Detenidos dos jóvenes que intentaban acceder a dos viviendas en Berrioplano. Llegar

Detenidos dos jóvenes que intentaban acceder a dos viviendas en Berrioplano.  Llegar


La policía provincial arrestó a 23 personas esta semana y está investigando a otras dos como autores de varios delitos.

PAMPLONA, 31 de diciembre (EUROPA PRESS) –

La policía provincial detuvo esta semana a dos jóvenes en Berrioplano por dos delitos de allanamiento e intento de robo. Los internos intentaron ingresar a la propiedad de una casa. Al ser sorprendidos, huyeron y luego intentaron lo mismo en otra casa de la zona. Una patrulla viajó al lugar y la arrestó después de localizarla.

Estos son dos de los 23 arrestos realizados por la policía durante la semana. Además, se identifica a otras dos personas como autores de diversos delitos. Todos ellos habían sido informados a la autoridad judicial a través de los correspondientes informes policiales, dijo la Policía Foral.

Además de los de Berrioplano, hubo once detenciones por delitos contra la propiedad. En Pamplona, ​​dos jóvenes -uno de ellos menor de edad- han sido detenidos con violencia e intimidación por un presunto atraco.

En la capital navarra también han sido detenidas dos personas por robar en los puestos del mercadillo navideño de la plaza del Castillo. Algunos ciudadanos informaron a la Policía Provincial de la actitud sospechosa de dos personas que (una de ellas con diferentes antecedentes de hechos similares) habían sido localizadas y acusadas de presunto robo.

En Huarte, dos mujeres en un automóvil fueron detenidas en un puesto de control de seguridad ciudadana, en cuyo interior los agentes encontraron varios artículos robados de las tiendas del centro comercial Itaroa. Las mujeres involucradas no presentaron comprobante de compra ni ofrecieron una versión confiable del origen, y también llevaron dos carritos de compras. La policía devolvió la mercancía, cuyo valor superó los 400 euros, a los comercios afectados, por lo que están acusados ​​de robo.

También en Huarte, una patrulla revisó un vehículo, en cuyo maletero encontraron varias bolsas con ropa de dos tiendas diferentes. La ropa se dañaba con regularidad cuando se activaban los sistemas de alarma. Los ocupantes del vehículo no pudieron mostrar el comprobante de compra y ofrecieron diferentes versiones del origen de la ropa. La Policía se puso en contacto con las tiendas, quienes confirmaron que la ropa había sido robada y el valor superaba los 170 euros. Los agentes devolvieron la mercadería a las tiendas y los investigaron a ambos por delitos menores.

Finalmente, en Ansoáin, junto con la policía de la ciudad, detuvieron a una mujer sospechosa de haber cometido un robo en un supermercado.

En Aranguren, un joven ha sido detenido por robo menor y amenazas en una tienda de ropa. El personal de la instalación descubrió a una persona que había comprado una chaqueta en efectivo pero tenía la intención de llevarse otros artículos sin cargo. Los oficiales de arrendamiento que llegaron al lugar descubrieron que el hombre vestía ropa que había sido dañada por la remoción de los dispositivos de seguridad. Los agentes se reunieron con el personal de la tienda, quien informó que el hombre sacudió a uno de los vendedores y lo amenazó.

En Tudela, agentes de la comisaría de esta zona detuvieron a una persona en un vehículo por presunto robo. La policía confirmó que se había quedado con varios artículos que fueron robados de un automóvil días atrás.

LLEGÓ POR ATAQUE A UN FAMILIAR EN EL HOSPITAL TÜDEL

Por otro lado, hubo otras ocho detenciones por delitos contra las personas. En Tudela, las fuerzas de seguridad civil tuvieron que desplazarse hasta el hospital Reina Sofía, donde una persona estaba «fuera de control». La policía interviniente constató que había agredido y amenazado gravemente a un familiar, por lo que fue detenida como presunta perpetradora de violencia doméstica.

También en Tudela, los policías provinciales tienen la tarea de elaborar el informe sobre la detención de una persona por parte de la policía municipal por un presunto delito de violencia de género.

Un joven de 18 años fue detenido en Pamplona como presunto autor de un delito contra la libertad sexual. Se cree que tuvo relaciones sexuales con un menor de 14 años que huyó del hogar familiar y cuyos padres denunciaron los hechos.

En Burlada, agentes de seguridad civil, junto con la policía local de la ciudad, detuvieron a dos personas por dos delitos de resistencia, desobediencia y amenazas. Se opusieron activamente a su identificación y posterior arresto.

Un hombre fue arrestado en Noáin por violar una orden judicial. Fue identificado en un puesto de control policial y cuando se verificaron sus datos, se descubrió que había infringido una medida legal incriminatoria.

Una persona fue detenida en Fitero por un presunto delito de agresión. En el centro de salud se había discutido con un paciente agresivo que tuvo que ser detenido y retenido por la patrulla de Tudela interviniente.

Y en Santacara, un hombre fue detenido por maltrato familiar. Había golpeado a un familiar, roto varios objetos alrededor de la casa, y había confrontado y amenazado a los agentes de Tafalla que estaban presentes en el incidente.

Detenido en Tudela por narcotráfico tras filtración

Dos personas fueron detenidas en Tudela bajo sospecha de tráfico de drogas. Una patrulla circulaba por una calle de la ciudad al amanecer cuando vieron a un turista que circulaba a gran velocidad cuando notó la presencia policial.

En ese momento se inició una persecución automovilística, en la que los dos ocupantes del vehículo arrojaron por la ventanilla diversas cantidades de droga antes de ser interceptados por el vehículo policial. Los agentes recolectaron las sustancias y comprobaron que se trataba de dosis individualizadas de speed y marihuana.

Además, encontraron varias cantidades de dinero y otras pruebas en las propiedades de los sospechosos de que estaban involucrados en la venta de estupefacientes por los que habían sido arrestados como sospechosos de un delito de salud pública.

Por otro lado, en Huarte, una persona con orden de registro y captura fue detenida por encarcelamiento. Tras recibirse la orden de un juzgado penal de Pamplona, ​​la patrulla de seguridad civil se dirigió al despacho de abogados donde trabajaba el solicitante para ser trasladado directamente a prisión.

Durante un control de una patrulla de Elizondo en Dantxarinea, fue detenido un hombre de nacionalidad francesa que portaba una escopeta y 50 cartuchos en su vehículo. La escopeta no tenía papeles y el hombre no tenía licencia de armas.

Finalmente, en Pamplona, ​​un conductor que conducía con un nivel de alcohol en sangre superior a 0,60 mg / l fue acusado de infracción de seguridad vial. Y en Arraiz, una patrulla interceptó a un conductor que andaba dando vueltas con la pérdida de su licencia de conducir.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *