Alrededor de 22 jóvenes con discapacidad se están formando para una vida autodeterminada en una red de vida asistida

Alrededor de 22 jóvenes con discapacidad se están formando para una vida autodeterminada en una red de vida asistida


El proyecto de aprendizaje de la vida independiente en la vida es «una alternativa a los dormitorios o la vida asistida»

PAMPLONA, 25 de noviembre (EUROPA PRESS) –

Un total de 22 jóvenes con discapacidad física y mental han completado la formación para una vida autodeterminada con la ayuda del proyecto de aprendizaje Independent Living in Living, y han contado con «el apoyo necesario».

Según nota de prensa de COCEMFE Navarra, se trata de un proyecto puesto en marcha en 2015 por COCEMFE Navarra, ANFAS, DOWN Navarra, ‘A tu lado’, ACODIFNA, ADACEN, ASPACE e IBILI con el apoyo de Fundación ‘la Caixa’ y Fundación Caja . Se financió Navarra, que hizo balance de estos años de actividad en un acto en Civican, que representa «un punto» para el programa.

A partir de ahora, dijeron, será el Gobierno de Navarra «quien tomará la batuta y dará el apoyo necesario dentro de la cartera de servicios sociales navarros a través de un concierto con instituciones sociales y mediante la gestión de cinco hogares».

“Si vivir de forma independiente es un desafío para todos los jóvenes, el salto es aún mayor si tienen una discapacidad, ya que enfrentan obstáculos adicionales, como dijo la gerente de COCEMFE Navarra, Edurne Jáuregui.

Con esto en mente, agregó: «Esta red de viviendas te ofrece la oportunidad de realizar un proyecto de vivienda independiente con un mínimo apoyo, como paso intermedio hacia la futura independencia, si así lo deseas».

UNA «ALTERNATIVA» PARA RESIDENTES O APARTAMENTOS ASISTIDOS

Esto significa que este proyecto es «una alternativa a la vivienda, la vida asistida o la vivienda unifamiliar» para los jóvenes discapacitados.

«Hay dormitorios y vida asistida para personas con discapacidad, pero no hay un apartamento intermedio que les permita vivir una vida independiente con una red mínima de apoyo», explica Jauregui.

En su opinión, este modelo promueve «su autonomía, toma de decisiones, competencia personal, comunicación, empatía y en conjunto todas aquellas habilidades que son necesarias para la acción diaria». Además, este modelo de aprendizaje para la vida independiente en un hogar puede satisfacer las necesidades de parejas y grupos familiares que conviven y quieren avanzar en su proyecto personal con apoyo ”, enfatizó.

APOYAR A LOS EMPLEADOS

Para ello, hay personal de apoyo en cada hogar en áreas como educación, inclusión o terapia ocupacional, que son asignados “en base al proyecto de vida de cada persona y de manera diferente en función de sus necesidades”.

Un apoyo de “baja intensidad” que se ofrece durante la semana, en los horarios en que las personas realizan sus actividades en el hogar y en materias como gestión financiera, organización de la casa, habilidades sociales y comunicativas, tiempo libre o participación en actividades comunitarias.

Este equipo de apoyo está disponible de lunes a viernes y durante los horarios en que las personas están realizando sus actividades en casa, aunque no hay personal disponible los fines de semana para «promover aún más su autonomía».

En definitiva, “es un recurso poco valorado que se adapta al desarrollo personal de cada participante, flexible y siempre guiado por la filosofía de vivir de forma independiente, teniendo en cuenta sus deseos y preferencias”.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *