicitar la realización de las mismas en la modalidad que establezca el servicio.

fotonoticia 20220519101248 236

“El hecho de que el volante de derivación esté presente en el gestor de solicitudes y resultados de ANDIA es un elemento clave para una correcta priorización y para entender y mejorar los circuitos de pacientes una vez que son derivados a un especialista, lo que pronto se traducirá en una esperada agilización de procesos notoria”, señaló. estresado.

La diputada navarra de Suma, Cristina Ibarrola, ha confirmado que la gestión de las listas de espera por parte del Gobierno foral es «un auténtico fracaso» y ha señalado que el 30 de abril «cerca de 57.000 personas en Navarra están esperando una primera consulta». En concreto, según dijo, hay 1.413 personas más que hace un mes, 8.788 más que hace un año y 18.612 más que al inicio de la legislatura. Además, Ibarrola ha señalado que el tiempo medio de espera es de 72 días, un 56% más que al inicio de la legislatura. “Gobiernan con los presupuestos más grandes de la historia y han logrado los peores tiempos de espera promedio de la historia para deliberaciones, inspecciones y operativos”, dijo.

El parlamentario criticó el hecho de que el ministro de Salud “rehuyó rápidamente la responsabilidad, la culpa ciertamente es de la pandemia”. “Claro que la pandemia está dificultando la gestión y afectando las listas de espera, pero compararla con otras comunidades, la mayoría con presupuestos más bajos y que también han sufrido la pandemia, demuestra su falta de capacidad administrativa. Navarra es la tercera comunidad con peores tiempos de espera para las consultas iniciales”, ha señalado.

La diputada del PSN, Patricia Fanlo, ha reconocido que «la lista media de espera para consultas se ha duplicado respecto a las cifras anteriores de la pandemia» y ha afirmado que «es innegable el estrés que la pandemia ha causado en el sistema sanitario navarro». No obstante, aseguró que “las listas de espera se han corregido a medida que se ha ido recuperando la actividad sanitaria”.

Ana Ansa, en representación de Geroa Bai, ha explicado que el dato de la lista de espera “no es bueno, y no porque nos vaya mal en la comparativa nacional, va por barrios, en unos estamos bien, en otros mal y en otros intermedio». «Tenemos que ir más allá de los trucos contables que se pueden hacer jugando con tiempos y categorías. Está claro que tenemos un problema con las listas de espera y no es un problema nuevo», dijo en referencia a medidas ya asumido presupuestos para sugerir la sostenibilidad del modelo y «cambios reales en paradigmas organizacionales ineficientes».

El diputado de EH Bildu, Txomin González, aseguró que «una forma de solucionar» este problema es «dar estabilidad a la plantilla» y llamó la atención sobre la desvinculación de trabajadores cualificados. “En 2011 teníamos 1.900 especialistas, en 2014 bajó a 1.857, en 2018 se recuperó a 1.947 y en 2019 bajó a 1.716”, dijo.

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha reiterado que las listas de espera son «un problema crónico de nuestro sistema sanitario», y ha señalado que «al principio de la legislatura teníamos un diagnóstico claro de los problemas que había que cambiar y eso no fue posible porque ha tenido que trabajar para contener la pandemia». «La tendencia no es mala, pero es muy lenta en cuanto a la reducción de las listas de espera», ha subrayado.

La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha asegurado que «nadie deja de tener en cuenta que hay una tarea pendiente para tramitar unas listas de espera impagables», pero ha recordado que ya van dos años de pandemia. «Las cosas podrían haber sido mucho peores en este contexto», dijo, y señaló que había «cuestiones absolutamente fundamentales como la estabilización del empleo».


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.