En 2021, el Servicio de Atención Temprana de Navarra atendió a 1.187 niños de 0 a 3 años con discapacidad del desarrollo

En 2021, el Servicio de Atención Temprana de Navarra atendió a 1.187 niños de 0 a 3 años con discapacidad del desarrollo


PAMPLONA, 28 de febrero (EUROPA PRESS) –

El Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra atendió a 1.187 niños de 0 a 3 años con discapacidad intelectual a través del Servicio de Atención Temprana (SAT) en 2021 y recibió casi el doble de consultas respecto al año anterior (490 vs. 741 ). Por otra parte, el número de familias que califican la devolución del SAT como «muy buena» ha ascendido al 95%, según informó el gobierno estatal.

El Servicio de Atención Temprana interviene y acompaña a niños de 0 a 3 años con trastornos del desarrollo o en riesgo de desarrollo ya sus familias. Es un esfuerzo coordinado de agentes, recursos y servicios que tiene como objetivos principales asegurar el desarrollo óptimo de los menores, fortalecer la crianza de las familias y avanzar hacia una sociedad cohesionada e inclusiva. Este también es un servicio público, garantizado y gratuito.

En los últimos 10 años, el número de servicios prestados casi se ha triplicado pasando de 387 en 2011 a 1.187 en 2021, número que ha aumentado significativamente desde 2017 con la aplicación del II Plan General de Apoyo a la Familia, la Infancia y la Juventud. En 2020, el aumento de casos no siguió este crecimiento exponencial debido a la pandemia de COVID-19, sino que se mantuvo en las cifras de 2019 en 1029 casos a pesar de meses de confinamiento.

Un total de 5,38% de los niños entre 0 y 3 años fueron atendidos en la Comunidad Foral, que actualmente cuenta con 22.043 niños. En cuanto al origen de las derivaciones, el 59% procedían de pediatría (448 casos), el 15% del Hospital Universitario de Navarra (114 casos) y el 12% de jardines de infancia (90). También por parte de las familias que pueden contactar directamente con el servicio de atención temprana si observan algún problema en el desarrollo de sus hijos, el número de derivaciones en 2021 fue del 7% del total (56).

El 62% de los atendidos fueron en Pamplona y Comarca, el resto en otras zonas de Navarra: el 11% de los casos atendidos pertenecían a la región de Tudela; 9% a la Zona Noroeste; el 8% a la zona de Estella; el 7% a la zona de Tafalla; y 3% en el Nordeste, informó el ejecutivo.

Para la atención en estas últimas áreas geográficas, existe un concierto social que gestiona los equipos de intervención en las zonas de Navarra cuyo consorcio es ANFAS. De esta forma, es posible una atención descentralizada y más cercana a los entornos y lugares de las familias y los menores que intervendrán en 57 lugares distintos de Navarra en 2021, ha añadido.

Además, en sus instalaciones de Sarriguren, donde está ubicada, Atención Temprana cuenta con un equipo de 25 personas formado por profesionales de psicología, psicomotricidad, logopedia, fisioterapia, medicina y personal administrativo. Está previsto que el servicio se traslade al centro de Pilar Gogorcena en la calle Concepción Benítez, ya que las actividades que se desarrollan actualmente en Sarriguren requieren una nueva ubicación para dar cabida a más espacio del que actualmente se dispone. Además de las oficinas técnicas, este centro contará con 7 salas de psicomotricidad, 3 salas de logopedia y 5 salas de fisioterapia.

EXCELENTE CALIFICACIÓN DE FAMILIAS EN SERVICIO

El servicio de atención temprana realiza un análisis anual del nivel de satisfacción de las familias que son dadas de alta tras utilizar este servicio público. En 2021, segundo año de adopción de estrategias y prácticas de intervención basadas en la familia y los entornos naturales, el porcentaje de familias que sintieron que las necesidades de sus hijos recibieron una «respuesta excelente» aumentó del 92 % al 95 %.

“Tanto la evaluación como la planificación de nuestra respuesta nos ayudan a seguir adecuándonos a las necesidades reales de la educación infantil, que es nuestra misión como servicio público y nos empuja a la implicación constante con las familias así como en nuestra coordinación con las escuelas infantiles, escuelas y otros actores involucrados en la educación infantil”, enfatizó la ministra de Derechos Sociales, Carmen Maeztu.

En este sentido, la ejecutiva ha destacado la valoración que las familias están haciendo del centro actual (estado de las instalaciones y accesibilidad), así como la capacidad de respuesta del servicio, el desempeño de los profesionales y el nivel de implicación de las familias en el desarrollo de La intervención es muy buena. Más del 90% de las familias encuestadas manifestaron sentirse «muy satisfechas» o «totalmente satisfechas».

También fue muy satisfactorio, según las familias, el apoyo que los profesionales brindaron a las familias a nivel emocional e informativo (96% dijo sentirse “muy satisfecho” o “totalmente satisfecho”) y el hecho de que estos profesionales lo tuvieran en cuenta. las necesidades y prioridades de la familia (98% de ellos reportan sentirse “muy satisfechos” o “completamente satisfechos”).

En general, los porcentajes de satisfacción han aumentado en más de la mitad de las encuestas familiares. En concreto, las valoraciones muy buenas han pasado del 96% al 98%. “Los porcentajes de satisfacción son muy altos, lo que nos confirma que el trabajo que realiza el servicio responde a las necesidades de estos menores y sus familias”, ha afirmado la ministra Maeztu.

Entre los retos a los que se enfrenta el servicio de atención temprana para este 2022, destaca seguir ofreciendo una respuesta de calidad como la que se ofrece hoy, teniendo en cuenta la creciente demanda de este servicio, que año tras año se va “acercando a los estándares europeos y esos de las Comunidades Autónomas más avanzadas”. Este aspecto está íntimamente ligado a la formación continua de modelos y prácticas con clara evidencia científica.

Por otro lado, agregó el Gobierno, desde hace un tiempo el Servicio de Atención Temprana trabaja con las Secretarías de Educación y Salud para ofrecer la mejor respuesta a los menores que enfrentan dificultades en su proceso de desarrollo y a sus familias quienes tienen una visión común de las líneas. que determinaría la respuesta de la primera infancia en la comunidad Foral. “Abordaremos un importante reto transversal que se materializará en un gran número de proyectos de mejora realizados de forma conjunta, por lo que estamos muy agradecidos y compartimos con los demás la voluntad de mejorar el servicio público en el tramo de 0-6 años” , subraya Maeztu.

Finalmente, el servicio considera otro de sus objetivos fundamentales ser fortalecer el carácter preventivo en todo lo relacionado con la presencia en la comunidad, en los espacios locales y cerca de otros actores de la primera infancia, para lograr una verdadera promoción. “Queremos ofrecer una respuesta rápida y temprana, cercana a la comunidad, empoderando a los principales cuidadores de nuestros menores, en espacios naturales pero también preventivos y donde se trabajen procesos relacionales y educativos de manera constante. Esta es la atención temprana que buscan día a día los profesionales del servicio de atención temprana, que son en última instancia los que concretan nuestro servicio público”, concluye la ministra Maeztu.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.